Páginas vistas en total

sábado, 22 de noviembre de 2014

Sobre guerreros, gladiadores urbanos y buen fútbol


Un día precioso de otoño en Madrid, como el de ayer en La Coruña.
He estado leyendo un libro muy pero que muy interesante, ‘Pensar como los mejores guerreros’, de Mark Divine, ex comandante de los Navy Seal (donde permaneció durante 20 años) y empresario (ha impulsado seis iniciativas millonarias).
El Método se compone de ocho principios:
1. Establece tu punto de referencia (“El mayor reto es tratar de ser un@ mism@ cuando el resto del mundo intenta que seas otr@”, E. E. Cummings). Requiere de adoptar una postura (“A menos que apostemos por algo, no nos enamoraremos de nada”, Reverendo Marshall, capellán del Senado de EEUU), encontrar un objetivo y asumir la pérdida y el fracaso. El autor nos propone como ejercicios confeccionar nuestro propio credo, definir nuestros valores, descubrir nuestra pasión, descubrir nuestro propósito, visualizar nuestro “futuro yo”.
2. Desarrolla el enfoque frontal. Para ello: Prepara tu mente (citando a Sun Tzu: “Los guerreros victoriosos vencen primero en su mente y luego van a la guerra. Los guerreros derrotados primero van a la guerra y luego tratan de ganarla), Respira profundamente, Visualiza tu objetivo (míralo, cree en él y hazlo realidad), Define tu misión (y cuestiónala) y Simplifica el campo de batalla (“Lo simple puede ser más duro que lo complejo; tienes que trabajar muy duro para pensar y hacerlo simple. Pero al final merece la pena porque cuando llegas ahí, puedes mover montañas”, Steve Jobs).
3. Blinda tu misión (“Empieza teniendo el fin en tu mente”, Stephen Covey). Es imprescindible Seleccionar únicamente objetivos de gran valor, Explorar tus opciones (proceso PROC: Prioridades, Realidades, Opciones, Camino a seguir), Comunicar tu visión a los demás, Implicarte al máximo en la visión.
4. Haz hoy lo que otr@s no hacen. La clave es Encontrar el “factor 20x” (podemos hacer 20 cosas más de las que pensamos), Aceptar las cosas como son (centrarnos en lo positivo, transformar el dolor en algo positivo, hacer frente al desafío), Construir las 3 D: Disciplina (“la chispa que enciende el fuego del hábito”), Dinamismo (“la motivación que impulsa los actos”) y Determinación (“la fuente extra de energía para toda la vida si se centra en un fin apasionado y merecedor de ello”).
5. Consolida la fortaleza mental. Los cinco componentes para lograrlo son: Controla tu respuesta (“El coraje es elegancia bajo presión”, Hemingway), Controla tu atención (“El mayor descubrimiento de todos los tiempos es que una persona puede cambiar su futuro con solo cambiar de actitud”, Oprah Winfrey), Desarrollar resiliencia emocional (“saca partido a tus emociones”: de la ira a la claridad, del temor al entusiasmo, de la codicia a la generosidad, de la duda a la curiosidad, de los celos al amor), Establecer metas efectivas, Visualizar intensamente.
6. Rompe para seguir avanzando. ¿Cómo? Poniendo en práctica un compromiso total (“Quema las naves”, encuentra el camino o abre uno), Cometiendo errores cuanto antes (“El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”, Winston Churchill; elimina la aversión al riesgo), Buscando oportunidades ocultas (Actúa en presente, identifica y destruye puntos ciegos), Innovando y adaptándote rápidamente (“Cualquiera que tenga una idea es un excéntrico hasta que la idea tenga éxito”, Mark Twain).
7. Fomenta tu Intuición (“La mente intuitiva es un don sagrado y la mente racional su fiel servidor. Hemos creado una sociedad que honra al criado y ha olvidado el don”, Einstein). Para ser más intuitiv@: Expandir tu consciencia (KIM: Keep in mind, mantenlo en la memoria), Aumenta tu percepción sensorial (mindfulness), Descubre tu trasfondo de obviedades (“Para ser feliz, un@ debe ser fiel a sus ideas. La infidelidad no consiste en creer o no creer; consiste en pretender creer en lo que un@ no cree”, Thoma Paine), Ábrete a la sabiduría interior (“Pensar es fácil. Actuar es difícil. Y actuar de acuerdo con lo que pensamos es lo más difícil”, Goethe).
8. Mantente siempre a la ofensiva (“No vayas a donde conduzca el camino; ve más bien allí donde no hay camino y abre el sendero”, Thomas Waldo Emerson). Las competencias avanzadas para forjar una actitud ofensiva son Desarrollar una confianza inquebrantable (si cambiar tus palabras, cambia la actitud: de bien a genial, de no puedo a podré, de intentar a hacer, de fracasé a aprendí, de quizá a desde luego), Explotar tu consciencia (evita las trampas mentales: duda, aval social, apego, inflado), Hacer lo inesperado y Dirigir ejecutando rápidamente (agilidad, para lo cual hay que confiar en el equipo, en el proceso y en tu puntería).
Un libro excelente, enormemente práctico y muy recomendable como manual de liderazgo, que para Mark como para mí debe ser integral: mental, emocional, físico y de valores.
Por la tarde, a las 18 h, he estado disfrutando del Eibar – Real Madrid. Los merengues se han esforzado y han puesto en plenitud su talento; los armeros nunca han perdido la cara al partido y, a pesar del 0-4, han dejado una gran sensación de disfrute, de ganas, de compromiso. El Eibar es un equipo de primera de todas todas, una demostración de que el talento (colectivo) está muy por encima del presupuesto.
También he visto los 4 primeros episodios de Scandal, una serie extraordinaria. Olivia Pope y su equipo se dedican a arreglar los enredos de Washington. Fascinante. Me la había recomendado Santiago Puebla, la compré en la FNAC esta semana (las dos primeras temporadas) y la estoy disfrutando con gusto. El equipo de Olivia se llaman a sí mismos “gladiadores trajeados”.
Hablando de Santiago, hoy a las 20 h. ha nacido Raquel Puebla, su tercera hija. Ha pesado 3’5 kgs y medido 52 cm. Como le he dicho a su orgulloso padre, no hay nada más hermoso que la paternidad. En el misterio de la vida se encierra todo. Enhorabuena, Santiago. Raquel tiene la suerte de que tú y su madre desarrollareis como conviene el talento de Raquel (nombre bíblico que significa, como sabes, “la oveja de Dios” y cuya onomástica se celebra el 2 de septiembre).         

