Páginas vistas en total

sábado, 27 de agosto de 2016

El coaching y los patrones vibratorios


Último sábado de agosto. Acaba el verano del 16 y se inicia una temporada formidable, llena de esperanzas y de sueños. Me siento muy agradecido por ello.
Siguiendo la recomendación del mixólogo Pepe Orts (“nada es casual”), he estado leyendo ‘SuperCoaching para cambiar de vida’ de Raimón Samsó. Se trata de un texto publicado en otoño pasado y que ya está en tercera edición. Consta de tres “cajas”, cada una con 25 estrategias probadas para cambiar el rumbo de tu vida, desarrollar un plan de acción y ponerlo en práctica. Desde la gratitud (el hábito número uno, que nunca deberíamos olvidar) a activar la magia. Un texto muy interesante y valioso. Me queda pendiente leer su famoso ‘El código del Dinero’, sobre inteligencia financiera.
Hablaba ayer de su vídeo ‘Yo Soy’ para decretar deseos: www.youtube.com/watch?v=RYjw82k3eZg En él diferencia el coaching habitual del SuperCoaching, que es desde el corazón, desde el nivel de consciencia. Sería la misma diferencia que entre el juego interior (Tim Gallway) y el juego externo. Nos propone “conectar con una parte de mí donde nada es imposible”).
Lo que actúa es la “Ley de la Asunción”. Si desde tu consciencia persistes en tu emoción dominante, los resultados que deseas son seguros. Es “viajar al futuro, recoger la emoción y obtener los resultados”. Más allá de la “Ley de la Atracción” (la de ‘El Secreto’), aprovecha la identidad, no el ego.
Raimón Samsó nos propone “meter a los cinco sentidos en una cajita” y trascender, porque no es “lo que somos, sino lo que podemos llegar a ser”. Una propuesta muy valiente, de crecimiento y desarrollo, no de defensa.
“Finge que tienes éxito hasta que ya no tengas que fingir” (RS, inspirado en el “Fake till you become it” de Amy Cuddy, Harvard). Compórtate por encima de las circunstancias.
“Lo que mi atención incluya es ley”, porque el Universo es inclusivo, la atención no existe (es un invento del ego). “Cuando no sabes quién eres, sufres. Inevitable. Porque pierdes y renuncias a todo tu potencial, a todo tu poder”.
Raimón sigue los principios de la física cuántica sobre los patrones vibratorios (todo es energía). El problema es que solemos centrarnos en lo que no queremos. “Cuando te falta algo, si pones la atención en ello, malo”. “La vibración de la ausencia y de la presencia son incompatibles. Estás en el Amor o en el miedo, pero no puedes estar en los dos a la vez”.
Todo esto, nos advierte Raimón Samsó, entraña una gran responsabilidad, porque “un gran poder no controlado puede ser peligroso”. Afortunadamente, siempre según sus enseñanzas, contamos con un termómetro: nuestras emociones. “Si te sientes bien, es que estás centrad@ en lo que quieres. Si te sientes mal, es que estás centrad@ en la ausencia de lo que quieres”. Debemos reflexionar (muy propio del Coaching), preguntarnos cómo nos sentimos… y respondernos. “No es lo que yo quiero, es lo que YO SOY, es lo que yo siento, es mi vibración”. Recordando al gran Wayne Dyer, cuando tengamos un pensamiento negativo (que es vibratorio) en menos de 20’’ debemos pasar al “Next”, a lo siguiente. Y si manifestamos algo positivo, en 90’’ ya lo estamos manifestando vivamente. “Tienes que contarte una historia diferente. No digas cómo te va, sino cómo te va a ir. Lo que quieres que sea”.
Hay 4 niveles de manifestación: conseguir algo por ti mism@, hacer que alguien lo haga por ti, manifestarlo como un regalo (lo atraes) y finalmente lo manifiestas (piensas en algo y ya existe). “Nuestra función, nuestro cometido, es hace visible lo invisible”, pasar del “ámbito implicado” al explicado.
En general, tenemos más práctica en lo que no tenemos que en lo que sñi queremos (el punto de poder). “Es tan fácil crear lo que no quieres como lo que quieres. No pongamos el foco en el problema, sino en las soluciones. En qué me he de llegar a convertir para que deje el problema de existir. Si buscamos culpables, los problemas se mantendrán. Si está en tu realidad, tú eres el/la responsable”.
El método de Raimón Samsó es, por tanto, auto-revelar mi identidad (saber quién soy), decretar mi deseo, saber que ya existe lo deseado y sentir la emoción anticipada de logro (cuando la emoción es dominante, empiezas a manifestar). “No es lo que quieres, es lo que eres”. “Deja de hacer cosas, SÉ otra persona”.
Citando a Krishnamurti, “dentro de ti hay un gran poder, el asunto es si está activado o no”. El poder de un Dios, el entusiasmo. “Yo soy Amor, yo soy Consciencia; reconozco mi identidad”.
Interesante: en el mundo de la consciencia, “el cómo es irrelevante”. Se trata del Quién y del Qué. “Nadie sabe nada” (Caos). “Si empiezas a didar sobre el Cómo, es que no sabes Quién eres”.
La conferencia es un gran homenaje a Neville Goddard. “Entra en tu interior y cierra la puerta”. Raimón comenta la parábola de los talentos, y nos enseña que no es “una crueldad bíblica”, sino una lección de la ley de la Asunción, “un acto de autoconocimiento y de autorresponsabilidad”. Porque “no es el esfuerzo, es la Consciencia”.
Una sensación práctica de deseos cumplidos.
Gracias, Raimón, por este texto y esta brillante conferencia, así como a Pepe Orts, nuestro mixólogo de cabecera, por abrir esta puerta. Pepe y su entorno son la prueba fehaciente de que funciona. 
Música para esta entrada, 'Magic' de Olivia Newton-John: www.youtube.com/watch?v=Jj5vagsGC38 "We have to believe we are magic".

