Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2016

Hambre de autenticidad (Amy Cuddy) y Relaciones tóxicas


Lunes de puente, inhábil en nuestro Grupo, muy útil para descansar. He podido ver ‘Un café con Susanna’ a las 8,30 de mi amiga Susanna Griso, con el vicesecretario de organización del PP Martínez-Maíllo y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez-Feijoo. Compras, comida con Zoe, quedar con amig@s, cine, etc. así acaba el mes de octubre. Noviembre será formidable.
De la prensa del pasado fin de semana, me quedo con la entrevista de Natalia Martín Cantero a Amy Cuddy, la profesora de Harvard cuyo TED de 2012 es el segundo más visto. Autora de ‘El poder de la presncia’ (libro del que ha hablado en este blog), define la misma como “la capacidad de estar en armonía con quien eres en momento de estrés. Demostrar cómo eres, cuáles son tus valores, tus habilidades, tu potencial2. Amy insiste en que no es un estado permanente y que aflora “cuando nos sentimos poderos@s por dentro”, siendo conscientes con nuestro yo más sincero.
La tecnología (los smartphones) minan la confianza de la gente. para estar presente, necesitamos auto-afirmaciones, anclas, reevaluar las emociones y transformar el nerviosismo en positividad. “Todas las ciencias sociales están en un momento de revolución relacionada con el análisis de las métricas”: el impacto del poder (posturas poderosas) en la cognición, la tolerancia al dolor, al riesgo, las hormonas. Las posturas poderosas elevan la testosterona y reducen el cortisol. “Sonreir hace que te sientas bien”. La profesora Cuddy admira a mujeres como Misty Copeland (pionera como primera bailarina del American Ballet) o Malala (premio Nobel de la Paz 2014). “Una autoestima sólida surge del interior”. “Cuando pones sobre la mesa un yo falso estás lanzando el mensaje de “no me creas”. Hay gente con poder social sin poder personal. “Si inviertes en poder personal es más probable que consigas el poder social, porque eres más convincente”. “Síndrome del impostor”: pensar que lo que consigues no te lo mereces.
José Antonio Marina escribía en Ideas sobre Trump y el debate sobre si los profesores de ética debían ser virtuosos. Y cita una oración ortodoxa: “Ata los fragmentos de mi alma”. Porque los tenemos hechos añicos, comenta JAM.
Cristina Galindo conversaba con el historiador Yuval Noah Harari: “Facebook y Apple podrán tener el control que el KGB nunca tuvo”. “Es muy posible que una nueva clase de superhumanos monopolice el poder en el futuro”. El intelectual Tom Wolfe: “Trump es un impávido total, un megalómano y no tiene programa”. ‘Viste como un líder, sé un líder’ (Regina Navarro). La indumentaria en Napoleón, Constantino o Kennedy: “La ropa influye directamente en la persona que la viste”.
Las nuevas millas de oro gastronómicas (Miguel Ángel Palomo): Ponzano en Madrid (50 locales), Ruzafa en Valencia (La Conservera, Copenhagen, Ca Mandó, Tula Café, Canalla Bistró de Ricard Camarena, Dos Estaciones), Poble Sec en Barcelona (Tickets de Albert Adrià) y Bilbao La Vieja (Mina, El perro chico, Manzana 16, Peso neto, Dando la brasa, Ágape).
Jorge Marridriga entrevista a Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana (a la que tuve el gusto de conocer en los premios FEDEPE): “Es imposible vivir en sociedades homogéneas”. “Queremos que, en 2020, unos 200.000 jóvenes latinoamericanos tengan una experiencia educativa fuera de su país”. Más de 500 universidades se han unido al plan de movilización.
“En el futuro no hablaremos, utilizaremos las frases de las tazas de diseño” (Morchales Uribarri, Mister Wonderful, Manresa, 1948). ‘Visiones del Liderazgo que viene’ (Ramón Oliver), que comenta el libro ‘Un líder frente al espejo’ de Antonio Núñez. El decálogo del “jefe perfecto”:
1. Capacidad para ilusionar.
2. Dar ejemplo.
3. Visión estratégica.
4. Navegar en la adversidad.
5. Gestionar el cambio.
6. Orientación a resultados.
7. Curiosidad apasionada.
8. Focalizar.
9. Innovar.
10. Comunicar.
En la revista XL Semanal, ‘El desafío del futuro’, con fotos de César Alierta (Fundación Telefónica), Raúl Grijalba (ManpowerGroup), Santiago Bergareche y Luis Enríquez Nistal (Vocento), Ferrán Adrià, el profesor Stephen Happel, Javier Gomá, la periodista Susana Criado, Isabel Tocino, nuestra mentora Silvia Leal, Montse Moliner, Miguel Ángel Pesquera o un servidor. Gracias por compartirlas.
A comprar ‘Liderazgo Innovador para dummies’ en El Corte Inglés te regalan ‘Relaciones tóxicas para dummies’, un libro de 100 páginas que recoge capítulos de los “para dummies” de ‘Ecología mental’ (Félix Torán), ‘Separación y dovorcio’ (Elizabeth Walsh, Thelma Fisher, Hilary Woodward), ‘Coaching’ (Jenni Mumford y Alfredo Díez) y ‘Psicología positiva’ (Averil Leimon y Gladeana McMahon). Me ha gustado el análisis de las toxinas (odio, ira, envidia, venganza, miedo), las etapas del dolor (sorpresa/negación, ira, abatimiento, persuasión, pena, comprensión/aceptación), las relaciones afectivas, conocerse uno mismo, la comunicación positiva. Los hábitos para cultivas las emociones positivas van desde la gratitud a la alegría (sonreír).
La canción del día: ‘Lost on you’ de LP www.youtube.com/watch?v=hn3wJ1_1Zsg