viernes, 21 de noviembre de 2014

Los cuatro pilares del nuevo Liderazgo. El líder-coach y los equipos de alto rendimiento


Jornada en La Coruña, la ciudad en la que nadie es forastero. He tenido el honor de ser el invitado ponente en la celebración del V aniversario del Programa de Alta Dirección de la Escuela de Negocios AFundación, ante una veintena de los mejores directivos y empresarios de Galicia.
Les he hablado de ‘El líder-coach y la creación de equipos de alto rendimiento’, desde un enfoque estratégico, de entorno VUCA y de respuesta de Liderazgo VUCA (Visión de futuro, Comprensión, Claridad en la ejecución y Agilidad), siguiendo el modelo i4 de NeuroLiderazgo de la Dra. Silvia Damiano: L@s líderes han de ser inspiradores/as, integradores/as, intuitiv@s e imaginativ@s.
Desde este enfoque tan actual, hay cuatro pilares sobre los que sustentar el Liderazgo: la Ilusión (contagiosa), el Equipo, el Criterio y la Creatividad e Innovación. Ya sabes que la Calidad Directiva supone el 60% de la productividad y competitividad de las empresas.
Posteriormente, hemos almorzado juntos en Lugamar, en la Marina Coruña, con el bellísimo puerto de fondo.
“As raíces latexantes desta Terra
-mítica e intensa-
coma luz de faro te guían
cara este recuncho isolado
onde has repousar
-e con xúbilo ancorar-
toda a inmensidade do teu ser
miña mar peregrina”
Sabela García