viernes, 26 de agosto de 2016

Magia, lágrimas y estados de consciencia

-->
Para esta entrada, música de M-Clan: ‘Souvenir’, que resume esta semana laboral: www.youtube.com/watch?v=hAWZi5l-XusMadrid, Bilbao, Sevilla, Ibiza, 
Alicante o Santander, 
una botella de tequila, 
una foto del Che”. Gracias, Inma, por la sugerencia.
Ayer por la tarde tuve el privilegio de asistir al taller de Mixología en torno al Gin-Tonic impartido por el gran Pepe Orts en el Barceló Asia Gardens (Finestrat, Alicante). Gracias, Pepe, por un taller de tres horas muy ameno, en el que aprendimos muchísimo y disfrutamos de cuatro gin-tonics realmente especiales. Eres fabuloso. Y también mi gratitud a Celia Lastra, directora de AFAE (Asociación de Familiares de Personas con Alzheimer de Elche), una persona muy especial, dedicada y cariñosa como pocas.
Pepe Orts es uno de los grandes nombres de la mixología en España. Abogado de profesión, fue durante 10 años CEO de Territorios de la Nueva Economía, durante tres Secretario General de la Asociación del Calzado de Elche y hace cinco años (julio de 2011) vivió un proceso de reinvención fascinante. En la actualidad es Brand Ambassador de Toque Especial, mixólogo, freelance bartender, bar consultant y masterclass trainer, y uno de los principales especialista en botánicos y cítricos para coctelería de nuestro país. Uno de los mayores expertos en cócteles (con y sin alcohol) que puedas imaginar, referencia absoluta en este campo.
El taller fue interesantísimo, y si cabe aún más la cena que tuvimos en “petit comité” en la Cava Aragonesa de Benidorm (Plaza de la Constitución).     
“¡Vuelve la magia!”, nos contó Pepe al inicio de la cena. Como sabes, la palabra “magia” procede del griego “mageia”, cualidad de lo sobrenatural, y ésta del persa “magus” (quien tiene poder, la casta sacerdotal) y del sánscrito “maga” (ilusión). Como suelo decir, “la magia es una forma especial de comunicación”. Pepe hace magia, con sus cócteles y en la conversación.
Me apunté varias de las frases que Pepe, seguidor de la Psicomagia de Alejandro Jodorowsky (conjunto de técnicas que aúnan la psicología, el chamanismo, la intuición, la filosofía y el arte con una finalidad terapéutica), compartió durante la cena: “La magia está llena de lágrimas”, “Contra la biología no se puede ir”, “La oxitocina es la hormona que mata a las parejas”, “El amor incondicional se basa en dos parámetros: te amo tal como eres y sin pedirte nada a cambio”, “El placer te puede llevar al miedo”, “Ni hay santo sin pasado ni pecador sin futuro”. Te animo a reflexionar profundamente sobre cada una de ellas, porque tienen miga.
También nos recomendó el vídeo de Raimón Samsó sobre “estados de consciencia” titulado ‘Manifestar deseos con el decreto “Yo soy”: https://www.youtube.com/watch?v=RYjw82k3eZg Se trata de comportarnos como si ya hubiéramos conseguido lo que nos proponemos (en el caso de su relación actual: “Somos novios, nos tenemos un cariño limpio y puro”). Raimón Samsó es el autor de ‘El código del dinero’ y ‘Supercoaching’, libro que he comprado esta mañana y leeré pronto.  
Hoy en Alicante, algo de trabajo, desayuno y almuerzo con amig@s y vuelta a Madrid a media tarde. Lo he pasado de maravilla, porque sois muy especiales. Muchísimas gracias.  
En el tren, mientras escribo estas líneas, la música de Fernando Velázquez (uno de nuestros grandes compositores), la BSO de ‘Lo imposible’: www.youtube.com/watch?v=2qaoSZPQyI4 Mi recuerdo a María Belón y a todas las madres que protegen a sus hijos para un futuro mejor.             