To all the things I've lost on you, oh
Tell me are they lost on you, oh
Just that you could cut me loose, oh
After everything I've lost on you
Is that lost on you
Oh-oh, oh-oh
Is that lost on you?
Oh
Baby, is that lost on you?
Is that lost on you?      

domingo, 30 de octubre de 2016

Umberto Eco: Una despedida digna de un gran maestro


Esta mañana de “veranillo de Halloween” (así es el cambio climático) hemos ido a ver ‘El contable’, una película recomendada por un amigo. Christian Wolff (Ben Affleck) es un contable que analiza los estados financieros de mafias y narcos, además de ser un asesino despiadado. Para variar, le contratan para revisar las cuentas de una empresa de nuevas tecnologías que va a salir a bolsa.
En realidad, se trata de un “western” (el héroe, los villanos) pasados por ‘Call of Duty’. El personaje interpretado por Ben Affleck es un autista (síndrome de Asperger) que nos resulta atractivo por su belleza. Una peli que no pasará a la historia del séptimo arte, con excelentes secundarios (J. K. Simmons, Anna Kendrik, John Lithgow, Cynthia Adai-Robinson) y un Affleck que se esfuerza por dotar de credibilidad al contable autista. 3 sobre 5 la otorgaron Roger Salvans en Fotogramas e Irene Crespo en Cinemanía.
Esta tarde he estado leyendo ‘De la estupidez a la locura’, el libro póstumo de Umberto Eco. Una selección de artículos publicados de 2000 a 2015, agrupados en quince secciones (la última da título al libro). A destacar: “Cuando yo era joven, había una diferencia importante entre ser famoso y estar en boca de todos. Muchos querían ser famosos por ser el mejor deportista o la mejor bailarina, pero a nadie le gustaba estar en boca de todos por ser el cornudo del pueblo o una puta de poca monta… en el futuro esta diferencia ya no existirá: con tal de que alguien nos mire y hable de nosotros, estaremos dispuestos a todo”.
Umberto Eco (1932-2016) escribe sobre la sociedad líquida (“Con la crisis del concepto de comunidad surge un individualismo desenfrenado, en el que nadie ya es compañero de camino de nadie, sino antagonista del que hay que guardarse. Este “subjetivismo” ha minado las bases de la modernidad, la ha vuelto frágil y eso ha dado lugar a una situación en la que, al no haber puntos de referencia, todo se disuelve en una especie de liquidez”), las invenciones, renacer en 1940 (“La vida no es más que una lenta rememoración de la infancia”), Twitter (“Tuiteo, luego existo”), la esperanza de vida (“No siempre el tiempo borra la belleza/ ni dejan marca lágrimas y afanes”, De Amicis), la fealdad y la belleza, Churchill (para la cuarta parte de los británicos es un personaje de fantasía, de ficción), los hackers (fundamentales para el sistema), el libro de texto como maestro, la utilidad de los profesores (“Todo el mundo es capaz de almacenar informaciones, si tiene buena memoria. Pero decidir cuáles vale la pena recordar y cuáles no es un arte sutil. Esa es la diferencia entre los que han cursado estudios regulares (aunque sea mal) y los autodidactas, aunque sean geniales”), el quinto poder, el dogmatismo, los móviles (“Hemos dejado de mantener relaciones cara a cara”), las conspiraciones y tramas, los medios de comunicación, el 11 M (“¿el público le hace daño a la televisión?”), James Bond (“shaken, not stirred”), el racismo, el odio y el amor, el derecho a la felicidad (en la Constitución de EE. UU.), la religión (idolatría e iconoclasia ligera), Halloween, la educación, los libros, Aristóteles (el primero en definir la metáfora, en la ‘Poética’ y la ‘Retórica’), mentir y fingir, el populismo mediático, los oxímoros conciliadores (“Mi sospecha es que el oxímoron ha ganado popularidad porque vivimos en un mundo donde, tras desplomarse las ideologías, nos debatimos ya solo entre soluciones contradictorias”) o si estamos todos locos. “Recelen de quienes les juzgan”.
Gracias, maestro, por esta crónica del Talentismo. Creo es difícil entender los mercados actuales, la “competición entre marcas” (comerciales, imanes de talento) sin tu ‘Tratado de Semiótica General’, tu ‘Apocalípticos e integrados’ y, por supuesto, sin ‘El nombre de la Rosa’. “El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda”, “Nada hay en el mundo, ni hombre ni diablo ni cosa alguna, que sea para mí tan sospechoso como el amor, pues este penetra en el alma más que cualquier otra cosa. Nada hay que ocupe y ate más al corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la más honda de las ruinas”, “Los libros no están hechos para ser creídos, sino para ser sometidos a investigación. Cuando consideramos un libro, no debemos preguntarnos lo que dice sino lo que significa”.

