Páginas vistas en total

domingo, 1 de marzo de 2015

¿Cuál es el color del Talento?

Este domingo, a eso de la una de la tarde, hemos salido para Atenas, para una reunión internacional de la zona mediterránea (directiv@s desde Portugal hasta Israel y Turquía). Estaremos en la capital helena hasta el martes por la tarde. Grecia es uno de mis países favoritos. La cuna de nuestra civilización. Seguro que compartiremos y aprenderemos mucho.
El pasado jueves nuestro compañero Viçenç, experto en marketing, nos formuló una pregunta sumamente interesante: ¿Cuál es el color del Talento?
Fue mi admirado Aristóteles de Estagira quien señaló que todos los colores surgen de unos llamados básicos: la tierra, el fuego, el agua y el cielo. Para Leonardo da Vinci (1452-1519) el color es propio de la materia; amplió la clasificación desde el blanco al negro, con el azul, el amarillo y el rojo, dado que el verde es una mezcla. Isaac Newton estableció el principio de que la luz es color y en 1665 descompuso la luz en un espectro, el arco iris. Goethe estableció la "psicología del color": nuestra respuesta a los colores como seres humanos.
Pero vayamos a la pregunta: ¿De qué color es el Talento? Aunque tal vez haya una cuestión previa: ¿Cuántos colores hay? Nuestro ojo es capaz de distinguir unos 10.000 colores. De ellos, tres son primarios: rojo, amarillo y azul. Otros tres son secundarios: verde, violeta y naranja. Son terciarios el rojo violáceo, el rojo anaranjado, el amarillo anaranjado, el amarillo verdoso, el azul verdoso y el azul violáceo. Los colores cálidos van del rojo al amarillo y los fríos, del azul al verde.

En términos de Psicología del Color (las investigaciones de Goethe y Kandinsky, entre otros):
- El Blanco simboliza pureza y modestia.
- El Negro, nobleza y elegancia.
- El Rojo, pasión y fuerza.
- El Naranja, entusiasmo y valentía.
- El Amarillo, jovialidad y excitación.
- El Verde, comunicación y crecimiento.
- El Azul, inteligencia y serenidad.
- El Violeta, dignidad y reflexión.
- El Marrón, realismo y confortabilidad.
Todos en realidad, simbolizan el Talento en mayor o menor medida.

Para el Human Age Institute, el Talento es CQC (Creer, Querer y Crear). El Talento está ligado a la emoción, y los colores "emocionales" son el rojo, el amarillo y el naranja. Sería, en definitiva, esa mezcla de "pasión e ingenio" (Silvia Leal), del rojo y el amarillo. Por tanto, el Talento ha de estar asociado al Naranja, suma de rojo y amarillo. Es el color de una fruta; el Talento no nace ni se hace, sino que se cultiva, obteniendo el fruto. El naranja es el color del aprendizaje, del cultivo (el talento no nace ni se hace; se cultiva), que rinde sus frutos. El naranja se sitúa en un ancho de banda de 590 a 620 nm. Para Goethe, era el color de la atención, de los niños. Para Luscer, la orientación pasiva de las necesidades. Para Kandinsky: fuerza, energía, ambición, determinación, alegría y triunfo. Para Le Heard, el amor apasionado.
Sin embargo, creo que el Talento es un miniespectro, que llega al Naranja (crear) desde las creencias y la voluntad. Creo que debe incluir el azul (el logro, la inteligencia), que es básico porque "de donde no hay no se puede sacar"; el desarrollo parte de la selección. Y debe incluir el verde: la esperanza, las creencias ("Pueden porque CREEN que pueden", Virgilio).
El Talento como un arco que nace del Azul, pasa por el Verde y acaba en el Naranja. El CQC: un Talento que estalla, que explota, que combina razón y emoción, presente y futuro.

Angélica Malpica Olivera y Fernando Cañizales Hernández publicaron 'Los 10 colores del Talento', una herramienta de pedagogía sistémica TACS. Efectivamente, el Talento puede tener 10 colores.Y básicamente tres: azul, verde y naranja.

"En este mundo traidor, / nada es verdad ni es mentira; todo es según el color /del cristal con que se mira" (Ramón de Campoamor).