jueves, 25 de agosto de 2016

Cómo triunfan los niños. Determinación, curiosidad y el poder del carácter


Me siento particularmente satisfecho y sanamente orgulloso del desayuno/reunión de trabajo de esta mañana, con el DG y el DRH de una de nuestras principales empresas clientes, en el que se han tomado decisiones de selección de alto nivel, de reestructuración, de planes de acogida, desarrollo, etc. cubriendo prácticamente todo el Ciclo Estratégico del Talento. Mi gratitud hacia ellos, prueba de que, al menos en las mejores compañías, las cosas están cambiando radicalmente a mejor.
Como sabes, me interesa mucho el tema de la educación. Por ello, he estado leyendo ‘Cómo triunfan los niños. Determinación, curiosidad y el poder del carácter’, del periodista canadiense Paul Tough. Un análisis brillante, con multitud de ejemplos de éxitos y fracasos, de que el éxito no va tan unido a la inteligencia (necesaria, pero no suficiente) como a las “non-cognitive skills”, las habilidades no cognitivas: la perseverancia, el autocontrol, la curiosidad, la meticulosidad, la resolución y la autoconfianza. El autor repasa los últimos descubrimientos en neurociencia, educación y psicología.
Lo primero que agrada es el espléndido prólogo de los traductores del libro, José María Carabante, Jorge Moya y Juan Velayos. “Una enseñanza de calidad es posible y ha de asegurar que todo alumno pueda contar con el suficiente bagaje personal para enfrentarse en su caso a la marginalidad, la pobreza o la desintegración familiar”.
Betty Hart y Todd R. Risely, psicólogos infantiles, estudieron desde los años 80 a una serie de niños de distintas clases socioeconómicas. La diferencia crucial en su educación y en sus resultados posteriores fue el número de palabras que oían de sus padres al inicio de su vida. A los 3 años, los de clase alta unos 30 M de palabras; los de clase baja, la tercera parte. Lo creamos o no, el fracaso empezó ahí.
Frente al modelo cognitivo, lo crucial para nuestros hijos es “si podemos ayudarles a desarrollar un conjunto diverso de cualidades, entre las que se incluyen la perseverancia, el autocontrol, la curiosidad, la meticulosidad, la resolución y la autoconfianza. Los economistas se refieren a ellas como habilidades no cognitivas; los psicólogos las llaman rasgos de personalidad; y el resto las denominamos carácter”.
Paul se refiere a los trabajos de investigación del premio Nobel de Economía James Heckman (Universidad de Chicago) y su “tribu”, al ‘Aprenda optimismo’ de Seligman, a la “Fluidez” (Experiencia Óptima) de Csikzentmihalyi, al estudio ACE (Adverse Child Experiences) de los 90, al concepto de Apego (Mary Ainsworth), a los estudios de Minnesota (“los bebés que recibieron la dosis extra de atención serán más tarde más valientes, más independientes, más tranquilos, y tendrán además más capacidad de enfrentarse a los obstáculos”).
Cómo construir el carácter. Paul Tough se refiere al KIPP (Knowledge is Power Program) en el Bronx: escalar la montaña hasta llegar a la universidad, con un enorme éxito. Se basó en el libro de Fortalezas del Carácter de Seligman y Peterson (cuyo test utilizamos en los procesos de Coaching de Equipo). Un contrapunto al conocido DSM. Y a Walter Mischel y su “mashmallow test” (prueba de las golosinas). Destaca la meticulosidad (atención a los detalles) como una de las “cinco grandes de la personalidad”, junto con la afabilidad, sociabilidad, neurosis y apertura mental. Brent Roberts (Universidad de Urbana-Champaign) ha demostrado que las personas con mayor meticulosidad tienen mejores notas, viven más y mejor, tienen menos derrames cerebrales y menor incidencia de Alzheimer. “Explica todo lo bien que le va a la gente, desde la cuna a la tumba”.
Autocontrol y también Determinación (Angela Duckworth, 2005). El carácter como rendimiento. La opulencia puede generar niños con baja resiliencia (Suniya Luthar, Universidad de Columbia). Si están sobreprotegidos, no se enfrentan a sus propios límites. Disciplina, buenos hábitos, identidad. Mentalidad ganadora (Carol Dweck).
Cómo pensar: se creía que el ajedrez correlacionaba con el CI (Ecuación Levitt, 1997); sin embargo, Jonathan Rowson (también gran maestro, como Levitt) ha demostrado que es errónea. “La habilidad para reconocer y dominar tu emociones es tan importante como tu forma de pensar”. Flexibilidad.
Maestría. El autor se refiere a Malcolm Gladwell (‘Fueras de serie’, 2008) y a la teoría de Anders Ericsson sobre las 10.000 horas de práctica deliberada, con el caso del húngaro Laszlo Pulgar, psicólogo húngaro que crió a tres hijas campeonas.
¿Esfuerzo? Babcock y Marks (Universidad de California) analizaron el tiempo de estudio de los universitarios en EEUU desde la década de los 20. En 1961, 24 h/semana estudiando fuera del aula; en 1981, 20 h.; en 2003, 14 horas.
Hemos de educar para saber gestionar el fracaso, desde el valor del esfuerzo. Un texto muy interesante.
Todo ello, con música de Adéle: ‘When we were young’.  