Mi gratitud a todos y cada uno de los participantes, que cinco años después mantienen su entusiasmo y pasión por el aprendizaje. En un desierto de calidad directiva como el de nuestro país, hay oasis como éste en los que se comprueba que el éxito (empresarial) no es por casualidad.
Una lástima el fallecimiento del director de cine Mike Nichols. Este fin de semana trataré de rendirle homenaje con mis cuatro películas favoritas de él: ‘¿Quién teme a Virginia Wolf?’ (con Elizabeth Taylor y Richard Burton), ‘El graduado’ (con un joven Dustin Hoffman y una tentadora Anne Bancroft), ‘Armas de mujer’ (Sigourney Weaver, Melanie Griffith, Harrison Ford) y ‘La guerra de Charlie Wilson’ (Tom Hanks, Phillip Seymour Hoffman). Todo un cineasta.
Me ha interesado asimismo la noticia de que el primer ministro de la India, Narendra Modi, practica yoga durante una hora todas las mañanas y ha creado una Secretaría de Estado dedicada a esta filosofía milenaria. “No solo es un ejercicio, sino un medio de conectar con el mundo y la naturaleza”, ha declarado Modi. 

jueves, 20 de noviembre de 2014

Las cualidades que comparten las mejores empresas para trabajar


Hoy he tenido el enorme privilegio de visitar dos “Great Place to Work”, dos “Top Employers”, dos de las mejores empresas para trabajar en nuestro país, en dos sectores tan distintos como el financiero y el tecnológico.
Por la mañana, he ido a ver a mis buenas amigas de ING Direct, un gran banco al que conozco bien desde sus inicios. César González-Bueno, su primer CEO (durante 11 años, 1998-2009), tuvo la amabilidad de decir en el prólogo de nuestro libro ‘El Club del Liderazgo’ que yo era su coach (ya sabes que el coaching es confidencial; sin embargo, el pupilo –directivo, cliente, coachee- sí puede revelar quién es su coach si lo desea). Tras ser el CEO europeo de ING Direct cuatro años (2005-2009) y realizar una extraordinaria labor en NovaGalicia Banco y EVO de 2011 a 2013, en la actualidad es el CEO del Gulf Bank en Kuwait. CGB es uno de los mejores directivos de nuestro país, sin la menor duda. Su sucesora en ING Direct, Carina Sziplka, es la mentora del área de nuevas tendencias del Human Age Institute (además de consejera independiente en ABanca y en Reparalia y Vicepresidenta de Unicef). La actual DG desde octubre de 2013, Almudena Román, forma parte de ING Direct desde los inicios (responsable de proyectos de back office, de internet, de desarrollo de negocios de hipotecas, de marketing de hipotecas, de estrategia sucesivamente) y Carina ha escrito sobre ella: “Infatigable, comprometida, cercana, Almudena es una gran profesional con la que trabajar durante 15 años ha sido un auténtico placer, por lo mucho que he aprendido de ella, de su visión y energía, por su generosidad y por los buenísimos momentos que hemos pasado juntas”. Mi gratitud a Marta y Alicia por la deliciosa reunión de hoy.