sábado, 28 de febrero de 2015

El Talentismo como Capitalismo estético


Sábado deliciosamente primaveral en Madrid. Parece que el invierno deja paso a la nueva estación.
He estado leyendo ‘La estetización del mundo. Vivir en la época del capitalismo artístico’, del filósofo Gilles Lipovetsky (considerado el heredero de Tocqueville y Louis Dumont, uno de los más lúcidos analistas de la contemporaneidad) y el crítico de cine Jean Serroy. Una profunda obra de sociología.
Los autores consideran que “el capitalismo no tiene buena imagen”. Se asocia a valores más negativos que positivos, ha hecho desaparecer la armonía y el encanto. “Riqueza del mundo, empobrecimiento de la vida; triunfo del capital, liquidación del saber vivir; imperio de las finanzas, “proletarización” de los estilos de vida”. Sin embargo, “la expansión del capitalismo financiero contemporáneo no excluye en modo alguno la potenciación de un capitalismo de tipo artístico en ruptura con el modelo de regulación fordiano de la economía”. Del Capitalismo al Talentismo.
Ha habido, según Lipovetsky y Serroy, cuatro edades de la estetización del mundo: la artistización ritual, la estetización aristocrática (desde fines de la Edad Media), la estetización moderna (desde el siglo XVIII) y la era transestética, que se inicia en el momento actual. Una vida bella y sabrosa (la felicidad) en la que tal vez el arte (el talento) pueda salvar el mundo.
A diferencia de Ford, “el complejo económico-estético”, con cuatro lógicas:
1. Integración y generalización del orden del estilo, la seducción y la emoción en los bienes destinados al consumo comercial.
2. Generalización de la dimensión empresarial de las industrias culturales y creativas.
3. Nueva superficie económica de los grupos dedicados a las producciones dotadas de un componente estético.
4. Sistema en el que desestabilizan las antiguas jerarquías y se imbrican las esferas artísticas, económicas y financieras. “El estilo es un nuevo imperativo económico”. Es el imperio de lo efímero (el 80% de los beneficios de las películas se obtienen en los 15 primeros días de explotación), la explosión de los lugares de arte (8.000 museos en EEUU y más de 30.000 en la UE), la escalada de precios en el arte contemporáneo, el hiperconsumo estetizado (900 M de turistas anuales, el 12% del PIB mundial), valores de la bohemia… “La marca de la manzana y su creador iconoclasta como símbolos perfectos del capitalismo artístico actual”.
Hibridación entre arte, moda e industria. Grandes escritores son guionistas de series de TV, hipermoda, diseño de electrodomésticos o calzado deportivo, mezcla de géneros. “En la actualidad hay infinitamente más revolución en la economía que en el arte: es el capitalismo artístico y no el arte de vanguardia el que puede reivindicar la idea de cambiar el mundo”.
Hay una concentración en las multinacionales del capitalismo artístico: la moda, entre LVMH, Richemont y PPR (unas 100 marcas entre las tres), la cosmética, entre L’Oréal, P&G, Unilever. La distribución, entre Inditex, H&M, The Gap. En deportes, Nike y Adidas. Lo mismo en la publicidad, las cadenas de TV, la música (Universal tiene el 25% del mercado), etc. Una economía de extremos, en la que el 80% de los beneficios de Hollywood lo obtiene el 6% de las películas. En Francia, de 500 largometrajes, el 80% del beneficio está en 100. Es la “larga cola” (Chris Anderson), el star system, el turbocapitalismo. Pareto en acción.
El presupuesto de promoción de una peli ha pasado del 7% al 50% (en 1985, en Francia, eran 6’5 M $; en 2003, 39 M $). El arte como profesión: en EEUU, 2 M de artistas profesionales, cuatro veces más que en 1965.
Gilles y Jules encuentran tres fases en el Capitalismo artístico: la primera, hasta la IIGM, con los grandes almacenes, el diseño industrial, la alta costura, la publicidad, el cine, la industria musical; la segunda, hasta los 80: la lógica artística no es restringida sino social; la tercera, los últimos 30 años. Globalización e hipertrofia.
El Diseño es clave (como resaltaba Daniel Pink en ‘Una nueva mente’ e insistíamos en ‘Del Capitalismo al TAlentismo’). Es la Economía de la variedad, de las marcas, en todos los continentes. Un diseño emocional, conectado a los sentidos, vehículo de personalización. Pluralismo y eclecticismo.
El imperio del espectáculo y la diversión. La sociedad del hiperespectáculo se alimenta de televisión (de la “caja tonta” a la Smart TV), de las pantallas, de la mezcla, de los actores (deportistas, selfies), de experiencias vividas, de avalancha de imágenes, de estelización general, de hipertorfia (exceso). “Es el triunfo del entretenimiento general”. Gigantismo, choque visual, provocación, escalada de violencia, ricos y famosos, “espectáculo en el espectáculo” (biopics, cine sobre el cine), sensacionalismo. Sus extensiones son los “reality shows”, las exposiciones, el deporte, las pasarelas, el videoclip… Un futuro prometedor y un mundo kitsch.
Las ciudades se consumen, con arquitecturas comerciales y paisajes urbanos. Una “ciudad shopping”, de consumidores transestéticos. Y también una ciudad sensible.
Refinamiento del paladar (gastronomía), embellecimiento personal (cosmética), dictadura de la belleza (tanto en mujeres como en hombres), globalización y progeso. Es el paso del “homo festivus” al “homo aestheticus”. Hedonismo, calidad de vida, sensualidad. “Ya no somos capaces de hablar con convicción del bien y del mal” (Allan Bloom).
Para Gilles Lipovetsky y Jean Serroy, no es un callejón sin salida ni un paréntesis histórico, sino “la andadura de la humanidad”.
Una obra que nos ayuda a reflexionar.
También me han gustado las entrevistas a Álex Aranzábal, presidente del Eibar (Carmen Méndez, en la contraportada de Expansión): “Me motiva romper límites y buscar desafíos” y a Jurgen Stackman, presidente de SEAT (Sergio Piccione, en El Mundo): “Quiero volver a los beneficios de forma sostenible”. Dos directivos con ideas claras y un liderazgo avanzado.    

