Páginas vistas en total

viernes, 28 de febrero de 2014

Ser feliz depende de siete atributos (psicológicos)


Esta mañana Right Management ha recibido el Power Award de ManpowerGroup (European Achievement Award) por mostrar la visión, misión y valores del grupo y por alcanzar los logros en crecimiento, eficiencia, calidad, relación con la comunidad y representación activa de la marca. También lo han recibido, por el Acuerdo del Año, nuestros compañeros Santiago Puebla y María José Martín. El premio es una escultura de Brad Howe que celebra la belleza. Mi felicitación y gratitud a las compañeras de Right Management, así como a Santiago y a María José (la escultura móvil de Brad Howe ya ocupa un lugar muy especial en nuestra oficina). Como ha recalcado Ruediger Schaefer, VP Ejecutivo de Right para EMEA, este galardón es una oportunidad para avanzar y crecer adecuadamente.
El Power Award nos ha hecho muy felices. He estado leyendo el último número de la revista “Muy Interesante”. En portada, “Aprende a ser feliz. La Ciencia tiene las claves”. Se trata de un dossier sobre la Felicidad desde el punto de vista científico, elaborado por Francisco Jódar.
Según los investigadores, la Felicidad depende de siete rasgos:
- La Curiosidad: Nos gusta empezar cosas nuevas. Abandonar –moderadamente- nuestra zona de confort es gratificante en términos hormonales, como han demostrado Todd Kashan y Michael Steger.
- La Sociabilidad: El sentimiento de pertenencia es más valioso para nuestro bienestar que la riqueza económica. Los economistas John F. Helliwell y Haifang Huang han comprobado que una mejora de tan solo el 1% en la relación de un/a profesional con su jefe equivale, en términos de felicidad, a una mejora de sueldo del 30%.
- El Optimismo. Tanto Sonja Lyubomirsky com Laura King (Universidad de Missouri – Columbia) han demostrado el impacto del optimismo (un “estilo explicativo de la realidad”, como lo ha definido Martin Seligman) en la Felicidad.
- La Generosidad y el Altruismo. Numerosos estudios, entre ellos los de Elizabeth Dunn (Universidad de British Columbia, en Canadá) y Michael Norton (Harvard Business School) han evidenciado que darse a los demás te hace más feliz.
- La Fluidez. El concepto, acuñado por Mihaly Csikszentmihalyi, significa perder la noción del tiempo cuando las capacidades se elevan a la altura de los desafíos. El dossier nos recomienda disfrutar del vídeo TED, subtitulado en castellano, del padre (junto con Seligman) de la Psicología Positiva, en el que nos explica el valor de una vida que merece ser vivida: www.ted.com/talks/mihaly_csikszentmihalyi_on_flow.html
- La Flexibilidad: La gente más feliz no oculta sus emociones negativas, pero consigue modificar su comportamiento en función de sus necesidades, como ha demostrado George Bonanno ( Columbia University, Nueva York).
- La Despreocupación. Las personas menos cerradas, que no le dan demasiadas vueltas a lo negativos, son más felices. De nuevo, Lyubomirsky lo ha comprobado, y también el australiano Joseph Forgas.
Por tanto, ser feliz depende mucho de ser una persona con curiosidad, sociabilidad, optimismo, generosidad, fluidez, flexibilidad y ausencia de “overthinking”. Tan fácil y simple como eso.
El mencionado dossier nos anima a consultar el Informe Mundial de la Felicidad 2013 de la ONU (http://unsdsn.org/resources/publications/world-happiness-report-2013/), la web del Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pensilvania, liderado por Martin Seligman (http://spanish.authentichappiness.org/Default.aspx), la web de la OCDE para una vida mejor (www.oecdbetterlifindex.org/es) y la charla de Daniel Gilbert (Universidad de Harvard) sobre el concepto de “sistema inmunitario psicológico” que nos aporta felicidad: www.ted.com/playlists/4/what_makes_us_happy.html
Y nos aporta algunos datos interesantes: Los españoles más felices son los extremeños, seguidos por los aragoneses y los cántabros (me espera una semana de completa felicidad en el Challenge 2014 de EBS). Como media, los españoles vivimos 58’4 años (los costarricenses, 66’7 años). Nuestro país, que es el 24º en Felicidad (el podio lo ocupan Suiza, Noruega y Dinamarca), es el sexto que más felicidad ha perdido desde 2007. El Top 5 de los más crecientemente desdichados está formado por Egipto, Grecia, Myanmar, Jamaica y Botswana.
Me he comprado el nuevo libro de Sonja Lyubomirsky, “Los mitos de la Felicidad”. El segundo, tras “The How of Happiness”(La Ciencia de la Felicidad, 2011), un auténtico best-seller. Mañana te hablaré de él, porque trata de aquello que creemos (que nos hará infelices o felices) y sin embargo, “no es tan fiero el león como lo pintan”.
Feliz fin de semana. Sé feliz.     

jueves, 27 de febrero de 2014

El talento de Iker, Xavi, El Juli, Paco de Lucía y María de Ávila


Reuniones comerciales por la mañana en Madrid y conferencia en Zaragoza, en ESIC, para hablar de Liderazgo Innovador y presentar la III Edición del Programa de Coaching Estratégico. Ya sabes que el Liderazgo (la Calidad Directiva de las personas que tenemos responsabilidades sobre equipos) no se puede improvisar. Un/a directiva@ sin coach es como un deportista autodidacta.
Partidazo anoche del Real Madrid en Alemania (en 25 visitas anteriores, solo había conseguido una victoria; el último encuentro allí, en semifinales de la Champions, fue una goleada en contra). 1-6, con dobles goles de Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo. Y el portero Iker Casillas, uno de los mejores porteros del mundo, dejó su récord de imbatibilidad en 952 minutos. Con el 0-1 hizo una palabra “estratosférica” que marcó el rumbo del partido. Así es el fútbol: con 1-1 habríamos visto otra cosa.
Xavi Hernández, que no jugó ni un minuto en la debacle del Barça en San Sebastián, habló en rueda de prensa. Xavi es uno de los futbolistas más inteligentes del momento. Reconoció su desencanto, con serenidad (“cualquier jugador quiere estar en el campo), apreció a su entrenador (“le pagan para tomar decisiones”), a Neymar (“le pagan para jugar al fútbol), al Real Madrid (“está por delante, pero estamos en una posición óptima”) y lo importante de aprender (“a veces hay que dar un paso atrás para poder dar un paso adelante”). Es una delicia escuchar a un talento como Xavi Hernández, y no digamos verle jugar.
El Juli, uno de los mejores toreros de la actualidad, presentó su temporada taurina en el Círculo de Bellas Artes. Supo ponerse en valor, acompañado de su cuadrilla y de personalidades relevantes.
He lamentado el fallecimiento de Paco de Lucía, el genio del flamenco. Un artista que supo estar en la vanguardia durante más de medio siglo, y cuyo secreto es que trabajaba más de 14 horas diarias. En abril saldrá un libro póstumo del maestro, que seguro que será una maravilla. El escritor José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes y también gaditano, hizo una preciosa semblanza del guitarrista y compositor: “Paco de Lucía estudió y practicó la guitarra flamenca con una extraordinaria capacidad indagatoria. Se sometió desde muy niño a un riguroso, obstinado, inflexible aprendizaje y asimiló muy a fondo los secretos expresivos de una tradición flamenca nacida y desarrollada en ciertos arrabales de la Baja Andalucía.
Desde su rincón nativo, Paco de Lucía saltó bien pronto al mundo. Era de natural retraído y ensimismado, pero nada de eso se traspasó a la potencia comunicativa de su música. También era partidario de la soledad y de la felicidad, y eso sí reaparece de continuo en su obra. Casi sin apenas ser notado, a través de lentas y perseverantes enseñanzas, pasó de usar la guitarra como acompañamiento del cante a enaltecerla como instrumento de concierto. Se integró así en una estirpe de guitarristas —Niño Ricardo, Sabicas, Montoya- que aportaron al flamenco toda una serie de memorables conquistas expresivas. Pero Paco de Lucía impulsó, dotó de un nuevo rango estético, más dinámico, más innovador, lo que ya se había alcanzado en este sentido.
Convertido en uno de los grandes reformadores históricos de la guitarra flamenca, Paco de Lucía quiso llegar a más. Su técnica era impecable, de una desaforada perfección, pero él necesitaba ir más allá: necesitaba posponer la técnica a la sensibilidad, supeditar el lenguaje a su libre potencial creador. A partir de los básicos esquemas musicales del flamenco, ideó nuevas formulaciones complementarias. Los límites expresivos de los cantes eran en ocasiones insuficientes, o lo eran en razón de sus propios cauces comunicativos. Probó para ello con deslumbrante eficiencia esa correlación de fuerzas que le proporcionaban otros guitarristas eminentes de acento universal —Carlos Santana, Al Di Meola, Eric Clapton—, con quienes se confabuló para articular una manera de entender la poética de la guitarra flamenca absolutamente innovadora. Se fundamenta así una forma nueva por inusitada de alianza artística. Por el tejido de la tradición popular empiezan a filtrarse —o a definirse— unos nutrientes cultos. Una eventualidad que, en el mejor de los casos —en este caso— también resultaba enriquecedora.
Paco de Lucía disponía de un virtuosismo enigmático, imprevisible por momentos, literalmente inscrito en un sistema expresivo que podría llamarse —empleando un término muy manoseado— la estética del duende. Por ahí se perfila el prodigio de llegar adonde nadie había llegado, a una situación límite donde la novedad equivalía a la clarividencia. La manera de tocar la guitarra de Paco de Lucía era su forma de sacar a flote la intimidad. Y en esa intimidad se juntaban con similar lucidez el conocimiento y la intuición, lo aprendido y lo adivinado, una especie de cabal síntesis creadora. No me refiero ya a sus falsetas, es decir, a esas inolvidables filigranas ornamentales con que solía acompañar al cante, sino a la exigente estructura melódica, a la exquisita plenitud de su obra de solista.
Casi sin proponérselo, Paco de Lucía llegó a ser un auténtico compositor. Llevaba en la sangre, como suele decirse, una admirable propensión a los traspasos musicales de la experiencia. Es lo que hizo siempre con un lenguaje originalísimo y una asombrosa destreza imaginativa. Y todo eso sin esgrimir nunca ninguna clase de alharacas o vanas complacencias. Amaba la música con tanta honestidad como la vida. Con él, la guitarra flamenca alcanzó un fin de trayecto o, más propiamente, una virtud extrema que también podría llamarse —como he apuntado más arriba— una situación límite. Lo demás es silencio.”
Y también ha fallecido la gran María de Ávila, la dama de la danza, a los 94 años. DEP.
Talentos del deporte (en el Real Madrid, en el FC Barcelona y juntos en la selección española), del toreo, del flamenco y del ballet. Ya sabes que la mejor manera de admirarlos es seguir su ejemplo y aprender de ell@s.