miércoles, 24 de agosto de 2016

Las 33 reglas que pone el Cliente para un Servicio excecpional


Jornada en Madrid. Almuerzo con una empresa cliente de Right Management (Mapa del Talento, Desarrollo del Liderazgo, Coaching Estratégico) que es uno de los gigantes mundiales en tecnología, call para un coaching de equipo en inglés en septiembre y cena con una empresa cliente de Valencia. Mañana seguiremos reuniones con el DG y el DRH, que son personas enormemente valiosas.
Ayer, en el Palacio de la Magdalena, tras el almuerzo nos dio tiempo de asistir, en el Curso sobre Ciudades sostenibles, a la conferencia de Stephen Goldsmith, profesor de Harvard, exalcalde de Indianápolis y vicealcalde de Nueva York, sobre los P3 (Proyectos Público-Privados), con las mejores prácticas. Y además un encuentro con el gran Emilio Ontiveros, uno de los mejores economistas de nuestro país, con el Rector de la UIMP, el Vicerrector, el gerente, etc. Y en Las Llamas, con mi gran amiga Yolanda Temprano, una autentica “madre coraje” a la que admiro especialmente. Mi gratitud a Miguel Ángel, Pablo, Emilio, Jesús, José Mª, Ana, César, Rodrigo y Yolanda por un día especial. 
He estado leyendo ‘El cliente pone las reglas. 39 normas esenciales para brindar un servicio excepcional”, de Lee Cockerell. El autor fue VP ejecutivo de operaciones de Walt Disney World, con un “manpower” (fuerza laboral) de 40.000 profesionales: hoteles con más de 30.000 habitaciones, cuatro parques temáticos, dos parques acuáticos, cinco campos de golf, centro deportivo, espectáculos, etc. En su trayectoria, Hilton, Marriott y DG de Disney en París y Orlando. Fruto de su experiencia fue su libro anterior, ‘Ponga magia en su empresa’ (hablé de él en este blog el 9 de noviembre de 2008). Para un servidor, “la magia es una forma especial de comunicación”. Algo es mágico cuando te llega especialmente.
Si en el texto anterior Lee se refería a las “10 estrategias de sentido común desarrolladas por Disney” (y al liderazgo necesario para implantarlas), en éste se centra en 39 reglas, aplicables por tod@ profesional a sus clientes, tanto externos como internos. Stephen Denning (‘The Leader’s Guide to Radical Management’) llama a esta nueva época ‘la Era del Capitalismo del Cliente’. Es decir, del Talentismo.
Buscando el óptimo paretiano del 20%, de las 39 reglas te sugiero estas ocho:
- El servicio al cliente no es un departamento. Es una responsabilidad personal, de tod@s. El buen servicio sirve a los objetivos comerciales de la empresa. Los clientes se ganan de uno en uno y se pierden de mil en mil.
- No pasemos por alto los básicos: pulcritud, apariencia personal, comunicación clara, atención, conocimiento. Por favor, gracias, sonrisa.