viernes, 27 de febrero de 2015

El juego de hormonas entre el Liderazgo Femenino y Masculino


Disfruté mucho de la Reunión Estratégica que mantuvimos ayer por la tarde en Barcelona con un centenar de nuestros managers. El 90% del Éxito es una “ejecución disciplinada” (disciplina proviene de “discípulo” y significa aprendizaje deliberado; es un signo de equipo de alto rendimiento). Por ello, requiere que quienes están “al pie del terreno” la conozcan, la compartan y muestren su Liderazgo (el ejemplo hace al/a la líder) para alcanzarla. El éxito no es por casualidad. Mi gratitud a mis compañer@s por su concentración, atención y participación ayer.

Esta mañana he leído en el Stefano Scabbio Daily la crítica de Carly Fiorina a Hillary Clinton: “No tiene ni idea de lo que es el Liderazgo”.
Tuve la ocasión de conocer personalmente a Carly Fiorina cuando era la CEO de HP con motivo de un acto de APD en Madrid (mi agradecimiento a Mª Teresa Lerroux, que lo hizo posible). Pudimos charlar sobre El Quijote, porque Carly es historiadora y admira el sentido humanístico del Caballero de la Triste Figura.
Hoy he tenido un almuerzo-coloquio con la Asociación de Directivas de Aragón sobre Liderazgo Femenino (mi agradecimiento a Ana Solana Castillo, su presidenta, y a las asociadas). Ya sabes que hasta hace bien poco, decir que el cerebro femenino y el masculino eran distintos era tabú. La Dra. Brizendine es una de las pioneras en mostrar esas diferencias: el cerebro femenino es más eficiente (un 9% menor pero con la misma cantidad de neuronas), dedica un 11% más a la comunicación, tiene un hipocampo mayor (más emotivo), es más empático y menos testosterónico (menor inteligencia espacial, menor agresividad, menos tiempo pensando en el sexo), es más ejecutivo (corteza prefrontal).
Estamos en pleno tsunami, por la convergencia de tres megatendencias: la hiperconectividad (el pasado 2014 se superaron los 7.100 M de suscripciones de móviles, más que personas en el planeta; más de 2.700 M estamos conectad@s a internet), la aceleración tecnológica (crecimiento exponencial), con tres grandes oleadas de biotecnología, inteligencia artificial y robótica; la irrupción de 4.000 M de “nuevos ciudadanos” desde países emergentes, con ganas de vivir en Occidente. En definitiva, es un mundo paretiano por la educación, la innovación y la ambición. Te recomiendo, si quieres profundizar en el tema, el libro ‘El mundo que viene’, de Juan Martínez-Barea, que ya comenté en este blog.
El nuestro es un mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo) al que hemos de responder desde un Liderazgo VUCA (Visión de futuro, Comprensión, Claridad en la ejecución, Agilidad). Es el modelo i4 de un “Liderazgo patas arriba”, en palabras de la Dra. Silvia Damiano: un Liderazgo Inspirador, Integrador, Imaginativo e Intuitivo. ¿Hay, en este modelo, diferencias de género?
Según  ‘Female Leadership’, el estudio de McKinsey (2009) sobre los nueve rasgos del liderazgo innovador, hay tres características en las que las mujeres tienen una importante ventaja: Desarrollo de Personas, Expectativas y Recompensas y Creación de modelos; dos con ligera ventaja del Liderazgo Femenino: Inspiración y Toma de decisiones participativa; hay empate entre hombres y mujeres en Estímulo intelectual y Comunicación eficiente (empate entre hombres y mujeres) ; y ventaja del Liderazgo Masculino en Toma de decisiones individual y Control y corrección. La tendencia hacia el/la líder-coach está clara.
En ‘No hay Marte sin Venus… ni Venus sin Marte’, de John Gray (creador del concepto de “Venus y Marte”) y Barbara Annis (directora del Women’s Leadership Board de Harvard) nos ofrecen un interesante estudio sobre los “puntos ciegos” de ambos sexos:
- ¿Igualdad de oportunidades? El 58% de los varones cree que hay igualdad de oportunidades en el trabajo; solo un 24% de las mujeres piensa lo mismo.
- ¿Aprecian los hombres a las mujeres en el trabajo? El 79% de los varones así lo piensan, y solo el 48% de las féminas.
¿En qué quieran ser reconocidos? Ellos, por sus resultados (89%); ellas, por su esfuerzo (82%).
- ¿Os sentís excluidas las mujeres? Según los hombres, no (92%); según vosotras, sí (82%).
- ¿Tienen que andar los hombres con “pies de plomo” con vosotras? Según las chicas, no (82%); según los chicos, sí (79%).
- ¿Hacen las mujeres demasiadas preguntas? ¡Qué va!, pensáis vosotras (80%); claro que sí, pensáis vosotros (92%).
- ¿Escuchan de verdad los hombres? Evidentemente, responden ellos (82%); para nada, consideráis vosotras (48%).
- ¿Sois las mujeres demasiado emocionales? Resulta que los hombres solo contamos algo negativo si es muy importante y a tres personas de mucha confianza; las mujeres contáis tanto lo positivo como lo negativo a una media de 32 personas.
- ¿Somos los hombres insensibles? Aquí estamos bastante de acuerdo… en que sí (el 72% de las mujeres y el 68% de los hombres opinan eso).
Tenemos que mejorar mujeres y hombres en “Inteligencia de género”, la capacidad de empatizar con el sexo opuesto. La oxitocina (la hormona del cariño) es típicamente femenina y los varones la necesitamos desarrollando la empatía, la orientación a l@s demás y el trabajo en equipo (pasar de agresivos a asertivos). La testosterona, hormona típicamente masculina, la segregáis las mujeres con orientación a resultados, motivación de logro, perseverancia y agresividad (pasar de sumisas a asertivas). Se trata de combinar lo mejor de cada género, como nos enseñña Silvia Leal, mentora de eLeadership del Human Age Institue y autora del imprescindible ‘Ingenio y Pasión’.
Y junt@s, segregar endorfinas (calidad de vida) y los tres “mensajeros alegres”: serotonina (placer), dopamina (atención) y norepinefrina (memoria). Y evitar el cortisol (ira, mal humor). Las personas no queremos cambiar porque se eleva el nivel de ansiedad (adrenalina/epinefrina).
El Liderazgo femenino puede tener ventaja de integración (oxitocina) y de intuición (conexiones de cuerpo calloso). El Liderazgo masculino, de inspiración (testosterona) y de imaginación (atrevimiento).