miércoles, 26 de febrero de 2014

La Economía de la Felicidad


Miércoles de reuniones con clientes, internas y de presentaciones de propuestas. En Madrid ha habido frío, viento, lluvia y sol.
He estado leyendo un artículo muy interesante en Psycholgy Today, “Happiness brings wealth” (La Felicidad genera Riqueza), del Dr. Adrian Fulhman, profesor del University College de Londres. En su opinión, antes los economistas creían que el dinero daba la felicidad; ahora piensan que la felicidad da dinero.
Hoy sabemos, a través de los datos de cada país, que a partir de una renta de unos 70.000 $ anuales, no hay mayor felicidad. De hecho, los muy ricos suelen ser infelices. La neuroeconomía ha descubierto:
- Que un incremento salarial tiene un efecto a muy corto plazo. Las personas nos adaptamos rápidamente a las nuevas circunstancias.
- Que la satisfacción no proviene de la mejora de renta, sino del salario comparativo. Si todos mejoran igual, no hay mayor satisfacción.
- Que el dinero es mucho menos importante para la felicidad que la familia, las vacaciones, la salud o la seguridad.
- Que si, por un incremento salarial, también suben los impuestos, no hay mejora en absoluto.
Las personas que han ganado a la lotería, a los dos años están en niveles de felicidad previos a ese premio.
¿Y al revés? Un estudio de la Universidad de Warwick) con 90.000 jóvenes durante siete años ha demostrado que la gente más feliz es más contratable y promocionable, lo que supone un incremento en los ingresos.
Sí, el dinero no da la felicidad, pero la felicidad da el dinero.
La secuencia de causa-efecto es, científicamente, la siguiente:
-       Las personas más optimistas y encantadoras reciben mayor atención a su alrededor. Por eso les va mejor en el trabajo y son ascendidas más frecuentemente.
-       Las personas más felices toman mejores decisiones y se enfrentan a mejores retos.
-       Las personas más propensas a la felicidad están mejor física y mentalmente. Sufren menos de ansiedad, depresión y desórdenes psicológicos. Se centran y consiguen lo que se proponen con entusiasmo.
-       Las personas felices mantienen mejores relaciones: son más atractivas, tienen más amistades… Tienen más acceso a las relaciones sociales.
 Recuerda que la Felicidad no se “busca”, sino que se construye. Somos arquitect@s de nuestra felicidad.

Mi gratitud a l@s compañer@s y clientes con los que he disfrutado, y mucho, de este día.

martes, 25 de febrero de 2014

Marca profesional urbana: Cómo poner en valor tu ciudad a través de un vídeo


Segunda jornada en Asturias. Taller en el Club Asturiano de Calidad, con nada menos que un centenar de responsables de equipos: “Motivación y Liderazgo de Equipos”. Una iniciativa del CAC (el Foro de Liderazgo), respaldada por empresas asturianas de la talla de Cafento, Cap Gemini, Central Lechera Asturiana, CSC, Saint Gobain y Thyssen Krupp. 6 Talleres de 30 horas (el de hoy, cinco horas, ha sido una sesión conjunta). Los próximos, de Resolución de conflictos, Gestión del tiempo y reuniones eficaces, Comunicación interpersonal, Evaluación del desempeño y desarrollo de colaboradores, Delegación. Ya sabes, la Calidad Directiva supone el 60% de la productividad y la competitividad. Iniciativas como ésta impulsan la Calidad de las organizaciones. Estoy convencido de que ManpowerGroup (EFQM 400+) y el Club Asturiano de Calidad haremos muchas cosas en pro de las empresas del Principado.
Ayer estuve viendo en el CC Los Prados, “The Monument’s Men”. Escrita y dirigida por George Clooney, cuenta la historia de un pelotón en la II Guerra Mundial encargado de cuidar (y rescatar) las obras de arte de Europa. El relato tiene posibilidades, pero la película, desgraciadamente, es mortalmente aburrida. Clooney no destila el carisma (presencia) de otras cintas, la “historia de amor” entre Damon y Cate Blanchett no despierta pasiones y a los secundarios (Bill Murray, John Goodman, Jean Dujardin, Hugh Bonneville, Bob Banaban) el director no les saca el jugo adecuado. Una lástima, porque esperaba mucho de ella (al parecer, ya defraudó en la Berlinale).
Esta mañana he estado viendo, en Las noticias de Antena 3, que un grupo de jóvenes de Valencia han grabado un vídeo (que puede verse en Youtube) sobre su ciudad con la música de “Happy” de Pharrel Williams y han logrado más de 100.000 visitas (162.700 cuando escribo estas líneas), muchas más de las conseguidas por Turismo de Valencia. Puedes verlo en www.youtube.com/watch?v=YvBW9UTMNcE
Cinco días de trabajo, publicado el 16 de febrero ¡y ya todo un éxito! Te dan unas ganas de ir a la ciudad del Turia, de visitarla. Enhorabuena a Víctor Arroyo y su equipo. Sois muy talentos@s.
También hay “We are Happy”  de París (www.youtube.com/watch?v=hZ5rR0WlEkQ), Londres (www.youtube.com/watch?v=7TYyOl8Q2EI), Amsterdam (www.youtube.com/watch?v=CpyONJgCXvc), Berlín (www.youtube.com/watch?v=FD62ZFNoJSc), Moscú (www.youtube.com/watch?v=1wlGiVwuuZA),   Sidney (www.youtube.com/watch?v=TpQNu7hXxmY), Tokio (www.youtube.com/watch?v=sF3JbaN1r2c),  Barcelona (www.youtube.com/watch?v=SMVTpPcb9mo) o Madrid (www.youtube.com/watch?v=Ai62wb-I62s). Todo un recorrido por el mundo.
Las ciudades han de ser Marcas: sobresalientes, relevantes y diferentes. ¿Qué aparece en el vídeo de Madrid, varias veces candidata olímpica? La Puerta de Alcalá, el Retiro, la Puerta del Sol… y sí, muchas pintas (graffity), calles y estaciones de metro. ¿En el de Barcelona? El Arco del Triunfo, calles, plazas, parques… En el de Valencia, el Mercado Colón, el Río, la Ciudad de las Artes, la Estación, los puentes, las Puertas de la ciudad, la playa, la plaza de toros… La vida, de día y de noche. Una puesta en valor mucho más atractiva.
De eso se trata, de poner en valor una organización (Marca comercial), una persona (Marca profesional) o una ciudad (Marca urbana). Si no, te extingues irremisiblemente.