- Eficacia y profesionalidad, para lo que debemos contar con l@s mejores profesionales. Tenemos que ser “nuestro propio Shakespeare” (establecer un buen relato, un guión, una receta).
- Debemos tratar a los clientes como tratamos a nuestros seres queridos. ARE: Aprecio, Reconocimiento y Estímulo (es lo que l@s emplead@s desean de sus directiv@s). Prestar atención, saber la verdad, comprender para ser comprendid@, aprender de los mejores (leer más, fijarnos en el sector, ver quién destaca y por qué).
- El lenguaje es importante. Debemos ser “artífices de la palabra”, mostrando accesibilidad. Nunca discutir con un/a cliente (“aunque ganes la discusión, ambos pierden”). Jamás decir “No” (excepto en “No hay inconveniente”), saber disculparnos (“Sorry seems to be the hardest Word”, Elton John).
- Generosidad: gana siempre quien da. Si te piden “caballos más rápidos”, dales un coche (Henry Ford). Da garantías, más allá de las promesas.
- ASAP (en inglés, “lo antes posible”) debe ser el plazo habitual. “En lo que respecta al servicio, la velocidad importa” (por ello, la agilidad, respuesta VUCA). Mejor tener en el equipo a un tecno-friki y atender a los detalles. No demos responsabilidad sin autoridad (empowerment).
- Hemos de diferenciar entre necesidades y deseos. Los cuatro deseos principales son hacernos sentir especiales, tratarnos como individuos, mostrar respeto hacia nosotr@s y estar bien informad@s. “Deles lo que desean, aunque no sepan qué es”.
Lee resume estas 39 reglas en lo que su nieta Margot, de 12 años, le dijo en una reunión familiar: “Sé amable”. Es decir, no forzar, centrarte en la persona y mejorar continuamente. Me gusta la palabra Amable (del latín “amabilis”, digno de ser amado; ese sufijo “ble” denota posibilidad). Un comportamiento afectuoso y solidario.
La canción de hoy es precisamente ‘Easy’, de Lionel Richie. www.youtube.com/watch?v=waV741V1MHYI wanna be high, so high/ I wanna be free to know/ The things I do are right/ I wanna be free”.

martes, 23 de agosto de 2016

Enseñanzas olímpicas para el desarrollo de nuestro Talento

-->
La de hoy en Santander ha sido una jornada preciosa. He llegado a la capital de Cantabria a media mañana, me ha recogido mi buen amigo Miguel Ángel, una de las personas más inteligentes que conozco, y he vuelto a Madrid (con sobaos y anchoas, como debe ser) después de las 7 de la tarde. No revelo los lugares donde hoy hemos estado porque para mis compañeros de Dirección de ManpowerGroup, en el SLT (Strategic Leadership Team) de la semana que viene van a ser una agradable sorpresa. Estoy convencido de que vamos a pensar juntos y a organizar la temporada no sólo en un “sitio con alma”, marca de la casa, sino en uno de los parajes más bellos de la Tierra: Cantabria infinita.