jueves, 26 de febrero de 2015

Human Age. El Humanismo y las propiedades emergentes del talento colectivo


AVE de las 8 de la mañana de Zaragoza a Barcelona. Hoy, reuniones internas y con clientes; por la tarde, una sesión muy importante con centenares de profesionales de nuestro grupo.
Ayer en la capital del Ebro (la ciudad cuyo nombre se debe a un líder, César Augusto), tuvimos a casi 200 jóvenes en Zaragoza activa con el Talent at Work. Hablamos la Dra. Silvia Leal, Jorge Carretero, la DRH de Adidas, un talento directivo de alto potencial de HP (Fernando) y un servidor, además de nuestr@s compañer@s de Futurskill y Right Management, que trabajaron codo a codo para que l@s asistentes mejoren su empleabilidad. Roberto y Sonsoles fueron el “caso práctico” de su ilusión y su entusiasmo. Muchas gracias.
Y por la tarde, presentación del Human Age Institute ante 271 empresas en el Palacio de Congresos. Seis mentores (José Antonio Marina, Álex Rovira, Juan Mateo, Silvia Leal, Jorge Carretero, un servidor), tuvimos una interesantísima mesa redonda con cinco de los mejores DRH de Aragón y de nuestro país: Pilar Franca (Saica), Jorge Díaz-Ticio (DKV Seguros), Camino Cubría (Adidas), Miguel Marzo (Pikolín) y Juan Jiménez (Wittur), en el que hablamos de cómo afrontar desde el Talento el entorno VUCA, de las prioridades del Ciclo Estratégico del Talento y de la utilidad del Human Age Institute. Raúl Grijalba, presidente del Instituto, y Loles Sala, directora del mismo, lideraron un acto impresionante. Mi gratitud a tod@s l@s asistentes al mismo, especialmente a las fundadoras del Human Age Montse Moliner y Mª José Martín, que son excepcionales en su calidad humana y directiva.
Como sabes, el Human Age Institute (www.humanageinstitute.org) está estructurado en torno a la holística del talento (con los mentores de cada área), a la participación de las empresas adheridas e impulsoras y al “retorno a la sociedad”, en el que fomentamos con humildad y sano orgullo la empleabilidad de los jóvenes (independientemente de la edad, un@ es viej@ cuando sus añoranzas superan a sus sueños, citando al actor John Barrymore).
En el almuerzo de ayer (en el delicioso restaurante Aura, sobre el Ebro), el maestro José Antonio Marina nos habló del talento de los adolescentes, de la educación, de que personas no necesariamente extraordinarias juntas pueden conseguir resultados extraordinarios. Es la “inteligencia colaborativa”, las propiedades emergentes del talento colectivo, más allá de las sinergias. Como ejemplo, el talento de la pareja.
Creo que respecto al Talento colectivo, como Equipo, hay “magia” a dos niveles, entendiendo la magia como una forma muy especial de comunicación. Hay equipos de alto rendimiento, delimitados (un quinteto, 9 personas, 12 integrantes, etc). Y hay “espíritu de equipo”, en centenares o en miles de personas, como lo que día a día tratamos de fomentar.
La próxima presentación del Human Age Institute, en Bilbao el próximo jueves 5 de marzo. Por la mañana, Talent at Work con cientos de jóvenes y por la tarde, en la sede central del BBVA, con cientos de compañías del País Vasco.
Hoy he llegado a tiempo  para poder escuchar a Pablo Urquijo, DG de Experis, su ponencia en Blue Recruiting. Nada menos que en La Pedrera de Gaudí, un edificio extremadamente bello, en el que el arte imita a la naturaleza. Mi enhorabuena a Pablo, que ha estado muy brillante, y al resto de los organizadores, LinkedIn (la extraordinaria Sara y su equipo) y el BBVA. Desde ejemplos muy notables, Pablo Urquijo ha apelado a ser diferente, único, a generar una Marca Poderosa a través de los sueños. La Tecnología es el Trampolín del Talento.