Mi gratitud a Marino, Emma, Carolina y todo el equipo del Club Asturiano de Calidad, a Luis y Marta, y a quienes ponen en valor su ciudad, en vídeos como el que he comentado.   

lunes, 24 de febrero de 2014

Talento de pareja: El triunfo de la mujer normal, frente a la Barbie de discoteca, por Patricia Ramírez


Vuelo a Asturias a las 6,15 de la mañana, para empezar bien la semana. Hoy he hecho cuatro procesos de coaching estratégico (segunda sesión) a los cuatro miembros del mismo Comité de Dirección, incluyendo la Dirección General. Ya sabes, un/a directiv@ sin coach es como un deportista autodidacta: poco competitiv@, si realmente quiere jugar en la élite.
Anoche estuve viendo el primer programa de “Viajando con Chester”, en el que Risto Mejide entrevista (o mejor, conversa) con personalidades de actualidad. Ayer le tocó el turno al expresidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y al varias veces campeón del mundo de motos Jorge Lorenzo.
El formato es atractivo. Sin embargo, creo que puede dar más de sí. Me gusta el Risto juez, que polariza y aprovecha su talento para provocar la reflexión. No me creo a Risto (una persona, por lo demás, entrañable, como he podido comprobar personalmente en varias ocasiones) cuando “va de coach”. ¿Preguntas abiertas para que se luzca el personaje? Eso no aporta demasiado valor.
ZP, ejemplo de talante conciliador, le preguntó cómo pasaría a la historia y Risto estuvo brillante: “Eras muy deseado y nos defraudaste”. José Luis (como le gusta que le llamen al expresidente) tuvo que encajar el golpe. Cuando Risto comentó que para un puesto de camarero pedimos tres idiomas y que ningún presidente de gobierno habla inglés, Zapatero contrapuso “meritocracia” a “democracia”. Un error, una ceja partida que Risto no supo/quiso/pudo aprovechar. Lo mismo, me temo, ocurrió respecto a Lorenzo y la relación con su padre, lo más interesante, de lejos, de la conversación entre el publicista y el motorista.
Veremos la semana que viene con Revilla y con Iñaki Gabilondo, uno de los m gra﷽﷽﷽﷽﷽﷽ semana que viene con Revilla y con Iñaki Gabilondo, uno de los mo valor.temo, ocurri de Thinking Heads!o Privado (el ás grandes del periodismo.  
He estado leyendo “¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas?”, el nuevo libro de Patricia Ramírez. Mi amiga Patri, expsicóloga del Betis (¡Qué bien le habría venido su asesoramiento al conjunto verdiblanco esta temporada!) nos presenta “las claves para entender a tu pareja”, según reza en el subtítulo. Se trata de la tercera obra de Patricia Ramírez, tras los best-sellers “Entrénate para la vida” y “Autoayúdate”, que he comentado en su día en este blog.
Me han gustado las dedicatorias a sus hijos Pablo y Carmen, “amores para toda la vida. Y ahora no somos tres, ahora somos seis con las niñas”. Y “a ti, amor. Me he sentido afortunada escribiendo el libro. Tengo un hombre maravilloso a mi lado”.
Divide Patri el texto en un prefacio (Aunque queremos lo mismo, no somos los mismos) y diez capítulos: Se busca príncipe azul que no destiña y princesa dulce que no amargue; Quien bien te quiere… no te hará llorar; La suerte de la fea, la guapa la desea (“deja fluir el momento, no metas nada con calzador”); No vale más hombre en mano que ciento volando; El hombre y la mujer deseados (qué necesita cada un@ del otr@); Bases para que se entiendan futbolistas y princesas (relación con compromiso, el dinero, la familia, los amigos, el futbol y las compras, l@s ex); Decálogo para buscar pareja y no morir en el intento; Decálogo para que dure el amor (desde “sexo, sexo y más sexo”, porque las parejas “no son amigos”, hasta “memoria selectiva”, pasando por el romanticismo, el humor, el aspecto físico, los detalles, la comunicación, la no asfixia, la empatía doméstica y el foco hacia la sinergia); Decálogo para el desamor y Ejercicios divertidos para recuperar el romanticismo y la pasión.   
Lo que más me ha gustado de este libro son las “10 cositas que una mujer necesita de un hombre”:
1. Ten detalles con ella durante el día.
2. Dale tiempo (tu pareja no es una velocista, es una corredora de fondo)
3. Prepara unas velas y música relajante.
4. Mírala a los ojos.
5. No desaparezcas después de hacer el amor.
6. Ten iniciativa.
7. Dile palabras subidas de tono.
8. Trátala como a una mujer (con ternura, con cariño).
9. Recuerda que el clítoris existe (es el órgano de placer femenino per excellence).
10. Un hombre que se cuide (higiene, forma de vestir, deporte).
Además de todo esto, es importante el sentido del humor y la admiración.
Un check-list muy interesante (también hay decálogo de vosotras para nosotros: sentirte deseado, iniciativa, cuidarse, momentos de seducción, romanticismo, sexo oral, desnudez, trasero tan atractivo como los pechos, decirle al oído cómo quieres que te dé placer, seguridad/sexy).
Patri la psicóloga nos aporta siempre en sus libros (como en la tele, en la radio o en sus artículos) temas muy prácticos. “¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas?” es, junto con “Smile 2” de Rubén Turienzo, un libro muy útil para el talento de la pareja.  

domingo, 23 de febrero de 2014

La Economía Española: Cuatro bodas (Gasto público, Consumo, Poder Adquisitivo y Crédito) y un funeral (el desempleo)


Domingo de bautizo del hijo de mi primo Manuel, Rodrigo Cubeiro. Lo hemos celebrado en Navalcarnero (en su iglesia he podido orar por Enrique, Juan y David) y festejado con una comida en El Olivar, restaurante de la misma localidad. Mi agradecimiento a Yolanda y Manuel, padres de Rodrigo; a sus abuelos Emma y Ramón Cubeiro y la familia que les hemos acompañado.
Esta tarde he estado leyendo “Cuatro bodas y un funeral”, el último libro de David Taguas, recientemente fallecido. Un gran economista con las ideas muy claras y una excelente capacidad didáctica para explicarlas. Una auténtica lástima que se nos haya ido tan joven, cuando tenía tanto que aportarnos.
En el prólogo, el también economista César Molinas nos explica que “David Taguas es indisociable de la historia del uso de técnicas de economía cuantitativa para el análisis, diseño y evaluación de la política económica en España (como diría Tom Peters, “si no mides, no consigues”). Y nos recuerda su llegada al Ministerio de Economía y Hacienda (el Dr. Taguas provenía de la Universidad de Minnesota), la creación de MOISEES (Modelo de Investigación y Simulación de la Economía Española) en el Ministerio, su etapa de casi una década en el Servicio de Estudios del BBVA (con mi admirado y querido Pedro Luis Uriarte), su paso por la Moncloa (con rango de Secretario de Estado) hasta abril de 2008, y la presidencia de SEOPAN, en la que “David siguió trabajando en el diseño y análisis de la política económica”. Este libro, escribe César Molinas, muestra la crisis de los últimos años desde un enfoque cuantitativo y riguroso en teoría económica, lo que es muy de agradecer. Una historia reciente de la que tenemos mucho que aprender.
De una manera muy inteligente, David Taguas parte de esa idea de “devaluación interna” (de la que siempre ha sido partidario el FMI) y nos recuerda que el PIB, en 2007 como ahora, es la suma de Consumo Privado (el que hacen las familias), Consumo público (el que hacen las administraciones), inversión y exportaciones menos importaciones. De 2007 a 2013, sobre base 100, el consumo privado ha crecido un 1’8; el público, un 1’9; la inversión ha caído el 12’7; la demanda nacional, por tanto, ha descendido 9 puntos; las exportaciones han crecido un 7’1 y las importaciones han descendido un 1’8, por lo que el saldo exterior ha mejorado 9 puntos.
El libro tiene dos partes: La situación actual y la vía de salida de la crisis con Europa y Lo que hay que cambiar. En la primera, el autor nos recuerda que desde el inicio de la crisis, España ha perdido más del 5% de su PIB, pero que la caída del empleo ha sido aún peor (un 18%, o 3’687 M de empleos). La única forma compatible de aumentar la inversión, la actividad y el empleo es el ahorro. “Fuera del euro hace mucho frío”, insiste. Hacen falta reformas, sí: fiscal (reducción de impuestos a las familias), bancaria (para romper el círculo vicioso con el soberano) y laboral.  Para mejorar la productividad (antes de la crisis, la española era el 75’6%  de la media europea), el Capital Humano es casi todo (en esto coinciden Taguas y Krugman). Es cuestión de mejora de la educación: “Un año adicional de educación podría aumentar, en promedio, un 10% el salario real”. En definitiva, “el impulso al capital humano debe ser el principal objetivo de la política fiscal a medio plazo”. No puedo estar más de acuerdo.
La crisis que se inició en septiembre de 2013 ha tenido cinco fases. La primera, por problemas de liquidez (hipotecas de alto riesgo).  La segunda fue la intervención pública. La tercera fue la crisis de la deuda soberana (desde verano de 2009). La cuarta, la nueva desaceleración de primavera-verano de 2011. Y falta la quinta, con las consecuencias de la estabilización. En palabras de David Taguas, ahorro, inversión y reducción de la deuda externa es un juego de “tres en raya”. “Cuando comenzó la crisis, la inversión era el 31% del PIB y ahora solo el 18’4%”. Para que la recuperación sea sostenible, hace falta que la inversión aumente siete puntos. Y para que eso ocurra, es necesario que el ahorro lo haga en una magnitud mayor.
La economía española sigue presentando un déficit público de doble dígito (en septiembre de 2013). Por tanto, hay que cambiar:
- El déficit, la dinámica de la deuda y pensiones. La política fiscal puede estabilizar la economía a corto plazo (de hecho, lo está haciendo), a costa de reducir el crecimiento en el medio y largo plazo. Taguas nos presenta, como “buena práctica, lo que hizo la socialdemocracia en Suecia. Algunos pensamos (más desde la micro que desde la macro) que podría reducirse drásticamente el déficit público con calidad directiva. La verdadera reforma de la administración, más allá de recortes drásticos, debería ser la reforma de cómo es dirigida.
- Consumo, ahorro y fiscalidad. “La fiscalidad penaliza hasta extremos difíciles de entender la decisión de ahorrar”. Nuestra economía es muy dependiente del ahorro externo (hasta un tercio del total de la inversión). Durante esta crisis, el ahorro nacional ha caído un 2’1% del PIB; debemos aumentarlo, porque hay una elevada correlación entre las tasas de ahorro y las de inversión (Feldstein, Horioka, 1980). Tanto las familias como las administraciones han presentado mínimos históricos respecto al ahorro. Para revertir la tendencia, reducir la presión fiscal es imprescindible.
- Mercado de trabajo. No se ha abordado el problema de la dualidad, por lo que nuestros jóvenes sufren las consecuencias. Sería necesario un contrato único con costes de despido crecientes y continuar con la desinflación (ligando los salarios a la productividad).
- Crisis financiera, crédito y banca. La contracción del crédito entre marzo de 2011 y junio de 2013 (-5’6% del PIB) no se podía demorar. Será una recuperación sin crédito. “España debe finalizar urgentemente la recapitalización del sector bancario”, concluye Taguas. “Y estabilizar la deuda inmediatamente”.
Las explicaciones de David Taguas en el libro son de una sensatez aplastante. Ojalá haya la voluntad política de llevarlas a cabo.
En los agradecimientos, Daniel Romero-Abreu, Luis García Martín y Roger Domingo. Grandes amigos. Sin ellos, a decir del autor, no habría sido posible. David se encerró en su despacho el pasado 9 de agosto y no salió de allí hasta que no tuvo un borrador. ¡Cómo recuerdo lo ilusionado que estaba, el pasado 12 de septiembre, en la fiesta de X Aniversario de Thinking Heads!
Gracias, David. Nos queda tu legado. El legado de un gran economista. 
  