La Banda Sonora de este domingo es ‘Crazy’ de Aerosmith: www.youtube.com/watch?v=NMNgbISmF4I “You drive me crazy, crazy, crazy for you baby/ What can I do, honey? I feel like the color blue.”

Ya en casa, he vuelto a ver en Netflix ‘Begin Again’ (2013), una película deliciosa sobre el Talento con Keira Knightley y Mark Ruffalo en estado de gracia. John Carney (1972), director y guionista de la cinta, tiene ahora peli en la cartelera: ‘Sing Street’. A ver si me da tiempo a verla (para los próximos días quiero dos españolas: ‘Tarde para la ira’ y ‘Que Dios nos perdone’).          

sábado, 29 de octubre de 2016

Recuperar los valores y Haber creado el monstruo de Donald Trump


Estupenda la sesión de entrenamiento en el gimnasio con mi monitora, Irma Valderrábano. Muchas gracias, Irma, eres estupenda como coach, exigente y empática. Partido de Zoe con el CD Tacón (1-1 en casa) y tarde tranquila de sábado.
De la prensa de hoy, tras casi un año de gobierno en funciones en nuestro país, me quedo con el artículo de José Juan Toharia (mi maestro de sociología, profesor en la UAM en la que hice la especialidad de Sociología Económica), ‘Ahora, recuperar los valores’:
“No corresponde a los ciudadanos plantear, con detalle y precisión, las reformas que la sociedad pueda necesitar en cada momento. Ni siquiera tras un vendaval tan destructivo como el que estos ocho años ya de crisis están suponiendo en España. Lo que a la ciudadanía le compete, lo que puede competentemente hacer, es levantar acta de cuanto perciba dañado, desfasado o destruido en el tejido social o institucional y reclamar —como es su derecho— urgente reparación. Pero pedirle que acompañe su hoja de reclamaciones con una propuesta concreta de arreglo equivale a desvirtuar las reglas del juego democrático. En un texto famoso de 1925, Walter Lippmann expresó su compasión por el sufrido ciudadano medio al que, con frecuencia, se le otorga la omnisciencia para dar respuesta o solución a cada problema que surja en la vida colectiva. No es así. Esa ciudadanía perfecta constituye, incluso en las sociedades más avanzadas, un ideal inalcanzable. Por eso la democracia —la que realmente funciona— es representativa, y no directa, y por eso existen los políticos. Es a estos últimos a quienes compete definir las reformas concretas atendiendo al malestar expresado por sus representados, sin tratar de endosarles a estos esa responsabilidad.

En estos años, entre ocho y nueve de cada diez españoles han venido definiendo como mala tanto la situación económica del país como la política. Nunca, antes, se había producido un diagnóstico tan unánime y negativamente coincidente, que puede —en este concreto momento— parecer incluso exagerado, pero que debe entenderse no en su estricta literalidad sino como desgarrado síntoma de algo muy profundo y difuso. Cuando el diagnóstico de situación que emite la ciudadanía equivale, en esencia, a que todo está mal, lo que cabe entender que se está cuestionando no es, realmente, tanto esta o aquella dimensión de nuestro tejido institucional, sino el propio escenario político-social en su conjunto. Al mismo tiempo, ocho de cada diez españoles dicen seguir identificándose con el actual sistema democrático (y dos de cada tres con la concreta variante multipartidista del mismo surgida de las elecciones del pasado diciembres) pero siete de cada diez rechazan el modo en que se ha hecho funcionar a este.
La conclusión que se impone parece obvia: la desafección ciudadana, su pesimista negatividad, no tiene su origen en la arquitectura del sistema (por más que este necesite importantes retoques y reformas) sino en los estilos, modos y formas con que, quienes lo gestionan, han tendido a actuar. Lo que, a su vez, remite a una causa más profunda y menos fácil de aprehender a primera vista: para los españoles (y tengan en ello más o menos razón, pero es lo que inequívocamente llevan ya largo tiempo declarando sondeo tras sondeo), la raíz última de todos los males que pesan sobre nuestra sociedad no es sino la generalizada crisis de valores, la total falta de ejemplaridad que pesa sobre lo que, a falta de mejor término —y sin matiz despectivo alguno—, cabe describir como la clase política.”
El profesor Toharia pone el dedo en la llaga. El Liderazgo no va de seguir los gustos de la ciudadanía, sino de marcar la pauta con un proyecto ilusionante, ambicioso y realista. La raíz de nuestros males es la falta de ejemplaridad (“Lo que haces habla tan alto que no me deja escuchar lo que dices”, Oliver Wendell Holmes).
Además, la escritora Elvira Lindo reflexiona sobre Donald Trump en ‘Hemos creado un monstruo’:
“Un monstruo no se crea de la noche a la mañana. Si en el ámbito familiar intervienen padres, titos y abuelas en la creación de un ser consentido y ególatra, cuando se trata de un monstruo nacional como Trump, han de ser muchos los ciudadanos que se apliquen durante años para que un egomaníaco de escasas luces esté a un paso de la presidencia. Se está dando la cómica situación de que algunas de las personas que participaron activamente en la creación de Frankenstein estén saliendo del armario en estos días para confesar: “Sí, yo también tengo algo de culpa”. Uno de ellos ha sido Tony Schwartz, un tipo que en 1987 ya se había hecho un nombrecillo como periodista, pero que se dejó seducir por la insólita propuesta de Trump para que escribiera su autobiografía. ¿Hay alguien que quiera publicar su autobiografía a los 38 años? Donald Trump. Aunque hoy en día, con la excusa de la autoficción, los escritores empiezan a contar su vida desde preescolar.