Mi solidaridad con los familiares de los fallecidos en el accidente automovilístico de El Tiemblo (Ávila). Hace muy pocos días pasamos allí, en la sede de Puente Nuevo, un par de jornadas de desarrollo muy especiales. Es un paraje precioso, ideal para una Universidad Corporativa. Mi cariño y recuerdo a las personas que llevan la UC Gas Natural Fenosa, donde iniciamos las actividades de nuestra Human Age University.

miércoles, 25 de febrero de 2015

De la potencia al acto: Aristóteles como coach y el aprovechamiento del potencial


Espléndida jornada en Zaragoza, relacionada con el Human Age Institute. Por la mañana, presentación a centenares de jóvenes del ‘Talent at work’, para elevar su empleabilidad. Por la tarde, presentación del Human Age Institute a las empresas aragonesas, con varios de los mentores (Álex Rovira, Mario Alonso Puig, Juan Mateo, Silvia Leal, Jorge Carretero) y un debate sobre talento con l@s DRH de DKV, Pikolin y Saica. Mi profundo agradecimiento a tod@s l@s participantes.
La capital aragonesa bulle por estas fechas. Hoy también ADEA (Asociación de Directivos y Empresarios de Aragón) ha traído a Albert Rivera, líder de Ciudadanos, para hablarles de sus propuestas económicas y políticas.
Ya sabes que mi coach favorito es Aristóteles de Estagira (y en el terreno deportivo, Phil Jackson). Aristóteles (372-322 a. c.), que con su maestro Platón y el maestro de sus maestro, Sócrates, forman lo más granado del pensamiento clásico griego, se hizo cargo de un joven de 13 años, Alejandro de Macedonia, que falleció a los 32 y que a los 19 había conquistado el 90% de las tierras conocidas. Todo un logro.
Estoy haciendo la colección ‘Descubrir la Filosofía’ dirigida por Manuel Cruz (los domingos, con El País) y me he traído a la capital del Ebro ‘Aristóteles. De la potencia al acto’, de P. Ruiz Trujillo. 130 páginas que son pura ambrosía.
Aristóteles también era macedonio. Nació en Estagira, junto al Montes Athos, en el reino de Macedonia. Su padre, Telémaco, era médico en la corte de Amintas III, padre de Filipo II, y de ahí su interés por las ciencias. A los 17 años marchó a la Academia de Platón, en Atenas, y allí estuvo dos décadas (10.000 + 10.000 horas de “práctica deliberada”). Era, con mucho, el alumno más aventajado y el previsible sucesor. Sin embargo, cuando falleció Platón en el 347 a.C., había elegido a su sobrino, Espeusipo (un filósofo carente de “marca profesional”). Además, el rey Filipo iniciaba la conquista de Grecia, por lo que el sentimiento antimacedonio cundió en Atenas y Aristóteles marchó de la ciudad. Estagira estaba destruida (y sus habitantes se convirtieron en esclavos), por lo que fue a Atarneo y posteriormente a Asos, frente a la isla de Lesbos. En esos tres años escribió una interesante ‘Historia de los animales’.
En el 343 a.C. Filipo le propuso a Aristóteles convertirse en el tutor de Alejandro Magno. Fueron tres años muy intensos, hasta que el hijo de Filipo se convirtió en Emperador. Pero la relación entre coach y pupilo no acabó ahí. Durante casi 20 décadas se estuvieron “carteando” (el equivalente en la época al coaching por skype), de forma que Alejandro le recriminó que lo que le había enseñado (lo “acroamático”) lo publicara en los libros, y Aristóteles le respondiera que ese conocimiento solo era válido para la mente preparada, para “quien supiera escuchar”.
¿En qué le pudo entrenar Aristóteles a Alejandro Magno? Tanto en el método (eminentemente práctico, a diferencia de la teoría de las ideas platónica) y en el contenido. Según Diógenes Laercio (‘Vidas de los filósofos ilustres’), el de Estagira escribió 445.270 líneas, recogidas en muchos tratados. Nos ha llegado, principalmente gracias a los árabes, apenas una quinta parte (el paretiano 20%), en dos grandes bloques: los “esotéricos” (para iniciados) y los “exotéricos”, para divulgación. Un “Corpus Aristotélicus” en cinco grandes partes:
- Lógica. Clasifica las ciencias en teóricas, prácticas (praxis) y productivas. “El ser se dice de muchas maneras”. En su método científico, lógica y lenguaje guardan una relación. Se trata de atender a las causas (nada es casual) y utilizar la lógica como un instrumento. Enunciados y silogismos.
- Física o Filosofía Natural. Parte del concepto de “substancia” (los seres que componen el mundo), que es “hilemórfica” (de hylé, materia; y morphé, forma). Dos en uno. La esencia es la naturaleza especifica de una cosa, y por tanto hay atributos esenciales y cualidades accidentales. Y hay cuatro tipos de movimiento: generación y corrupción (por la substancia), alteración (por la cualidad), aumento/disminución (por la cantidad) y traslación (cambio de lugar).
- Filosofía primera o Metafísica. “Todos los hombres por naturaleza desean saber” (así inicia su ‘Metafísica’). Las cuatro causas del cambio son causa formal, causa material, causa eficiente y causa final.  Las dos primeras (forma y materia) constituyen la estructura de la substancia. Hay un primer motor, primer principio del movimiento. La finalidad es la causa suprema que mueve las cosas del mundo.
- Ética y Política. El ser humano es un “zoos politikon”, un animal social. Para Aristóteles, la Política es la ciencia práctica suprema, el bien de la polis. La Ética se ocupa de la persona como individuo. No cabe una sin la otra. Todo tiene un fin (teleología), y el del ser humano es la Felicidad (eudaimonia), que no son los bienes externos (honores, riqueza), ni los del cuerpo (placeres), sino “una vida buena” (el bien-estar). La noción central de la Ética aristotélica es la Virtud (areté), que es alcanzar el fin que te es propio. La virtud debe estar vinculada a una actividad del alma, y se sitúa en el término medio (por ejemplo, la Valentía, Coraje o Audacia está entre la Cobardía y la Temeridad). La más importante de las virtudes es la justicia (libro V de la ‘Ética a Nicómaco’); la prudencia (phronesis) es la virtud de la razón práctica; la sabiduría (comprensión de los principios) es la virtud más elevada, de la razón teorética. Para Aristóteles, hacer el bien y ser feliz es la misma cosa.
- Estética. Incluye la ‘Retórica’ (el arte de convencer con la palabra) y la ‘Poética’: el arte como imitación de la naturaleza.
Cuando murió Filipo y Alejandro se convirtió en Rey, Aristóteles se retiró a Estagira, ya reconstruida (al parecer, fue una petición del coach a su pupilo a cambio de sus servicios). Fallecida su primera esposa, Herpilis, se unió a Pitias, con quien tuvo un hijo, Nicómaco. Y regresó a Atenas para fundar el Liceo o Perípato (le gustaba enseñar mientras caminaba). El Liceo era un gimnasio (de “gymnós”, desnudez, porque el ejercicio físico se hacía desnudo) junto a un bosque con un templo dedicado a Apolo Licio. Cuando Aristóteles estaba muy mayor (para la época, con 60 años), había dos candidatos a sucederle, Teofrasto de Lesbos y Eudemo de Rodas. Pidió que le sirvieran vino de Rodas y de Lesbos. Alabó ambos y declaró preferir el de Lesbos (porque era más dulce). En el 323 a.C. fallecieron Alejandro Magno y Demóstenes (gran agitador de los atenienses contra los macedonios). Acusado de no respetar los ritos de la polis, marchó de Atenas por segunda vez (“No permitiré que esta ciudad peque dos veces contra la filosofía”, dijo, en alusión a Sócrates). Se fue a Calcis, en la isla de Eubea, de donde era su madre, y allí falleció a los pocos meses. El Liceo, una institución abierta, tuvo la mejor biblioteca de la época (gracias a la generosidad de Alejandro Magno) y fue modelo de Alejandría y Pérgamo.
Mi gratitud a P. Ruiz Trujillo, que ha sabido condensar maravillosamente el contenido aristotélico. El potencial no es Talento. El Talento es acto, es “el buen uso de la inteligencia” (José Antonio Marina). Te deseo que encuentres un/a coach que te sirva de espejo y ayude a potenciar tu talento, como hizo Aristóteles con Alejandro.      