¿Qué podemos aprender de los Juegos de Río finalizados antes de ayer? Creo que hay valiosas claves para el desarrollo de nuestro talento individual y colectivo:
- El poder de la inversión. Luis María Ansón recordaba las sabias palabras de José Antonio Samaranch previas a Barcelona 92: “En el deporte se necesita gente capaz y luego dinero, dinero, dinero. Si se quieren ganar medallas hay que financiar a los atletas para que no tengan la menor preocupación económica, y puedan dedicar todas las horas del día a pensar y practicar su especialidad”. La gente capaz se llama talento (España es tierra de Quijotes, también en el deporte) y la financiación se obtuvo a través del plan ADO (mi recuerdo al gran Tomás Pascual, pionero en este patrocinio) y los resultados: en Seúl 88, 1 medalla; en Barcelona, 22. Hemos de reinventar el ADO (Alejandro Blanco, presidente del COE, ya lo ha señalado) y aplaudir experiencias como la de la UCAM (Universidad Católica de Murcia), responsable en buena medida de 11 de nuestras 17 medallas. Llevamos a Río 306 deportistas, la cuarta delegación europea (Gran Bretaña, Alemania o Francia cuadriplican nuestro presupuesto). Invertir en educación es de lo más rentable (Heckman, Marta Grañó) y hacerlo en deporte, transmitiendo sus valores, también lo es.
- La cántabra Ruth Beitia, 37 años, “la mente plácida de quien no tiene cuentas pendientes”. Ramón Torralbo, su entrenador desde hace 26 años (“su 50%”, como dice ella; ¿son importantes l@s coaches?), destaca que Ruth “es una persona segura y firme en sus decisiones, que son todas muy meditadas. En su rendimiento en los últimos años ha influido mucho el que sean los años más tranquilos de su vida. No sale a competir, sino a divertirse en la pista y eso hace que compita mucho mejor”. En Londres 2012 decidió retirarse tras el 4º puesto. “Y cuatro meses después, Ramón me engañó”. La vida le dio una segunda oportunidad para aprovechar todo lo que había guardado. ¡Bravo, Ruth. Eres la mejor atleta española de la historia!
- El lleidatá Saúl Craviotto, cuatro veces medallista olímpico en tres Juegos. “No soy diferente a nadie, sólo hago mi trabajo”, dice. Su motivación es su familia (su mujer “es el pilar de todo”). Y añade: “A veces los palos ayudan, tienes dos caminos: o venirte abajo y hundirte o coger más fuerza todavía, que es lo que me pasó a mí”. Trabaja con humildad, “que es lo que me han enseñado mis padres”.
- El riojano Carlos Coloma, bronce en mountain bike. Entrenado por un boxeador (José Ignacio Barruetabeña), se recuperó de una grave fractura en el hombro.
- El conjunto de gimnasia rítmica, plata tras el oro de Atlanta 96 y la decepción de Londres. “Hace meses decían que no aguantaban” (Sara Bayón, segunda entrenadora). ¿Y qué decir de Mireia Belmonte, Carolina Marín, Maialen Chourrault, Eva Calvo, Lydia Valentín o la selección de basket? Liderazgo Femenino.
- Además, la sonrisa de Rafa Nadal (ejemplo de pundonor), el piragüista Marcus Walz, Orlando Ortega, Joel González, Gasol y compañía…    
- Como también nos ha recordado Ansón en su artículo de hoy sobre los JJ.OO. “Cuando los dioses nos conceden un resplandor de gloria, entonces nos envuelve una gran luz y la vida es dulce”. Para siempre en nuestra memoria los triunfos de nuestros deportistas.
Mi recuerdo, cariño y admiración a mis grandes amigos Jorge Carretero, mentor de Deporte y Sociedad del Human Age Institute, y Leonor Gallardo, especialista en gestión deportiva. Tengo muchísimo que agradeceros por lo que habéis enseñado sobre el Deporte.
Música de Juegos Olímpicos: ‘Summon the heroes’ (Convocando a los héroes): www.youtube.com/watch?v=q3kNRyh_rj8 y la inolvidable ‘One moment in time’ de Whitney Houston: www.youtube.com/watch?v=c84ogrNEds0   