Por supuesto, Trump no podía escribir ese libro, porque no sabía cómo eran los libros por dentro, no había abierto ninguno, así que contrató a Schwartz como negro, y accedió a pagarle la mitad del adelanto y de los royalties. El negro, viendo que como periodista siempre sería un pelagatos, dijo que sí. La autobiografía se llamó, The Art Of the Deal (“El arte de negociar”), se vendió como churros y Schwartz se hizo millonario. El periodista, como es lógico, perdió credibilidad entre sus pares y montó una empresa de coaching que le ha hecho más millonario. Pero cuando Schwartz escuchó este verano que Trump se presentaba como candidato y declaraba que Estados Unidos se merecía un líder como el que escribió The Art of de Deal, empalideció y escribió un furioso tuit: “Gracias, Donald, por sugerir que compita para presidente, dado que yo escribí The Art of the Deal”. Al autobiógrafo de Trump no sólo le alarma que el magnate se crea autor de la escritura, sino que asuma sin rubor todas las falsas cosas buenas que sobre él aparecían en el libro, porque lo que hizo Schwartz fue mentir y embellecer la historia de Trump para que este apareciera como un genio de los negocios: “Pinté los labios a un cerdo”. Y es que lo que verdaderamente presenció el negro fue a un hombre incapaz de concentrarse en una conversación, irritable, obsesionado con la fama, un mentiroso que se cree sus propias mentiras, y un empresario que ha pinchado en muchas inversiones, porque aunque se venda como un hombre hecho a sí mismo, la pasta le venía de papá, del que suele hablar poco por no contar cómo el padre le salvó de muchos disparates inmobiliarios. Schwartz piensa ahora, arrepentido, en dedicar las ganancias que siga generando el libro a causas nobles, aunque asume que él creó parte del monstruo.
Por otro lado, está Michael D’Antonio, un premio Pulitzer que le hizo la última entrevista al candidato antes de la campaña. D’Antonio ha cedido las cinco horas de grabación que tiene con Trump a The New York Times para que este medio vaya soltando perlas en los últimos días. En ellas, Trump da cuenta de su matonismo juvenil, que obligó a sus padres a apartarlo del barrio y mandarlo a una academia militar para reformarlo. Error. El joven Donald se sintió en su salsa en un ambiente en que podía dar rienda suelta a su hombría. Porque a él le gusta pelearse como a los machotes, llegar a las manos. Detesta, más que nada, sentirse humillado: viendo en una ocasión que Ivana sabía manejar los esquís mejor que él, montó en cólera y destrozó a golpazos su equipo. Las grabaciones dan cuenta también de su nula aceptación del fracaso, de su desprecio por los perdedores, y de una obsesión patológica por salir en los medios.
La historia del tercer libro, el de Harry Hurt III, es más triste. Hurt escribió una biografía no autorizada en 1993, El magnate perdido: las vidas de Donald Trump. Este libro nació herido de muerte porque el autor decidió incluir una declaración jurada de su exesposa en la que contaba que Trump, animado por ella, se sometió a un implante de pelo, y como la operación fue dolorosa, volvió a casa, le arrancó a ella un mechón de pelo, la violó y la dejó encerrada un día en el baño. Los abogados de Trump obligaron entonces a la editorial a incluir una página aclaratoria de Ivana: “Se me malentendió, dije que me había sentido violentada, no violada”. Esa rectificación tiene que ver con un acuerdo de divorcio de 14 millones de dólares (12,8 millones de euros).
El biógrafo Hurt, viendo cómo las mujeres de las que abusó el magnate han hablado, quería reeditar el libro, pero nadie se atreve. Temen la ferocidad de los abogados de Trump. Y es que, en el fondo, el monstruo da miedo. Ese monstruo creado colectivamente. Nunca se han escrito tantos libros sobre una persona con tan poco interés. Pero el poder del dinero convirtió a Trump en un hortera entrañable, en un cerdo con los labios pintados.”
En el puente de Halloween, este candidato presidencial da bastante miedo. Las encuestas muestran seis puntos de ventaja a favor de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton. Sin embargo, según el Washington Post, un profesor universitario que ha acertado las elecciones en los últimos 30 años con un algoritmo pronostica que ganará Trump: www.washingtonpost.com/news/the-fix/wp/2016/09/23/trump-is-headed-for-a-win-says-professor-whos-predicted-30-years-of-presidential-outcomes-correctly/
Allan Lichtman, profesor de historia de la American University, ha creado 13 preguntas que se contestan con un “verdadero/falso”. Si al partido en el poder le perjudican al menos seis de esas cuestiones: tiene al legislativo en contra, el presidente actual no se presenta, no ha habido grandes cambios legislativos ni éxitos en política exterior y Hillary Clinton no es un héroe nacional. Si Trump pierde (esperemos que pierda), no es porque no lo tuviera su partido todo de cara. Si Hillary gana (como deseamos), es porque su contrincante es un horror.
Mi agradecimiento a José Juan Toharia y a Elvira Lindo por estas valiosas reflexiones.
¿Canción de este sábado? De Manu Carrasco, ‘Ya no’: www.youtube.com/watch?v=_KQPR8lgxsU