sábado, 22 de febrero de 2014

El Talentismo y el Human Age


Estos días en Italia he estado pensando sobre el Talentismo y el Human Age. ¿Son en realidad sinónimos? ¿Se trata de la misma cosa? ¿O hay diferencias? Y he llegado a la conclusión de que, aunque ideológicamente pertenecen a la misma familia semántica, muestran diferencias.
El Talentismo es la nueva época, la nueva era en la que nos estamos adentrando. Es un momento histórico en el que el Talento es más escaso –y por tanto, más valioso- que el Capital. Sustituye, por tanto, al Capitalismo, que ha durado desde 1453 (la caída de Constantinopla, la banca toscana). Y se ha iniciado, por poner una fecha, el 21 de diciembre del 2012, con el nuevo calendario maya. Es una era conceptual (Daniel Pink), conductual (Behavioral Economics) y en la que la generosidad es la cualidad principal (“Somos imprescindibles”, Seth Godin). Una era de grandes cambios tecnológicos, geográficos (desplazamiento del poder del Atlántico al Pacífico), políticos y sociales, además de económicos.
El Human Age es un enfoque del valor de las personas en lar organizaciones, en el sentido de que las personas no son “recursos” a minimizar, sino talento que deja huella. Se opone, por tanto al “management científico o taylorismo”, que consagraba la consideración del ser humano como perezoso, el control por desconfianza, la división de la organización en dos mundos (los que piensan y los que ejecutan) y la especialización y compartimentalización de tareas. Donde el taylorismo fomentaba el conformismo, la apatía, la imitación, la reactividad, el inmovilismo, la inexperiencia, la demagogia y el cortoplacismo, el “Human Age” favorece la curiosidad, la vocación, el aprendizaje, la iniciativa, el dinamismo, la maestría, la reputación y el legado. Citando a Thomas Stewart (“Capital Intelectual”): “Las mejores organizaciones no lo son solo por contratar a los mejores, sino por establecer procesos y sistemas que animen a las personas a pensar, y permiten que ese pensamiento se ponga en práctica”. Es cuestión de Posicionamiento (ser distintivas), Agilidad, Disciplina y Enfoque, y no hay contradicción (una cosa o la otra), sino paradoja (un@ y l@ otr@, simultáneamente).
Jornada muy cultural la de hoy. Por la mañana, en la Fundación March y con mis amigos Miguel Ángel y Julio, Concierto del ciclo “El intérprete como compositor”, con obras de Pau Casals (1876-1973) y Gaspar Cassadó (1807-1966), interpretadas por el Dúo Cassadó (el violonchelista Damián Martínez Marco y la pianista Marta Moll de Alba). Y por la tarde, en el Teatro El Castillo, la obra “Antes te gustaba la lluvia”, de Lot Vekemans, interpretada por Blanca Oteyza y Sergio Otegui, y después una agradable velada con Luis, María, Natalie, Blanca y José. Una función excelente, que demanda mucho de los protagonistas.
Y además me he comprado “Cuatro bodas y un funeral”, del gran economista David Taguas. Mañana lo leeré detenidamente.
Mi gratitud a los artistas que hoy me han hecho emocionarme a través de la música clásica y el teatro.  