Por la tarde, he tenido la oportunidad de hablarles durante 90’ a los profesionales de People de Everis en su Universidad Corporativa. Hemos hablado de los mitos del talento jugando a una especie de 50 x 15 (¿Quiere ser millonario?) sobre lo que creemos sobre el talento y lo que la neurociencia ha revolucionado en nuestras creencias. Hemos hecho la presentación en inglés, como corresponde a una multinacional, y debatido entre l@s profesionales de gestión de personas de la casa. En su día, en la reunión de AEDIPE Premium sobre NeuroLiderazgo, me quedé muy impresionado de la disertación de Flora García Mesa sobre los avances de Everis a partir de sus valores. Hoy ha sido una nueva prueba de que es una gran empresa para trabajar. Mi gratitud a Roberto, Marta, Andrés y tod@s l@s profesionales de Everis presentes en el “Retiro People”.
¿Cuáles son los requisitos para ser una empresa preferida por el talento? En agosto de este año, Clare Rizer escribía en su blog ‘The 8 characteristics of an engaged workforce’ (las ocho características de un talento comprometido). Son las siguientes:
- Una base satisfactoria. Aunque sean elementos higiénicos, una empresa preferida cuida aspectos fundamentales como la seguridad en el trabajo, la compensación, los beneficios, etc.
- Comunicación en dos direcciones. No solo es una cuestión de feedback, sino de comunicar de forma ascendente y descendente. La comunicación es esencial para la confianza y el liderazgo.
- Reconocimiento. Las mejores empresas practican el reconocimiento profesional tanto entre jefes y colaboradores, entre pares y hacia arriba, en 360º.
- Apoyo al empleado. Los profesionales sienten que los recursos son los adecuados para hacer su trabajo, que viven su labor sin un estrés excesivo y con el equipo necesario.
- Efectividad directiva. Está comprobado que cuando hay calidad directiva (liderazgo) hay diez veces más compromiso en el empleado que cuando ésta es pobre. Recordemos que más del 80% de l@s directiv@s no son precisamente grandes líderes, básicamente porque improvisan en el desarrollo de su liderazgo en lugar de entrenar adecuadamente (coaching). Es como si Nadal o Djokovic participaran en torneos sin la debida preparación.
- Misión y valores. El propósito es uno de los grandes motivadores (junto con la autonomía y el aprendizaje). Cuando el talento sabe lo que es importante y hacia dónde va, da lo mejor de sí mismo.
- Crecimiento personal. Ya sabes: “el talento que no se aprecia, se deprecia” (Cristina Mulero, experta en Marca Personal, añade: “y cuando se deprecia es que la organización lo desprecia”). Se trata de que la empresa sea una “learning organization”, una institución que aprende y mejora constantemente para adaptarse al entorno. Sin crecimiento no hay motivación posible; la rutina aburre e incluso genera ansiedad.
- Ser un equipo. Formar parte de un equipo que trasciende a la persona es la marca de las mejores empresas para trabajar. Cuando un@ está plenamente integrad@ en un equipo, disfruta mucho más. La falta de trabajo en equipo no se aprecia en el discurso (todos son muy similares), sino en la realidad del día a día. Las empresas individualistas buscan culpables, no mejorar los procesos; ocultan los errores y por tanto no saben aprender de ellos; sufren de numerosas “puñaladas traperas” porque el rival está en casa y no en los mercados.
Las mejores empresas para trabajar son, en definitiva, organizaciones humanistas, grandes comunidades humanas donde reina el optimismo inteligente, el disfrute y la generosidad.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Aprende a presentar como le gustaría a Billy Wilder