lunes, 22 de agosto de 2016

Saltar de la Pecera. Una historia de Marca Personal


Si bien la “temporada” (mi cuarta en ManpowerGroup) comienza realmente en Santander el próximos lunes 29 en nuestra reunión de Dirección, esta semana la inicio en la oficina. Y lo he hecho celebrando los más de 11.000 “compañer@s de viaje” en Twitter esta mañana. Mi gratitud a quienes me habéis felicitado (con vuestros “Me gusta”).
He estado leyendo ‘Saltar de la pecera. Una historia de Marca Personal’, de Cristina Mulero Calvo, en papel, como a mí me gusta. Uno de los libros del año, no sólo en el tema de Marca, sino de gestión empresarial y desarrollo del talento. Un texto ameno, entretenido, con un ritmo sumamente agradable, que destaca por:
- el relato basado en la experiencia. Como si se tratara de una película de Pixar, funciona en dos planos: las vivencias de Gabriel Rivero, desempleado con ADE de 39 años que no consigue “salir de la pecera” y se muere de miedo en una entrevista de selección, por lo que contacta con Silvia Vázquez, experta en orientación profesional y Marca personal; y las principales lecciones sobre el concepto de Marca Personal, en el caso de Gabriel… y en el de cada un@ de nosotr@s. Valiosísimas.
- Al inicio de cada capítulo, preciosos versos de Tania Evans, psicóloga de referencia (ya sabes, mi coach de serenidad y acompañamiento emocional) y una extraordinaria poeta. Pronto, su nuevo libro. Aquí, unas perlas: “Tu día de suerte no existe./ Existe el día en que eliges mirar y VERTE”.
- Prólogo de Andrés Pérez Ortega, introductor del concepto de Marca Personal en España. “Podemos convertir una crisis en una oportunidad. Pero hay que estar preparado. De eso va este libro”. El sabio Andrés da la alternativa a la autora (“Siempre me ha demostrado su capacidad para encontrar, utilizar y transmitir cualquier información que he necesitado. Siempre me ha sorprendido y maravillado la rapidez con que ha sido capaz de generar valor con los contenidos relacionados con el desarrollo profesional y con la Red”) y nos anima: “Ahora, no te lo pienses más y ¡Adelante, salta de la pecera!”. La generosidad de un Grande.
- En la vanguardia de la Marca en torno al Talento, que Cristina define como “nuestra capacidad para lograr nuestras metas”, en un mundo de “pantecnología” (la tecnología aplicada a prácticamente todas las actividades humanas). Talento como “inteligencia triunfante” (Marina). El fin de la pecera (de los oficinistas del pasado) es una nueva era. La autora tiene la amabilidad de incluir una terna con Tom Peters (‘A Brand called You’, 1997), Dan Pink (‘A whole new mind’, 2009) y un servidor (‘Del Capitalismo al Talentismo’, 2012).
- El dominio de conceptos como la polarización (low cost vs premium) del mercado laboral, el aprendizaje continuo (L3), el branding personal (“proceso estratégico que transmite, de un modo consciente y deliberado, nuestra identidad profesional y nuestro valor diferencial a los demás”), la Marca como Confianza, el “trampolín de Marca” (identificar nuestros talentos, el contexto, la esencia, actuar a pesar del miedo: confianza en un@ mism@ y en l@s demás, aproximaciones sucesivas, autoconocimiento, verdad y AMOR), identidad profesional (misión “no imposible”, visión, valores, coraje, fluidez), posicionamiento, “elevator pitch”, actitud emprendedora (“capacidad de hacer nuestro el proyecto”), etc. Me ha gustado especialmente la entrevista de trabajo como “diálogo entre marcas”. Y como dice Tom Peters, “Por lo general no se puede poner marca a la basura”.
- Si bien dedica páginas muy útiles al posicionamiento de Marca en redes sociales, el tema es accesorio dentro de la enorme estructura del libro. La autora cita a Irene Martínez (‘Marca Profesional’, 2014) en su clasificación de red de contactos en red de confianza, de relaciones y de conocidos.   
- Por si todo esto fuera poco, como dice Paco Carreras (coach ejecutivo y amigo personal de la autora), el libro encierra una historia de amor, de Gabriel… y no precisamente con Silvia: “¿Y si te dan el trabajo, ¿te vas?”. No soy muy partidario de historias noveladas (aunque ‘La sensación de fluidez’ lo sea), si bien en este caso, merece “la alegría”.
Además, el colofón de “diez claves muy personales”, con citas de Daniel Goleman, Seth Godin, Nelson Mandela, Henry Adams, Gandhi, Steve Jobs, Cervantes, Andrés Pérez Ortega y Tania Evans. Como muestra, la de Gabriel Bertotti, artista de las palabras: “La belleza es la pura simetría entre bondad e inteligencia”.
En definitiva, ‘Saltar de la pecera’ es una invitación a la acción (como sabes, “acción” en sanscrito se dice “karma”).  