viernes, 28 de octubre de 2016

La escuela es la posibilidad de elegir el futuro


Ayer y hoy hemos estado el Comité de Dirección de Right Management en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas en la reunión estratégica de otoño/invierno. Un encuentro imprescindible en el que, bajo el Liderazgo de María José Martín, hemos repasado el DAFO de la compañía, la estrategia comercial, el posicionamiento de Marca (con la férrea voluntad de que Right Management sea en nuestro país la Referencia automática en Estrategia de Talento, Liderazgo y Carrera profesional), la Generosidad como cualidad esencial del Talentismo (y las implicaciones de ello para nosotr@s como directiv@s) y he tenido el privilegio de contar a mis compañer@s como primicia la presentación que realizaré el próximo jueves 3 de noviembre sobre la Incoherencia en la mayor parte de las compañías entre su Estrategia de Talento y su Estrategia de Negocio, con las preocupaciones de l@s CEOs y cómo resolverlas desde l@s “Talent leaders”. Además, hoy hemos recibido la visita de mi gran amigo Jorge Carretero, mentor del Human Age Institute y anfitrión de Las Rozas. Mi gratitud a María José, Pedro, Araceli, Jaime, José Ángel, Rafa y Manel, y por supuesto a Jorge. Un gran equipo, avanzando a gran velocidad como HPT (Equipo de Alto Rendimiento).
Ayer a las 6 de la tarde celebramos en el Campus Princesa de la Universidad Nebrija una mesa redonda sobre Coaching Educativo dentro de AECOPE, con Carmen Pellicer, Elsa Punset, Roberto Luna y un servidor. Durante más de dos horas, los ponentes estuvimos hablando de Coaching, Educación, Inteligencia Emocional y Liderazgo. Elsa Punset nos habló de los nativos digitales, Roberto de su experiencia en la Universidad (expuso el caso del plan estratégico de la Universitat de Valencia, hace 4 años; de la Asociación de Directores de Personal en la Administración Local, nacida en Quart de Poblet; de culturas de control  y culturas de talento).
“Los humanos aprendemos imitando” (Elsa Punset). “Una universidad de 500 años puede estar repitiendo el primer año 499 veces” (Roberto Luna). “La Escuela es la posibilidad de elegir el futuro” (Carmen Pellicer).
El Coaching es esencial para la Educación porque el Talento, como insiste José Antonio Marina, no viene antes sino después de la misma (antes de la educación sólo hay biología) y porque la tecnología ha revolucionado el equilibrio anterior entre conocimientos y comportamientos. Hoy los conocimientos son más accesibles que nunca y las competencias para emprender algo escaso y valioso. Bienvenidos los profesores que se comportan como entrenadores y los directores de centro que son verdaderos líderes.
Gracias, Carmen, por contar conmigo en AECOPE; Elsa, Roberto y el resto de la junta de AECOPE por estar allí y a todos los participantes que llenaron el Salón de Actos de la Nebrija ayer.
La canción de hoy: ‘Old time Rock & Roll’, de Bob Seger & The Silver Bullet Band. Me gusta en la versión de ‘Risky Business’ (Tom Cruise): www.youtube.com/watch?v=gB5XPv7b5xE “The kind of music just soothes the soul”. Y de regalo, otra de Bob Seger: ‘We’ve got the night’ www.youtube.com/watch?v=_smNAigseSo
De la prensa de hoy, ‘La erosión de la verdad’ del ex embajador en el Reino Unido Carlos Casajuana http://elpais.com/elpais/2016/10/11/opinion/1476180358_189684.html “La tecnología encierra a los ciudadanos en burbujas informativas que reafirman lo que piensan”. Cita a Catherine Viner, directora de The Guardian, cuyo artículo ‘How technology disrupted the truth’ (12 de julio de 2016) es muy revelador: www.theguardian.com/media/2016/jul/12/how-technology-disrupted-the-truth 