Es muy ilusionante cuando formas parte de un grupo empresarial que tiene un proyecto, un reto, un futuro más que deseable. Hoy hemos tenido Business Board (el Comité Comercial) y otras reuniones con planes evolutivos esenciales. “El futuro empieza hoy, no mañana” (Juan Pablo II).
Jaime Guibelalde y un servidor hemos ido a almorzar a ‘Kilómetros de Pizza’, la propuesta gastronómica de Jesús Marquina, cuatro veces campeón del mundo de pizza. Un local muy sugerente de la Avenida de Brasil diseñado por el interiorista Luis Galliusi y el publicitario Fernando Godoy (el señor Goldwing), con Laura Panizo de anfitriona. Hemos disfrutado de una pizza campeona. De momento, el restaurante lleva 28’5 Km de pizza. Gracias, Jaime, por la iniciativa.
Esta tarde, después de la oficina, he ido a ver ‘El juez’, con Robert Downey Jr., Robert Duvall y la inolvidable Vera Farmiga. Hank Palmer es un abogado triunfador que vuelve a su pueblo en Indiana debido al fallecimiento de su madre. Allí su padre, juez durante 44 años y con el que no se habla, es acusado de asesinato. No le queda otro remedio que defenderle, con lo que deben restablecer lazos. Excelentes interpretaciones y un guión muy interesante.
He estado leyendo, en el blog de Garr Reynolds (uno de los mayores expertos en presentaciones eficaces), una entrada suya de junio sobre Billy Wilder (1906-2002) y 10 trucos que nos enseñó. Este genio de la comedia fue el primero en ganar el Óscar simultáneamente como productor, director y guionista; su obra maestra ‘El Apartamento’, es una de las mejores cintas de la historia y una de las más inteligentes críticas al capitalismo. El cineasta Cameron Crowe, biógrafo de Wilder (‘Conversaciones con Wilder, 1999), le considera el rey de la simplicidad, claridad y el relato divertido. 
Las diez claves, para Garr, son:
1. Todo por la audiencia. Las audiencias son impredecibles. Las presentaciones no son para nosotr@s, sino para ella. El gran axioma es: Conoce a tu audiencia. “De los diez mandamientos, nueve son ‘No aburrirás”.
2. Engánchate a la garganta y no les sueltes. No pierdas el tiempo con inicios aburridos; lanza un pistoletazo (¡Bang!). Gánate la atención y mantén el interés. En el documental ‘Billy Wilder speaks’ (que te recomiendo), nos recuerda: “Empieza con fuerza”.
3. Desarrolla un argumento claro para tu personaje principal. La historia ha de tener un protagonista con el que la audiencia se identifique. Wilder lo llamaba “el arco del cambio”.
4. Has de saber hacia dónde vas. La historia debe llevarnos a algún sitio. ¿Te ha pasado eso de escuchar una charla y no saber cuál es la meta? No basta con que lo sepa el/la ponente, sino el público. En el teatro hay un principio valioso, “el rifle de Chejov”: “Elimina todo lo que no sea relevante para el relato. Si dices en el primer capítulo que hay un rifle en la pared, en el segundo o tercer capítulo debe desaparecer. Si no se va a usar, para qué lo cuentas”.
5. Cuanto más sutil y elegantemente ocultas la trama, mejor escritor eres. Un punto de giro lleva a la acción a una nueva dirección. La típica película en tres actos suelen tener dos giros. El primero, al final del primer acto. El segundo, al final del segundo acto, da la ocasión para el tercero. Como ponentes, hemos de tener clara la estructura, con un marco que no sea demasiado evidente para la audiencia. Debemos fomentar la curiosidad, la sorpresa, el “enganche”. El público está demasiado ocupado escuchando y observando como para saber qué es lo próximo que viene. “Confía en tu instinto; mejor que tus errores sean tuyos que de otros” (Billy Wilder).
6. Si tienes un problema en el III Acto, el verdadero problema está en el Acto I. El tercero es la conclusión climática, por eso es tan importante. Lo que más recuerda el público es el principio y el final. La conclusión debe merecer la pena. Muchos ponentes tienen dificultades con el cierre, y eso ocurre porque no han sentado las bases en el inicio.
7. Un truco de Lubitsch (mentor de Billy Wilder): Cuando digas “dos más dos”, deja que el público calcule el resultado. Trata a la audiencia con respeto y no les impongas tu mensaje. Los mejores guionistas adaptan su material al público para que participen. Muéstrales, pero no se lo expliques.
8. En las explicaciones, ten cuidado de no leer lo que el público está viendo. Añade, suma, no repitas.
9. Lo que ocurre en el Acto II lanza el final de la película. Debe haber algo inesperado que incremente el tempo para el final de la charla. En la preparación, incluye un momento sorprendente que genere una nueva dirección.
10. EL Acto III debe construirse una y otra vez en acción y tempo para el último evento. Y ahí acaba. El tempo provoca que el final enganche. “Si vas a decir la verdad, divierte o el público te matará”.
Estos diez mandamientos, Garr Reynolds los condensa en dos: “No se te ocurra aburrir a la gente” y “Cuanta más complicada sea la historia, más visual debe ser”.
Gracias a Garr, a Billy Wilder y a todos los genios creativos que nos cuentan fabulosas historias.