viernes, 21 de febrero de 2014

Los cinco niveles del Marketing del permiso


Jornada en Mil, ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽aneo es del marketing del permisoán, trabajando con los DG y los presidentes de ManpowerGroup de Italia, España y Portugal. Hemos compartido numerosas buenas prácticas en clientes y una estrategia común para aportar valor al cliente desde el talento. Vuelo de Iberia a las 7 desde Milán Malpensa hacia Barajas, muy puntual. Y llegada a Madrid a las 9,15 horas para iniciar el fin de semana.
He estado releyendo “El Marketing del permiso”, el clásico de Seth Godin de 1999 en una nueva edición. Se trata de uno de los textos más relevantes del marketing actual y Seth, autor de 15 best-sellers internacionales, uno de los gurús más influyentes de esta ciencia. Sus conceptos son muy poderosos.
En el prólogo, Don Peppers (autor del “One-to-One: el marketing del siglo XXI”) nos recuerda que “nuestra atención es un recurso cada vez más escaso” y a ello da respuesta el nuevo marketing. El Nuevo Mundo (Talentismo) está eclipsando al Viejo (el capitalismo trasnochado).
Es lo que Seth Godin llama “La crisis del marketing que el dinero no resolverá”. No queda sitio para tantos anuncios (el marketing de la interrupción, la estrategia tradicional) y los medios de comunicación de masas al parecer están acabados. Sí, el marketing directo elimina el ruido (al menos temporalmente), pero el marketing de interrupción sufre un círculo vicioso: atención limitada de los clientes potenciales, cantidad limitada de dinero de los mismos, cuantos más productos se ofrecen menos dinero circula, mayores gastos en marketing de interrupción, exposición que cuesta cada vez más dinero, cuanto más dinero gasta menos funciona…
El marketing del permiso ofrece al consumidor “la oportunidad de elegir voluntariamente ser objeto de marketing”. Es voluntario, y por ello los clientes potenciales prestan atención al mensaje. “El marketing del permiso es como tener una relación de pareja. Convierte a los desconocidos en amigos y a los amigos en clientes vitalicios. En él se aplican muchas de las reglas que rigen las citas y también se obtienen muchos de sus beneficios”, nos cuenta Godin.
Para “citarse” con un cliente, hay cinco pasos (siempre según el autor):
- Ofrecer al posible cliente un incentivo para hacerse voluntario
- Utilizando la atención que le proporciona el posible cliente, presentar un currículo a lo largo del tiempo, que instruya al consumidor sobre tu producto/servicio.
- Reforzar los incentivos para garantizar que el posible cliente siga concediéndote su permiso.
- Ofrecer incentivos tradicionales para obtener todavía más permiso de los consumidores.
- Con el tiempo, aprovechar el permiso para cambiar el comportamiento del consumidor hacia los beneficios.
Sí, el permiso es una inversión y el marketing del permiso ha de ser esperado (las personas han de desear escucharte), personal (individualmente) y pertinente (que interese al cliente). El concepto no es precisamente nuevo, pero la relevancia es total en el Talentismo.
Tenemos que concentrarnos en la cuota de cliente, no en la cuota de mercado. “Despide al 70% de los clientes, y observa cómo aumentan tus beneficios”, nos recomienda Seth Godin. La clave está en cuatro puntos del “marketing one-to-one” de Peppers y Rogers: aumentar la “cuota de cartera”, prolongar la duración de la relación con el cliente, aumentar la oferta de productos a los clientes, crear una relación interactiva que permita satisfacer más necesidades del cliente.
La frecuencia genera confianza y el permiso facilita la frecuencia. La familiaridad es la plataforma de lanzamiento de la confianza. La frecuencia y la confianza superan el alcance y su glamour. “Emitir anuncios con frecuencia resulta aburrido”. El permiso fortalece la frecuencia: “la marca más confiable también es la más rentable”.
Lo más interesante del libro, en mi opinión, son los cinco niveles de permiso:
1. Intravenoso (y modelo de “compra con aprobación”).
2. Puntos (modelo de responsabilidad y modelo de probabilidad).
3. Relaciones personales.
4. Confianza en la marca.
5. Situación.
El punto cero es el “spam”: aquí no existe el permiso. Como bien dice Godin, el spam no solo no es esperado, sino temido.
El permiso no es transferible, es egoísta, es un proceso (no un momento) y es frágil (se puede cancelar en cualquier momento).
Tras explicar varios casos, Godin nos ofrece una lista de chequeo para evaluar un programa de marketing de permiso:
1.     ¿Cuál es el cebo?
2.     ¿Cuánto cuesta un permiso incremental?
3.     ¿Qué profundidad tiene el permiso que se concede?
4.     ¿Cuánto cuesta la frecuencia incremental?
5.     ¿Cuál es el índice de respuesta activa a las comunicaciones?
6.     ¿Cuáles son las cuestiones relacionadas con la comprensión?
7.     ¿La compañía trata el permiso como si fuera un activo?
8.     ¿Cómo se debe aprovechar el permiso?
9.     ¿Cuál es el nivel de permiso?
10.  ¿Cuál es la vida útil que se espera de un permiso?
El permiso “no va” de páginas web, sino de diálogo; funciona con consumidores individuales y en el “business to business”; refuerza la marca (que es, recordémoslo, la “promesa de valor” que nos da acceso a los clientes). El marketing de interrupción es un cazador; el marketing de permiso, un agricultor.
Si el marketing de permiso es tan eficaz, ¿por qué se siguen poniendo tantos anuncios en televisión, en radio, en las publicaciones, en las vallas publicitarias? Por hábito. Es el problema de la inercia.
El marketing del permiso es un gran concepto, y debemos ponerlo en práctica. Merece mucho la pena en términos prácticos.
Mi gratitud a Stefano y su equipo, y a mi buen amigo Raúl Baltar, presidente del Banco Exterior en Venezuela, que ha escrito en su blog “El arte de ser humano” una preciosa entrada: “Entre la emoción y la rutina”. Bellísima. 

jueves, 20 de febrero de 2014

Milán insólita y secreta


Ayer por la tarde embarcamos rumbo a Milán, para participar hoy y mañana en la reunión estratégica del Sur de Europa de ManpowerGroup.
Esta tarde hemos ido a Turín, a presenciar el partido de la UEFA League entre la Juventus y el conjunto turco del Trabzonspor. El Juventus Stadium es uno de los más modernos de Europa, y en un partido de estas características cuenta con más de 900 profesionales de ManpowerGroup, lo que es realmente espectacular. De vuelta, ya en Milán, hemos cenado en la trattoria Il Carpaccio, de la via Lazzaro Palazzi 19. Una cena típicamente milanesa, absolutamente deliciosa.
Ayer estuve leyendo “Milán insólita y secreta” de Massimo Polidoro, profesor de “psicología de lo insólito· en la Universidad de Milán-Bicocca. Este texto es un recorrido por esta bella ciudad, dividido en seis partes geográficas.
Del centro destacaría el Museo Mangini Bonomi (sobre la vida cotidiana en los últimos 150 años), la jabalina semilanuda del Palazzo de la Ragione (Milán fue fundada por el celta Beloveso y la llamó “Mediolanum”, por encontrar un jabalí hembra con la mitad muy peluda y la otra mitad carente de pelo), el salón de fiestas del Palazzo Marino y el Duomo. Del noroeste de la ciudad, Santa María delle Grazie (donde está “La última cena” de Leonardo da Vinci), el estudio del arquitecto Portaluppi (que modernizó Milán), la tumba de Verdi, la fuente de Giorgio de Chirico, el taller de Achille Castiglioni y el Castello Sforzesco. Del noreste, la estatua de Pinocho, el Palazzo Isimbardi, la torre de las sirenas, la villa Invernizzi, el Palazzo Serbelloni, el Palazzo Morando, el Museo de la Empresa Mario Bucellatti, la Biblioteca Braidense de libros de magia, los dos claustros de San Simpliciano, el teatro del verdor y la mediateca de Santa Teresa. Del suroeste, la “caída de San Pablo” de Moretto da Brescia (inspiración de Caravaggio), el museo del caballo de madera Lorenzo Pianotti, la Scala y la tumba de los Reyes Magos. Del sureste, el Wow Spazio Fumetto (para el cómic) y la Fundación Vico Magistretti (estudio de un gran diseñador). Y de los alrededores de Milán, las pequeñas villas Tudor, la cartuja de Garegnano, la Basílica de Santa María de Lourdes (reproducción de la cueva de Lourdes), la Accademia del Giocco Dimenticato (juguetes antiguos), el museo de arte plástico (art-terapia en un antiguo hospital psiquiátrico), el museo del cine y de la óptica y la villa Mirabello (una villa toscana en la Lombardía). Milán es una ciudad fascinante. En esta “semana de la moda” se revela en todo su esplendor.
He lamentado mucho el fallecimiento de David Taguas, un gran economista, de ideas claras y muy didáctico, que ha muerto de un infarto fulminante. He hablado con Roger Domingo (editor de su último libro, que leeré a la vuelta a Madrid) y con Susanna Griso (David acudía al programa “Espejo público”). David Taguas pervivirá en la memoria de sus textos, de sus intervenciones y en el cariño de quienes le admirábamos (pude hablar un rato con él el pasado 12 de septiembre, con motivo del X Aniversario de Thinking Heads, y me encantó su vitalidad).
Mi agradecimiento a Stefano, Vittorio, Giovanna, Antonio y todos nuestros colegas italianos, anfitriones de este encuentro en Milán.         