martes, 24 de febrero de 2015

Michael Keaton y el "efecto Lázaro": resucitar el Talento


Segundo día en Madrid. Hoy hemos estado trabajando con una de nuestras principales empresas clientes en España y en el mundo, con los profesionales de alto potencial. Es un placer comprobar cómo decenas de ingenieros jóvenes complementan su excelente preparación con el desarrollo de su liderazgo. Mi agradecimiento a ell@s y a mis compañer@s de Right Management, que están llevando excelentemente este proyecto tan importante.
Pero volvamos a los Óscar 2015. El protagonista de ‘Birdman’, de Alejandro González Iñárritu (Mejor Película, Director, Guión Original, Fotografía) es, como sabes, Michael Keaton (Pennsylvania, 1951), que había ganado el Globo de Oro al Mejor Actor. Y era uno de los favoritos al Óscar, aunque no pudo ser. En esta cinta del director mexicano Keaton interpreta a un actor que estuvo en lo más alto gracias a interpretar a un superhéroe y que en la película está en lo más profundo del pozo, tratando de resarcir haciendo una obra de teatro. El guión, también de Iñárritu, parece inspirado en el propio Keaton, que saboreó las mieles de la gloria con el ‘Batman’ de Tim Burton (allá por 1989). Antés había sido ‘Johnny peligroso’ (1984) y ‘Bitelchús’ (1988). Volvió a hacer otro ‘Batman’ en el 92, un meritorio ‘Mucho ruido y pocas nueces’ de Shakespeare (1993) y se multiplicó en ‘Mis dobles, mi mujer y yo’ (1996). Desapareció y ha sido “resucitado” casi 20 años después. ¡Aleluya!
Lo mismo le pasó al galán Matthew McConaughey (Texas, 1969). Hizo ‘Tiempo de matar’ en 1996 y le llamaban “el nuevo Paul Newman”. Avanzó con ‘Contact’ y ‘Amistad’ (1997), ‘Los Newton Boys’ (1998) ‘EdTv’ (1999). Era el favorito para protagonizar ‘Titanic’ (1997) en lugar de Di Caprio, pero no pudo ser. Y el siglo XXI le sentó fatal: ‘Planes de boda’ (2001), ‘Cómo perder a un chico en diez días’ (2003), ‘Sahara’ (2005), ‘Novia por contrato’ (2006), ‘Como locos a por el oro’ (2008) y ‘Los fantasmas de mis exnovias’ (2009). Cuesta abajo en la rodada. Entonces tomó la determinación de dar un arriesgado giro a su carrera. En 2011, ‘El Inocente’ (The Lincoln Lawyer) y ‘Killer Joe’ (una película de 11 M $ que obtuvo 220.000 $ en taquilla… y 9 premios y 18 nominaciones en los festivales). Al año siguiente, ‘El chico del periódico’, ‘Mud’ y ‘Magic Mike’. En 2013, ‘El Lobo de Wall Street’ y ‘Dallars Buyers Club’, por la que ganó el Óscar. Y en 2014, la serie ‘True Detective’ (8 episodios) e ‘Interstellar’. Tiene 5 películas terminadas y en preproducción. ¡Levántate y anda!
Y el caso más paradigmático, el de John Travolta (New Jersey, 1954). Ídolo por ‘Fiebre del sábado noche’ (1977) y Grease (1978), aprovechó el tirón con ‘Cowboy de ciudad’ (1980), ‘Staying alive’ (1983) y ‘Perfect’ (1985). Desde el 89, la saga ‘Mira quién habla’ (el bebé) y ‘De pura raza’ (hablaba el perro). Tarantino lo resucitó con ‘Pulp Fiction’ (1994) y, desde entonces, ‘Cómo conquistar Hollywood’ (1995), ‘Broken arrow’, ‘Phenomenon’ y ‘Michael’ (1996), ‘Cara a cara’ y ‘Mad city’ (1997), ‘Primary colors (interpretando a Bill Clinton), ‘La delgada línea roja’ y ‘Acción civil`(2009). 36 películas en la última década.
Respecto al talento y la marca se habla de “Efecto Mateo”, creado por el sociólogo Robert Merton en 1968: “el rico se hace más rico y el pobre se hace más pobre”. Tal es la acumulación de títulos, de menciones, de fama, de reconocimiento. Y de “Efecto Matilda” (creado por Margaret Rossiterm en honor a la activista Matilda J. Cage), que es precisamente el contrario. Deberíamos incorporar el “Efecto Lázaro”, que existe en la literatura médica (retorno espontáneo de la circulación después de varios intentos fallidos), pero todavía no respecto al talento. John Travolta, Matthew McConaughey y más recientemente Michael Keaton son buena prueba de ello.
Mi gratitud a Dingleby Haight, que en un artículo de Cinerama, me ha abierto los ojos sobre el “efecto Travolta” en el séptimo arte. Margaret Thatcher (1925-2013) dijo hace 25 años: “todas las mujeres sabemos que un suflé no se levanta dos veces” (what every woman knows – you can’t make a soufflé rise twice). Pues a veces sí.       