“Marca Personal es lo que dicen de ti cuando no estás presente” (Jeff Bezos, CEO de Amazon).  
De la pecera al “océano azul”, en que eres Únic@. Gracias, CrisMul, por un texto tan atractivo que realmente MARCA.

domingo, 21 de agosto de 2016

Lecciones de Management del creador de Pokemon Go


Delicioso domingo de sol, almuerzo en Tommy Mel’s, siestecita y por la tarde baloncesto (la medalla de bronce de Pau Gasol y compañía), gimnasia rítmica y fútbol (Real Sociedad-Real Madrid). Mi gratitud a quienes lo habéis hecho posible.
La música de hoy es ‘Fix you’ de Coldplay en su concierto en la ciudad de México (16 de abril de 2016) www.youtube.com/watch?v=avYc_W9dh6M Un niño autista se puso a llorar al escucharla: www.youtube.com/watch?v=N4tcMTEABsk Gracias, Cris, por la sugerencia.  
En Escandinavia durante estos pasados 15 días hemos visto jóvenes –y no tan jóvenes- “cazando” Pokemon en Copenhague, Elsingor, Goteborg, Estocolmo, Oslo… Todo un fenómeno que ha superado a Twitter y en ingresos a Candy Crush. Por ello, me ha interesado hoy el artículo de Rosa Jiménez Cano sobre John Hanke (Cross Plains, Texas, 1967), creador de Pokemon Go.
John Hanke siente la pasión por emprender. Cursó un MBA en Berkeley, tras trabajar en el Departamento de Estado de EEUU. Los mapas son una de sus principales obsesiones. En 2001 creó Keyhole (cartografía digital), que Google compró 3 años después por 35 M $. Lo mejor, para John, el equipo: “Cuando se formó el equipo quedé sorprendido; nunca había visto un grupo de trabajo tan motivado y divertido”. Ese equipo de alto rendimiento es el germen de Google Maps y Google Earth.
Su elemento “único” es el amor por las cosas bien hechas (excelencia) en los tiempos del MVP (Producto Mínimo Viable), en eterna versión beta.
En 2011, convenció a Marisa Mayer (desde el año siguiente, CEO de Yahoo!) para fusionar videojuegos y realidad aumentada con Ingress. “El mundo era su campo de juego; era necesario moverse”.
Niantic es una empresa participada por Google y Nintendo, que aporta sus “Pocket monsters”. Tanto los que veían la serie japonesa en los 80 y 90 como las nuevas generaciones disfrutan como “cazadores”. ¿Un éxito “overnight”? “Sí”, aclara John, “esto ha sido un éxito de la noche a la mañana… tras 20 años de trabajo”. Ya sabes, dos ciclos de 10.000 horas de práctica deliberada.
¿Es Pokemon Go un fenómeno efímero, pasajero? Nadie lo sabe. Al parecer, Hanke tiene más de un centenar de Pokemon sin mostrar, acuerdos con tiendas, restaurantes y otros establecimientos como lugares de paso (lo hemos visto en parques y tiendas de juguetes como el Hamleys de Copenhague) y una pulsera que saldrá en otoño.
Lecciones de Management: Pasión, Innovación, Equipo, Excelencia, Aprendizaje. Grandes palabras que cuando se convierten en realidad marcan la diferencia. Seguiré a este talento llamado John Hanke.
Por lo demás, Maurizio Franzini (profesor de Política Económica de la Universidad de Roma – La Sapienza) revela que en el capitalismo no se han dado las condiciones del “sueño americano”, poder triunfar socialmente sin el apellido adecuado. Atención al TED de Nick Hanauer: amasó una fortuna por su linaje y no por su esfuerzo.
También en El País, ‘Espacios de trabajo que motivan’, con opiniones de mi admirado Alejandro Pociña, presidente de Steelcase, y la experta en marca Eva Collado, entre otros.
Y “la depresión es física cuántica: revela lo oculto”, opinión del británico Matt Haig, autor de ‘Razones para seguir viviendo’, la crónica de su batalla contra la depresión. “Hay muchas cosas diseñadas para crearnos ansiedad”. “La depresión elimina el futuro”.