miércoles, 19 de febrero de 2014

Estamos con Venezuela, en un momento tan difícil


Esta mañana hemos tenido en la oficina de Right Management el inicio del programa de inducción en ManpowerGroup, liderado por Loles Sala, directora de Personas y Talento, con Alegría (así se llama la profesional que la ha acompañado, y que hace honor a su espléndido nombre). MI gratitud a Loles, Alegría, Carlos, a todas las personas que han colaborado en el programa y a l@s profesionales de Right Management (comenzando por Sonsoles Escribano, nuestra DG), que han participado con total compromiso.
Le he pedido a Valeria, nuestra compañera procedente de Venezuela, que canalice todos los esfuerzos que podamos hacer por este maravilloso país hermano, donde muchos españoles tenemos a algunas de las personas que más queremos. Valeria nos ha comentado que hemos de divulgar lo que está pasando en el país.
Como sabes, Venezuela sufre desde más de una década (cuando se iniciara la “revolución bolivariana” de Hugo Chávez) una intensa polarización. El deterioro de la economía, con índices de inflación insostenible (se habla para el 2014 de un 90%), escasez de los productos más básicos (desde aceite, leche y azúcar a papel higiénico), corrupción y dos devaluaciones del bolívar en apenas dos años. 3 millones de empleados públicos en un país de 30 millones de habitantes y un mandatario como Nicolás Maduro que ha recortado el cupo de divisas o tratado de controlar los precios por ley. 24.000 homicidios al año (el asesinato de la actriz y ex Miss Mónica Spear y su marido el pasado 7 de enero sacudió al país) y un último detonante: el asesinato de tres estudiantes en una manifestación el pasado 12 de febrero. Leopoldo López, uno de los principales líderes de la oposición, está detenido: “¡Despierta Venezuela! Si mi encarcelamiento despierta al pueblo, valdrá la pena”, ha declarado LL.
Maduro ha destituido al jefe de la policía política por las represiones, y el futuro es más que incierto. Hay una milicia bolivariana de 120.000 voluntarios y 30.000-40.000 asesores cubanos. Es lo que Miguel Ángel Bastenier llama “el Estado profundo”. Veremos cómo avanza la situación.
William Chislett, autor del libro “Spain: what everyone needs to know” (España: lo que todo el mundo necesita saber) sobre España como “Alemania del Mediterráneo”. Nuestro país ha elevado la exportación de sus bienes y servicios, hasta alcanzar el 35% del PIB. La economía germana exporta hasta el 50% de su producción. En 2012 los CLUR (Costes Laborales Unitarios Relativos) de España ya eran más bajos que los de Alemania. Como comenta Chislett, la clave de la competitividad alemana no está en los costes bajos, sino en la Innovación (2’3% del PIB, prácticamente el doble de la española).
Sí, los españoles trabajamos más que los alemanes (1.686 horas en 2012, 289 horas más que los germánicos), pero el peso de la industria es mucho menor (17’4% del PIB frente al 25’8%) y las compañías más pequeñas (en Alemania el 18’2% son grandes conglomerados, frente al 5’9% de los españoles). En definitiva, España tiene 6’9 M de desempleados y Alemania, 2’9 M (con 82 M habitantes).
¿Cómo se explican esas diferencias en innovación, industria y desempleo? Básicamente, desde la Calidad Directiva (España está nº 51 del mundo según el Foro Económico de Davos, y Alemania se sitúa en el podio mundil). Los buenos directivos favorecen la innovación, apuestan por el talento y hacen crecer a sus compañías. La Calidad Directiva, el Liderazgo, no se improvisan.
“No es extraño que Alemania se haya convertido en el país favorito de parados jóvenes españoles, con frecuencia bien formados”, explica William Chislett. El talento es atraído –y fidelizado- por la buena dirección.
Mi gratitud y cariño a la buena gente de Venezuela, que merece que el país abandone esta locura cotidiana y se transforme en el gran país que tod@s queremos que sea.   

martes, 18 de febrero de 2014

El impacto de los entrenadores y la Calidad Directiva


John Carlin, el autor de “El factor humano” (en el que se basa la película “Invictus”), la biografía de Rafa Nadal y “La sonrisa de Mandela”, volvió a poner el dedo en la llaga con su artículo “Los herejes no se equivocan”. Es el siguiente:
“Una gran verdad en la que se apoya el gran debate mundial —el más concurrido, el que más ruido genera— es que el papel de los entrenadores en el fútbol es decisivo. Si a entrenador x no lo echan, estamos condenados; si pudiésemos fichar a entrenador y alcanzaríamos la gloria; el día que se nos vaya entrenador z será el principio del fin. Con variantes, las conversaciones de los aficionados suelen tirar por estos senderos. La premisa es que el buen entrenador es una especie de mago divinidad, poseedor del santo grial que nos conduce al cielo; el malo, un vendedor de humo que nos lleva por el camino de la amargura.
Lo terrible, lo profundamente subversivo, sería descubrir que esta premisa no es una gran verdad sino una gran mentira. Es lo que propusieron los autores del best-seller Soccernomics, titulado en español como El fútbol es así. Simon Kuper, brillante periodista, y Stefan Szymanski, profesor universitario, intentan distanciarse en su libro del pensamiento mágico futbolero y llegar a conclusiones basadas en la única pura verdad de la que disponemos en la tierra, las matemáticas. Tras repasar muchos datos los autores concluyen que los entrenadores influyen muy poco en los resultados; que el factor determinante es el dinero.
Entrenadores van y entrenadores vienen pero los clubes que disponen de más dinero para fichar a los mejores jugadores y pagarles los mejores sueldos siempre ocupan la cima
Entrenadores van y entrenadores vienen pero los clubes que disponen de más dinero para fichar a los mejores jugadores y pagarles los mejores sueldos siempre ocupan la cima. Esta temporada la herejía Kuper-Szymanski se ha puesto seriamente a prueba. O eso parece, especialmente si nos fijamos en la Premier League. Antes de quemarles en la hoguera, el Gran Inquisidor les pondría como ejemplo el caso del Manchester United, siempre en el trío de clubes más ricos del mundo junto al Real Madrid y al Barcelona. Alex Ferguson les dejó campeones de Liga la temporada pasada y hoy su sucesor David Moyes los tiene séptimos en la tabla a 15 puntos del líder y con cada día más escasas posibilidades de acabar entre los primeros cuatro y clasificarse para la Champions League.
Más ejemplos: el Chelsea, que va primero, es un equipo más potente desde la llegada de José Mourinho, al que muchos aficionados del Manchester United dicen hoy que hubieran preferido fichar antes que a Moyes; el Everton juega mejor desde que Roberto Martínez reemplazó al pobre Moyes; el Manchester City de Manuel Pellegrini marca el doble de goles desde que se fue Roberto Mancini. Hay más, aunque también cabe volver la mirada a España y fijarse en Diego Simeone, cuyo feroz Atlético amenaza con romper el duopolio Madrid-Barça.
Cuestionado públicamente en Twitter esta semana por uno de sus colegas del Financial Times, Simon Kuper respondió que estos argumentos no afectaban la validez de su tesis. Interrogado un poco más, concedió que quizá en el 10 por ciento de los casos el entrenador sí incidía en los resultados, pero nada más.
¿Será posible que, pese a todo, Kuper tenga razón? Resulta difícil y doloroso para un ser humano abandonar un artículo de fe que ha condicionado su visión de la vida. Pero sí —sí es probable que tenga razón. El caso Ferguson-Moyes evidentemente ofrece una excepción a la regla; entra dentro de aquel 10 por ciento. ¿Pero los demás?
Fíjense que estamos hablando de resultados, no de calidad de juego, que siempre es opinable. Aquí consideramos que el Manchester City y el Everton despliegan un fútbol más bonito que la temporada pasada, pero ambos equipos siguen más o menos en los mismos puestos. El City luchando para ganar el campeonato, el Everton, en sexta posición. El Chelsea tiene más posibilidades de acabar campeón con Mourinho que con Rafa Benítez, pero no cambia el hecho de que una vez más terminará entre los primeros cuatro y, más significativo aún, que hace un par de temporadas ganó la Copa de Europa con el novato Roberto di Matteo.
Del Barça y el Madrid ni hablemos. El Atlético de Simeone entra dentro del 10 por ciento, eso sí, pero también es verdad que es el tercer equipo más rico de la Liga española.
Conclusión: hay excepciones a la regla Kuper-Szymanski, pero pocas. Los herejes no se equivocan. El dinero manda; no el entrenador. Pero aquí, al menos, nos cerraremos los ojos a la ciencia. Nos aferraremos a la antigua ortodoxia. No perderemos la irracional fe. Porque si no, ¿de qué discutiremos? ¿De qué demonios vamos a escribir?”
La realidad es que “los herejes se equivocan”. No vale eso del 10% (en realidad, sería más adecuado hablar del 20%, porque vivimos en un mundo paretiano). Kuper y Szymanski cometen un sesgo similar (dicho con todos los respetos y el mayor de los cariños) al de los consultores de McKinsey cuando promulgaron la “guerra por el talento” allá por 1997. Pensar que el talento es fijo y que se tiene o no se tiene (la Dra. Carol Dweck, de la Universidad de Stanford, nos ha prevenido como ninguna otra de esa peligrosa trampa). Sí, las puntuaciones de los clubes correlacionan con las inversiones realizadas (y, por tanto, con el “talento” de sus futbolistas, como puesta en valor). Sin embargo, estos datos se revelan a posteriori. El Talento es Capacidad (habilidades como jugador) pero también Compromiso (la energía que le pones al proyecto), y en este sentido el entrenador es más que relevante. Es el coach quien contagia a sus jugadores de una mentalidad ganadora o perdedora, de la confianza necesaria o no, de la identidad (un estilo futbolístico) y del verdadero espíritu de equipo, que genera sinergias, o por el contrario de un grupo humano cuyo resultado final es menor que los valores individuales.
En el mundo empresarial, estimamos que la Calidad Directiva el 60% de la competitividad. En el mundo del deporte, y especialmente en el del fútbol, debe ser algo muy similar. ¿Significa eso que un club de 500 millones de euros de inversión sea superado por uno de 100? En absoluto, porque la diferencia es del 500%. Sin embargo, un buen (un muy buen) entrenador como el “Cholo” Simeone puede conseguir de los suyos que combatan –y de momento, estén empatados- con plantillas cinco veces más valiosas. Y que el Eibar de momento supere a grandes del fútbol español, como el Deportivo de La Coruña, el Sporting de Gijón y el Zaragoza ¿No es fascinante?  