jueves, 27 de octubre de 2016

Sé el cambio que deseas ver


Me ha impresionado especialmente el ejemplo de Liderazgo Estratégico en el Talentismo de SUMA. En apenas 8 meses, con Manuel Bonilla como DG, la entidad de Gestión Tributaria de la Diputación de Alicante está batiendo récords en su actividad. Lo más importante, como decimos en ManpowerGroup, no es lo que hace sino “cómo” lo hace, desde la excelencia y el humanismo. Tenemos mucho que aprender de SUMA.
Lo primero, el modo en que “tangibiliza” la experiencia. El despacho del Director General, abierto y apacible, cuenta con las fotos de 10 grandes líderes (Steve Jobs y Bill Gates, Einstein y Leonardo, la Madre Teresa y Gandhi, Woody Allen y John Lennon, Picasso y Alejandro Magno) y sendas frases inspiradoras. Entre ellas, ‘Sé el cambio que deseas ver’ (Be the change you want to see) de Gandhi. En un pilar, el ideario personal de Manuel Bonilla. Tal es el poder de las palabras.
Si quieres formar parte del proyecto, Manuel Bonilla te da la fórmula: “Crees que TODO ES POSIBLE. Que siempre hay una solución utilizando la creatividad, que todo se puede mejorar. INNOVANDO CONTINUAMENTE. Que es clave mantener mentalidad de ahorro en todos los procesos. Que todos SOMOS PARTE DE UN EQUIPO. Y nos necesitamos unos a otros. Que nadie es imprescindible. Que hay poner FOCO EN EL CLIENTE Y EN EL USUARIO. Existimos por ellos. Que la TRANSPARENCIA y la Confianza son irrenunciables. Que Intraemprender, proponer cambios, ideas y mejoras, no tiene pena. Que es necesario conversar, ser multicultural, hibridar y PENSAR DIFERENTE. Que lo que haces debe contribuir en MEJORAR LA SOCIEDAD en que vivimos. Entonces, sí puedes pasar, siéntate y vamos a trabajar juntos PARA CAMBIAR EL MUNDO”. Con valentía y humildad, Manuel te la lee y te mira a los ojos para comprobar tu aceptación a este “contrato” de Liderazgo. Marcar la pauta, hacer equipo, infundir energía. 
En la sede central de SUMA, la planta primera (que llaman “el garaje”) se ha convertido en un peculiar centro de I+D, porque “la innovación hay que diseñarla”. Con cierta periodicidad, celebran un ‘Desayuno de Innovación’, al que invitan (“engañan”, dicen cariñosamente Manuel y su equipo) a personalidades como Pablo de Castro, Miguel Ángel Pesquera, expertos del MIT, etc. Y lo hacen en ULab, al otro lado de la Plaza de San Cristóbal. Porque el espacio, el diseño, tiene una importancia enorme para marcar la diferencia.
Foco en el Cliente (los Ayuntamientos de la Provincia) y los usuarios (los ciudadanos), “Obsesión” por el Equipo (SUMAmos juntos), transformación cultural digital (la tecnología como trampolín del talento individual y colectiva), avances notorios en el clima/ambiente de trabajo (los rostros de ilusión que comprobamos ayer no son precisamente los que imaginamos del funcionariado), “elevator pitch” como forma de presentación de los propios profesionales, que lo hacen conjuntamente desde distintas áreas... Miles de detalles que marcan la diferencia y convierten a SUMA en algo único. Por ello están “exportando el modelo” a otras Comunidades Autónomas y pronto a nivel internacional.
Como te puedes imaginar, el Liderazgo Innovador de Manuel Bonilla no es casual. Es una suma de Educación (postgrados en Fundesem, Esade, etc), de Experiencia (procede de la empresa privada, de una exitosa carrera en Banca) y de Exposición (atreverse a un modelo y una mentalidad diferente que, como dice ayer Pablo, “nos devuelve la fe en la Administración Pública). Exigencia desde la ilusión.
SUMA está en el camino, y ayer se dijo, de convertirse en la RA (Referencia Automática) en su nicho, como lo es Google entre los servidores, Amazon en la distribución online o Apple/Samsung en los teléfonos inteligentes. Cuestión de Marca, de promesa de valor. De atraer, fidelizar, desarrollar, comprometer a su talento para servir a clientes y usuarios.
Como tuve oportunidad de decirles ayer a los profesionales de SUMA, a ese talento especial, hay dos buenas noticias: lo que han conseguido en muy poco tiempo y que lo mejor está por llegar, en términos de desarrollo, visibilidad, aprendizaje conjunto, orgullo de pertenencia (la clave oculta de la eficiencia), etc.
Gracias, muchas gracias, a Manuel, Encarna y todo el equipo de SUMA, a Pablo y Miguel Ángel, y a la buena gente de ULab, que es un centro de empleo del talento, de aprendizaje y cuenta con un anfiteatro magnífico para compartir ideas.
Disfruté mucho del almuerzo, realmente entre amigos, en el ‘Nou Manolín’ (esos dos arroces inmejorables) y por la noche, en la cena de coaching “face to face” en A Barra (c/Pinar, 15 de Madrid) con un especial compañero de viaje en la Transformación del Capitalismo al Talentismo. Una cena entrañable. Hemos de ser ese cambio que deseamos ver en el mundo.
¿Canción? Let’s do it (let’s fall in love), en la versión de Ella Fizgerald de 1956: www.youtube.com/watch?v=JMa9FaWVox0
Te recomiendo la entrevista de Federico Kukso a Rafael Reif, presidente del Massachussets Institute of Technology: “En el MIT no buscamos a los niños populares, sino a los que son diferentes” http://elpais.com/elpais/2016/10/06/ciencia/1475765599_582243.html
“Nuestra educación no se basa en la competición, sino en la colaboración”. “Valoramos la inteligencia, la pasión, la curiosidad”. “Hay que unir las avanzadas capacidades técnicas y científicas”. “La universidad debe formar para comprender la naturaleza humana”. “El poder del cerebro humano trabajando colectivamente es enorme”.
Hoy jueves y mañana viernes, reunión estratégica de Right Management en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Y esta tarde, intervendré en la Nebrija en AECOPE (Asociación Española de Coaching Pedagógico) con mis buen@s amig@s Carmen Pellicer, Elsa Punset y Roberto Luna. Ayer el presidente Rajoy reclamó un Pacto por la Educación. “Llegaremos a tiempo”.   