lunes, 23 de febrero de 2015

Las 7 claves del Talento de las ciudades y las 10 citas de los Óscar 2015


Efectivamente, Julianne Moore ganó su merecido Óscar a la mejor actriz (al quinto intento) y Eddie Redmayne (Londres, 1982) por componer a un Stephen Hawking superior, me temo al original (ya le gustaría al genio de la astrofísica tener esa sonrisa entre irónica y maliciosa de su imitador). De nuevo, triunfo del talento latino (Alfonso Cuarón ganó con ‘Gravity’; esta vez, Alejandro González Iñárritu, Mejor Director, Mejor Guión y Mejor Película con ‘Birdman’).
Las 10 mejores frases de la gala fueron, para un servidor:
- “Esta noche celebramos a los mejores (Best) y a los más blancos (Whitest)… Perdón, a los más brillantes (Brightest)”, broma del presentador, Neil Patrick Harris, por no haber nominados de color.
- “Si tienes la suerte de que viven tus padres, llámales. No les mandes mensajes, no les mandes emails. Escúchales mientras quieran hablar contigo”, J. K. Simmons.
- “La próxima presentadora es tan adorable que te la puedes comer con una cuchara”, NPH, juego de palabras entre cuchara (spoon) y la actriz (Reese Witherspoon).
- “Hemos hecho una película sobre la necesidad de silencio y de recogimiento. Y aquí estamos en el epicentro del ruido y la excitación. La vida está llena de sorpresas”, Pawel Pawlowki, director de ‘Ida’, mejor película en habla no inglesa.
- “A cada mujer, a cada ciudadan@ y contribuyente, es hora de tener igualdad salarial y equidad para todas las mujeres de EE UU”, Patricia Arquette, Mejor Actriz de reparto por ‘Boyhood’.
- “Recuerdo que lloré cuando vi el final de ‘El Rey León”, Dwayne ‘The Rock’ Johnson.
- “Llenaron tanto nuestras vidas, las películas en las que intervinieron nos hicieron reír, pensar y llorar. A través de su trabajo compartieron con nosotr@s un trozo de su alma. Les echaremos de menos con la tristeza de quien pierde a un viejo amigo”, Meryl Streep, presentando el ‘In Memoriam’.
“Cuando tenía 16 años traté de suicidarme porque me veía diferente y no encajaba. Aquí estoy, y quiero dedicarle este momento a quienes se sienten locos o diferentes. ¡Manteneos locos, manteneos diferentes!”, Graham Moore, guionista de ‘The Imitation Game’.
- “He oído que ganar el Óscar te da cinco años más de vida. Si es verdad, quiero agradecérselo a la Academia porque tengo un marido más joven que yo”, Julianne Moore.
- “El miedo es el condón de la vida. No te permite disfrutar de las cosas”, Alejandro González Iñárritu.

De la prensa de ayer, me quedo con dos entrevistas y un artículo. Las entrevistas, a Eric Maskin (Nobel de Economía 2007): “Con el cambio tecnológico, invertir en educación es más importante aún”. El Dr. Maskin cita a James Heckman, premio Nobel de Economía 2000. “La desigualdad puede empezar a atascarse a edades muy tempranas”. “La educación puede considerarse un bien público”. Y a Rafa Prieto, DG de Peugeot, Citroën y DS: “Una marca ‘premium’ como DS era necesaria”. “Hay muchos mecanismos para mejorar la productividad y el sector del automóvil en España no ha llegado al óptimo nivel”.
El artículo, el de José Antonio Marina en su columna IDEAS, sobre los Municipios. El maestro Marina no ve en España “un claro pensamiento muncipalista” (lo comparto plenamente). Más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades (a ese fenómeno dedicamos un capítulo en ‘Del Capitalismo al Talentismo’) y la cifra aumentará. JAM cita a Richard Florida (“clase creativa”) y nos recuerda que en su UP estudian “el talento de las ciudades. “El talento de una ciudad se caracteriza por su capacidad para alcanzar sus tres grandes objetivos: el bienestar de sus vecinos, una cordial vinculación social y el aumento de posibilidades vitales. Los tres colaboran en la creación del capital social, que es la gran riqueza de las sociedades”. José Antonio Marina ha creado una web muy interesante: www.ciudadescontalento.es
Creo modestamente que una ciudad de gran talento necesita:
- Liderazgo de su alcalde/alcaldesa, más allá de su adscripción a un partido. En nuestra joven democracia, hemos tenido magníficos ejemplos que están en la mente de todos. Ya sabes, Liderazgo es marcar la pauta, hacer equipo (comunidad de vecin@s) e inspirar energía positiva.
- Una identidad de ciudad, una buena historia, un logo, un “claim” (como ‘La Coruña, ciudad en la que nadie es forastero’). Una estrategia dea ciudad que la haga atractiva para visitantes (turismo de cultura, de calidad) y para l@s vecin@s.
- El bienestar de l@s vecin@s (clima laboral, satisfacción del “cliente interno”), medido y gestionado adecuadamente. No hay equipo sin líder ni líder sin equipo.
- Tecnología a la altura de los tiempos: una “Smart city”.
- Valores compartidos en la ciudad, que se adviertan en los comportamientos del día a día.
- El desarrollo de unas competencias diferenciales de l@s ciudadan@s, que atraigan, fidelicen y hagan crecer a quienes en ella viven.
- Una ciudad en la que compense vivir, por su oferta cultural, de ocio, de descanso, por su belleza, etc.   

Mi gratitud a José Antonio Marina y su equipo de colaboradores, a Alejandro Bolaños (que entrevistó a Eric Maskin), a Ramón Casamayor (que entrevistó a Rafael Prieto) y a los organizadores de la ceremonia de los 87º premios de la Academia de Hollywood. Ya sabes, el cine es el “método del caso” del siglo XXI.