lunes, 17 de febrero de 2014

Smile 2: Segundas partes pueden ser muy buenas


Me habría encantado estar en la presentación de mi buen amigo Rubén Turienzo el pasado jueves 13. Estrenaba su nuevo libro “Smile 2. Actitud positiva para parejas radiantes”, a pocas horas de San Valentín, como debe ser. Y ha tenido Rubén la amabilidad de mandármelo, antes de poder comprarlo (lo haré, pare regalárselo a vari@s amig@s). El momento oportuno para leerlo, disfrutarlo, degustarlo, ha sido el AVE entre Madrid y Barcelona en los inicios de esta semana.
Creo que es su octavo libro, desde “Dirige de cine” (que tuve el honor de prologar), “Saca la lengua”, “La gallina que cruzó la carretera”, “Los tacones de Oz”, “Gana la resiliencia”, “Carisma Cómplex” y el primer “Smile”. El hecho cierto es que Rubén cada día escribe mejor. Es un magnífico autor, conferenciante y un estupendo coach que, muy probablemente, acabará asesorando a algun/a ministr@ o primer ministr@. Y si no, al tiempo.
Para vayamos con este manual práctico para parejas radiantes (me encanta el concepto, porque es muy gráfico; hay parejas que iluminan la sala cuando llegan a un sitio). Parte de una valiente confesión: “Para ser un experto en influencia social y comunicación, no tienes ni idea de cómo hablar con tu pareja”, le espetó una ex al despedirse. Eso del “cuchillo de palo” un servidor lo lleva fatal (un reputado herrero ha de tener el mejor de los cuchillos). Así que, aprovechando sus amplios conocimientos en psicología positiva, coaching y PNL, Ruby se puso a hacer investigación de campo y le ha salido una pasada de libro. Un texto esencial para hacer más feliz a tu pareja (y de paso, a ti mism@). Gracias, Rubén, por este regalo de los dioses.
Me encantan sus frases: “Las parejas radiantes saben que su relación es una cosecha”, “La vida son matemáticas: lo que no suma te resta”, “El Amor empieza en la admiración y en el compromiso con la generosidad mutua”, “En el Amor la distancia se mide en minutos”… Píldoras muy valiosas para pensar y actuar en consecuencia.
¿El equilibrio? Sí, entre lo sentimental, la gestión del entorno y la realización laboral.  Uno de los grandes modelos que aparecen en el libro es el de Sternberg: falta de amor (ni pasión, ni intimidad, ni compromiso), cariño, encaprichamiento, amor vacío (compromiso, pero sin pasión ni intimidad), amor romántico (pasión e intimidad, pero sin compromiso), amor loco (sin intimidad), amor consumado (con los tres ingredientes). Rubén lo liga a los seis términos griegos del Amor: Eros, Ludus, Storge, Manía, Ágape y Prgama. Brillante.
“Ni te quiero ni te necesito… te elijo”. Para ello, Beneficios (lo que me aporta), Sintonía (en el mismo momento), Destino (hacia el mismo fin) y Química (saltan chispas). Son las premisas esenciales.
En las siete señales enemigas de las parejas radiantes (planteamiento violento, críticas, reproches, desprecios, actitud defensiva, intentos fallidos de desagravio y recuerdos negativos), Rubén Turienzo sigue a Gottman. Y además nos aporta las 14 barreras a superar: Diferencias sociales, culturales y de hábitos, Contraste de personalidades, Las diferentes fases del amor, El crecimiento de la familia, Factores externos (viajes, amigos molestos), Los fantasmas del pasado, Infidelidad, Celos, Funciones y responsabilidades del hogar, Insatisfacción sexual, La rutina, Problemas económicos, La falta de reconocimiento, Violencia.
El rencor como arma de destrucción emocional masiva, la paciencia como ciencia para mantener la paz, y las claves de una pareja radiante: Caricias, Conocimiento (el libro incluye el juego de las 20 preguntas de John Gottman), Admiración (con el calendario de las siete semanas, de Lois Abrams; “Quien admira, ama, y quien ama, brilla”), Risa (las cinco risas, de Francesca Strauss), Influencia, Complicidad (Rubén nos regala los juegos de “el globo”, “el secreto” y “sin volumen”), Innovación, Amistad y el Sexo (como dice Rubén: “¡Y por fin llegó el fuego!”). Y mi frase favorita del libro: “Quien no te hace reír no te hará gemir”.
Pero hay más: cuatro técnicas infalibles (el Solutionator RT3000, las naranjas completas, el banco emocional y el kamasutra de las parejas radiantes, con 32 posturas –emocionales- de cada una de las ocho claves). “La fuente de la eterna juventud se llama ILUSIÓN COMPARTIDA”, ¡Qué gran verdad!
El libro concluye, reconectando con Smile, con los cinco pasos de la Actitud positiva: Simplifica, Relativiza, Positiviza, Ilusiónate y Modifica, con ejemplos concretos de situaciones difíciles (una veintena). Como repite el autor, “la vida no es fácil pero podemos hacerla sencilla”.
Una bibliografía muy completa (33 libros, desde Ovidio y Platón a Fromm, Bucay, Walter Riso, Gottman, Sternberg y Marina), una “banda sonora” propia (20 canciones), filmografía (unas 30 pelis) y teatro/musicales/libros de ficción y de poesía. Me quedo, de todos ellos, con “El diario de Adán y Eva” de Mark Twain, “El Diario de Noa” (DVD) y “Diario de un desembarco” de Yolanda Sáenz de Tejada. ¿Será casual que los tres son diarios, como este blog?    

Suelen decir en el mundo del cine que segundas partes nunca fueron buenas. Pero hay ejemplos de lo contrario, como “El Padrino 2”. Lo mismo ocurre con “Smile 2”. Imprescindible. Uno de los grandes libros del año. Regálaselo a tu pareja.

domingo, 16 de febrero de 2014

Mensajes para el alma y el "derecho a decidir"


Estupenda la cena de anoche en “A la Brasa”, en A Coruña, para celebrar el cumpleaños de Enrique Ulloa. 27 invitad@s, un menú exquisito y sobre todo la alegría de estar junto a una gran persona que valora, por encima de todos, a sus amigos y a su familia. En nuestra zona, además de Enrique, Andrés (que estuvo muy divertido y “provocador”), Julio, José Luis, Marcelo, Bartolomé… Lo pasamos de maravilla.
Además, instituimos el Premio “Enrique Ulloa” al directivo gallego con valores humanistas de más de 60 años. Lo entregaremos con carácter anual. Y el homenajeado fue el primero en recibirlo.
He estado leyendo “Mensajes para el alma. Sabiduría para la vida cotidiana en tiempos difíciles”, de Mónica Esgueva. Un libro estupendo.
Me gustan mucho los libros de Mónica: “Cuando sea feliz “(2011), “Donde pueda rozar tu corazón” (2012), “Los 3 pilares de la Felicidad” (2013) y éste “Mensajes para el alma”. Mónica va a libro por año, lo que es una gran noticia, porque es el mejor puente con que contamos entre la filosofía oriental (ella recibe enseñanzas del Dalai Lama en el Himlaya) y la occidental. Gracias, Mónica por aportarnos tanta sabiduría (y, como escribes en la dedicatoria, serenidad, que me viene muy bien).
“Mensajes para el alma” (lecciones de vida más que mensajes, como dice Gaspar Hernández en el prólogo) está dividido en tres partes: Uno mismo, Las relaciones con los demás y Entender el mundo. Más de 200 páginas, cada una a partir de una pregunta (generalmente abierta) y sus reflexiones, que nos resultan muy útiles.
De todo el aluvión de lecciones que nos aporta Mónica, quiero compartir contigo esta selección:
- “No huyas del riesgo por miedo al fracaso, o jamás probarás las mieles del éxito”
- “Observar el carácter transitorio de una emoción sin aferrarse o reprimirla es lo que disuelve su fuerza”
- “No es difícil alimentar la alegría para el que está dispuesto a hacer del gozo el himno de su vida”
- “Procura que las lágrimas de tu tristeza irriguen las semillas del florecimiento”
- “La vida es un regalo que hay que aprovechar, una oportunidad concedida para dejar una huella única
- “La urgencia es mala consejera y peor compañera de viaje”
- “Las lágrimas son la lluvia del alma”, “No reprimas el manantial que sale de ti”
- “El dolor es la marca personal del ser humano. El sufrimiento, solo una elección”
- “Ten fe y perseverancia para continuar donde la mayoría abandona y conseguirás todo aquello que te proponga”
- “Tenemos que percatarnos de que somos como un banco de energía”
- “Pocas veces estamos dispuestos a saltar si nada nos empuja”
- “Las almas grandes son las que anhelan inspirar con su ejemplo, y están dispuestas a ser menos para que otros puedan ser más”
- “El optimista siempre tiene un proyecto, una ilusión y una esperanza. El pesimista siempre tiene una excusa”
- “No olvides que las grandes almas son como las nubes: recogen para repartir”
- “Abandona todo deseo de venganza para que tu futuro pueda ser diferente de tu pasado”
- “Céntrate en limar tus asperezas, reducir tus debilidades y cultivar la compasión en tu corazón”
- “A veces hay que caer para aprender a levantarse. A veces hay que perder para poder ganar. A veces hay que tocar fondo para desear remontar. A veces hay que sufrir para cultivar la humildad”
- “No te quejes por lo que no tienes. Agradece tus bendiciones cada día y mucho más llegará”
- “Los lazos de amor son los que abrazan, pero nunca aprietan”
- “Un corazón que no se involucra se marcha sin cumplir su función”
- “Lo que no brota del corazón no resplandece”
- “En la medida en la que abras tus puertas, otros las abrirán a tu paso”
- “Concéntrate en convertirte en el cambio que quieres ver en el mundo”
- “El mundo está también rebosante de hermosura… para los que son capaces de embellecer su mirada”
- “Es un gran privilegio haber vivido una vida difícil” (Indira Gandhi)
- “La libertad es la premisa del amor desinteresado: el único verdadero”
- “Los pesimistas son meros espectadores del teatro de la vida, mientras que los optimistas son los actores que intentan transformar el mundo”
- “La imaginación es el pincel de la creación”
- “El Amor es la energía que mueve el universo”
- “Fluir fomenta el aprendizaje de la sabiduría”