miércoles, 26 de octubre de 2016

Liderazgo en cuestión, cuestión de Liderazgo


Hoy hemos comenzado proyecto con el SUMA (Diputación de Alicante). Una entidad que apuesta por el patrocinio deportivo (en la temporada 2015-16, 49 equipos en 19 municipios de la provincia) y el compromiso social (reutilización de material tecnológico y colaboración con ONGs).
Durante 20 minutos, he hablado ante los profesionales de SUMA de ‘Liderazgo en cuestión, cuestión de Liderazgo’. El Liderazgo está en cuestión (en la política nacional e internacional, en la sociedad, en las empresas) porque estamos en una nueva época, la del Human Age 2.0., la de la cuarta revolución industrial (la revolución de los valores), la del Talentismo. Y la competitividad y la productivo, tanto en el ámbito público como en el privado, son cuestión de Liderazgo, tanto en la fidelización (70%), como en el desarrollo (90%), como en el impacto (a través del clima laboral, que es el 44% de los resultados de negocio), como en la atracción del Talento. El Liderazgo, a todos los niveles, es la clave de bóveda (60%) del Employer Branding y de todo el ciclo de Talento, en el que “el nombre del juego” (the name of the game) es Empleabilidad.
Precisamente el Liderazgo es un tipo especial de Talento, el “Talento para influir decisivamente en los demás”. Un Liderazgo que, como comentamos la Dra. Ana María Castillo y un servidor en ‘Liderazgo Innovador para Dummies’ (desde ayer en librerías) vive la paradoja de que ha estado presente a lo largo de la historia (desde la prehistoria, en los Neandertales y Cromañones) y es relativamente reciente como Ciencia (Warren Bennis, 1961). Se compone de 3 E: Estrategia (marcar la pauta), Equipo (convertir un grupo de personas en un HPT, equipo de alto rendimiento) y Entusiasmo (inspirar energía). Talento, que es inteligencia en acción (J. A. Marina), poner en valor lo que sabemos, queremos y podemos hacer, que es capacidad por compromiso en el contexto adecuado.
El Liderazgo, como sabes, “no nace ni se hace” (se forja). El Talento se cultiva desde la semilla de la vocación, de la voluntad, de la predisposición bioquímica que no genética. El Liderazgo es inteligencia emocional en un 90%, inteligencia a dos niveles (generadora y ejecutiva, con el umbral de la consciencia, esas 4.000 decisiones diarias).
He comentado el modelo i4 de Silvia Damiano (inspirador, integrador, imaginativo e intuitivo) que también mencionamos en ‘Liderazgo Innovador para Dummies’, la SCARF (Bufanda) del padre del NeuroLiderazgo, David Rock, y la transformación esencial del jefe capataz (ordeno y mando, control) al LC3 (Líder como Coach de Carrera).
Para desarrollar el Liderazgo, nada de “rociar y rezar” (spray & pray) con cursos de formación estándar. Necesitamos perfiles propios (basados en la cultura, los valores y la estrategia de la empresa), assesments adecuados, informes (fortalezas y oportunidades de mejora), coaching individual… Educación, Exposición y Experiencia. Nuevos hábitos.
Finalmente, hemos compartido el “índice Gottman” de fidelización del Liderazgo (5:1 entre emociones positivas y negativas) y la Felicidad (de jefes a GeFes, con el 40% voluntario de Sonja Lyubomirsky).
Mi gratitud a Pablo, Miguel Ángel y al equipo de SUMA. Lo mejor está por llegar.
Como banda sonora, la música que sonaba (Spotify) anoche mientras cenábamos en el Suquet: ‘What a wonderful world’ (www.youtube.com/watch?v=A3yCcXgbKrE) y ‘Can’t take my eyes out of you’ (www.youtube.com/watch?v=OxahtnSAzgU). Así es.
Ayer compré el nuevo libro de mi amiga Isabel Aguilera, una de las mejores directivas de nuestro país: ‘Lo que estaba por llegar YA ESTÁ AQUÍ’. Muchas ganas de leerlo.    