Gracias, Mónica, por tus mensajes/enseñanzas. Tal es el papel de las palabras, decisivo. En esa línea, el maestro José Antonio Marina reflexiona hoy sobre el “derecho a decidir”, un concepto que se ha puesto de moda. Decidir es un acto psicológico previo a la acción; el “derecho a decidir” es en puridad el derecho a realizar un acto psicológico íntimo (por tanto, no se puede prohibir). Pero si fuera “derecho a actuar de una manera previamente decidida por mí”, el concepto no sería atractivo/atrayente. La legitimidad, concluye Marina, la da el Derecho.   

sábado, 15 de febrero de 2014

Cuento de invierno, tres líderes y la Inteligencia Emocional


Fin de semana en Galicia, para participar en la celebración del 60º cumpleaños de mi gran amigo Enrique Ulloa. Uno de los mejores ejemplos que conozco de gran persona, excelente profesional (“líder extraordinario” según los parámetros del riguroso estudio de PA Consulting) y gestor impecable con las ideas más que claras. Nos conocimos con motivo del Coaching Estratégico cuando Enrique fue DG de Saprogal, hemos sido socios en IDEO hasta hace bien poco y aprendo de él cada día, de su capacidad de dirección, de su manera elegante, educada y sonriente de afrontar las crisis, de su relación tan amorosa con Mar y ahora de sus inicios como abuelo feliz. ¡Enrique, eres un modelo de talento en todas las facetas de la vida!
He llegado a La Coruña a las 3,30 pm y me ha dado tiempo a ver, antes de la cena, “Cuento de invierno” (Winter’s tale), una preciosa película escrita y dirigida por Akiva Goldman (a partir de la novela de Mark Helpri), interpretada por Colin Farrell, Jessica Brown Findlay, Russell Crowe, William Hurt, Jennifer Connelly y Will Smith. Una historia fantasiosa y romántica entre el Nueva York de hace un siglo y el actual. Algunas frases de la película: “Dentro de cada uno de nosotros hay un milagro destinado para otra persona”, “Ella me atrae de una manera incontrolable”, “Si no me haces el amor ahora, nunca nadie me lo hará jamás”, “El tipo de amor que hace que se incline la balanza (entre el bien y el mal)”, “Una luz rutilante”, “Amamos para salvar”, “Nada es casual”, “¿Y si nos convertimos en estrellas?”. Muy pero que muy recomendable, ahora que la cartelera está difícil.
De la prensa (económica) del fin de semana, me quedo con tres entrevistas, un análisis y un comentario cinematográfico.
Paz Álvarez entrevista en Cinco Días a Raúl Grijalba, Presidente ejecutivo de ManpowerGroup, que lleva un año en esta posición después de 17 en esta multinacional de servicios profesionales. Raúl (Logroño, 1969) nos habla de la importancia de ser visionario y de la capacidad de atraer a la gente (de eso doy fe personalmente), de la recuperación de las empresas españolas a través de la expansión exterior y la transformación de su modelo de negocio, del informe laboral 2014 (se van a crear 300.000 empleos de mayo a diciembre, y a destruir 100.000; el saldo neto es, por tanto, de 200.000), de la necesidad de fidelizar el talento (a través de la valoración del talento /evaluación de competencias), de que los jóvenes que salen de España volverán, de su liderazgo “de continuidad”, del ciclo de vida laboral de los profesionales. El lunes se presenta Job Barcelona, donde 8.000 jóvenes podrán encontrar una salida laboral.
En el mismo periódico, Paz Álvarez analiza el fenómeno del Basque Culinary Center (12.000 metros cuadrados en el Parque Tecnológico de Miramón en San Sebastián). Creado en 2009 por la Universidad de Mondragón, lo dirige Joxe Mari Aizega (Hernani, 43 años). 265 alumn@s de grado, 40 de máster y en septiembre otros 100 de grado y 40 de máster. Joxe Mari ha sido vicerrector de MU y su objetivo es que la institución forme a profesionales que van desde la cocina a la sala. Esta labor pionera de gastronomía como disciplina universitaria ha merecido el premio a la Innovación. “Hemos creado una marca y tenemos un modelo que puede ser sostenible económicamente”, apunta Aizega. Un gran ejemplo de colaboración público-privada muy innovador con ambición global.
En la contraportada de Expansión, Carmen Méndez entrevista a Santiago Vivanco (Bodega Vivanco). Cuatro generaciones dedicadas a “devolver al vino lo que el vino nos ha dado”. Santiago (Logroño, 1973) ha logrado que el Museo Vivanco de la Cultura del Vino ya sea el principal destino turístico de La Rioja (100.000 visitantes anuales). “El ritmo de vida de hoy, todo el día conectados, no favorece la reflexión. Y un empresario necesita pararse a pensar y meditar. Conozco bien muchas empresas familiares y sé que no basta con actuar. Pensar es lo que nos hace avanzar. Yo empiezo el día con media hora de reflexión. Medito, me marco objetivos y cómo alcanzarlos”. “Por el vino siento amor y responsabilidad”. El Museo de la Cultura del Vino ha sido reconocido por la OMT como el mejor del mundo en su género. A los cuatro “niños Vivanco” (dos hijos de Santiago y dos de su hermano Rafael), además de un bautismo religioso, les hicieron un “bautismo del vino”. Continuidad asegurada. “Si por el agua te hacemos cristiano, por el vino te hacemos riojano”.
También en Expansión, Yovanna Blanco entrevista a Gabriel Escarrer (CEO de Meliá), que se ha revalorizado un 48% en 2012 y un 61% en 2013. El motivo es que se ha seguido la hoja de ruta marcada y que “la penalización por ser una empresa española ha desparecido”. Apuesta por la gestión de hoteles en detrimento de la propiedad, expansión internacional, componente vacacional y reestructuración de la deuda a un coste moderado. “Nuestro ritmo de crecimiento nos hace más solventes y menos cíclicos”. El 28 de febrero presentará resultados anuales. Meliá posee una capitalización de 1.753 M €, con un precio/beneficio de 97’8 veces el año pasado.
E Ignacio García de Léaniz (profesor de RRHH en la Universidad de Alcalá de Henares y entrañable amigo) nos habla de la película “Nebraska” como Tratado de Inteligencia Emocional. Un anciano con demencia senil, casi autista y con problemas de alcoholismo, y su hijo marchan a Lincoln, Nebraska para conocerse. IGL cita a Madame de Staël: “Comprenderlo todo es perdonarlo todo”. Y entre ellos, siempre según el sagaz Gª de Leániz, se van cumpliendo las 4 condiciones de una relación amigable (Carl Rogers): la autenticidad, la cordialidad mutua, la empatía y la disposición de apertura. “El rencor paraliza y nos hace estériles; y además es un desperdicio de nuestra energía interna”, nos recuerda brillantemente nuestro amigo Iñaki.
Me temo que éste es uno de esos casos en los que el comentario de texto es mejor que la película (el director Alexander Payne ya me timó con “Los descendientes”, su film anterior). El tráiler no me ha cautivadonada. Esperaré a verla en DVD.
Y me he traído a la ciudad en la que nadie es forastero el último libro de Mónica Esgueva, “Mensajes para el alma”. Mañana te hablaré de este magnífico libro, con esenciales lecciones de vida.
Mi gratitud a las buenas periodistas, como Paz y Carmen, a los directivos y empresarios con mentalidad estratégica, como Raúl, Santiago y Gabriel, y a los finos analistas e inspiradores como Iñaki y Mónica, y sobre todo a mi querido amigo Enrique, que ha llegado a los 60 en plenitud vital.