martes, 25 de octubre de 2016

Marcas que diseñan su futuro

-->
Esta mañana he tenido el honor y el placer de participar en InfojobsNext, reunión estratégica de Infojobs, con ponentes de la talla de Alfonso Alcántara, Elsa Punset, Nuria Chinchilla, Luis Huete, Jesús Vega y Bernabe Pérez (ex Director de Innovación y Cultura del BBVA). Infojobs una Marca que publica en su web anualmente 1’8 M de vacantes que consultan 3’5 M de personas y generan más de 100 M de ilusiones y 1 M de contratos. Fundada en 1998 por mi buen amigo Antonio González Barros (con quien he podido estar en el último Afterwork de Barcelona y que nos acompañó el año pasado en la Rentrée de ManpowerGroup), desde 2010 está dirigida por Jaume Gurt, bloggero (‘Un CEO sin corbata’) y autor de ‘Diseña tu futuro’, libro de AEDIPE Catalunya el pasado Sant Jordi. Mi gratitud a Jacobo por la oportunidad de hoy (a Silvia Leal por proponerlo), a Dominique (DG de Infojobs) y su equipo y a Ricard Alfaro por regalarnos el texto de Jaume.
En el mundo de hoy, en el Talentismo recién iniciado, “competimos entre marcas”, entendida la Marca como promesa de valor. Como sabes, el término proviene del latín (Marca) y éste del protogermánico “Makro”, territorio fronterizo. O terreno conocido o “terra incógnita”, marca blanca, territorio desconocido, inexistente. Y, por ello, carente de valor.
Según el Brand Finance Global 500, las marcas más valiosas son Apple, Google, Samsung, Amazon, Microsoft, Verizon, AT&T, Walmart, China Mobile y Wells Fargo. Las marcas más poderosas, según el mismo índice, son Walt Disney, Lego, L’Oreal, PwC, McKinsey, Nike, Johnson’s, Coca-Coca, la NBC y Google. Disney destaca por los movimientos de compra realizados (Star Wars, Marvel, etc), de los que he hablado en este blog en su día.
En este mundo hiperVUCA en el que el talento marca la diferencia y en el que el “turbocapitalismo” (Raphael Nagel) impone a ciertas empresas unas presiones sobre el valor de la acción que pueden llegar a ahogarlas, el nombre del juego (the name of the game) es la Empleabilidad, la capacidad de personas y comunidades humanas de apreciar su talento individual y colectivo.
Y de ahí el “Employer Branding”, concepto creado por Simon Barrow en 1990, cuando era el Chairman de People in Business y que llegó a la literatura académica seis años después (30-octubre-1996), con la ayuda del profesor Tim Ambler (London Business School). De 1997 son los conceptos de “Guerra por el Talento”, “Marca Personal” (Tom Peters) y “Cuadro de Mando Integral” (Norton & Kaplan). Puedes consultar el artículo fundacional, ‘The Employer Brand’, en ResearchGate. https://www.researchgate.net/file.PostFileLoader.html
Te recomiendo el libro ‘Brand for Talent’ (2009), de Mark Schuman y Libby Sartain (que ha sido DRH de Southwest y Yahoo). Ellos definen la ‘Employer Brand’ como la forma en que la empresa “construye y empaqueta su identidad, sus orígenes y valores, y lo que promete entregar a emplead@s emocionalmente conectad@s”. Por tanto, es una promesa desde el corazón a emplead@s actuales y potenciales (empleables) y al mercado en su conjunto.
Se trata de “marketinizar” la organización como “espacio de empleo del talento” desde una propuesta de valor diferenciada (única), auténtica, ilusionante y que “enganche” (engagement). Como el talento es escaso –y crecientemente valioso-, se siente atraído y fidelizado por los “imanes” que le tratan mejor y le hacen crecer constantemente. Desde la imagen de la empresa (con cara y ojos) a líderes que gestionan con efectividad la carrera profesional de l@s integrantes de sus equipos.
Me gusta el “MindMap” de Teresa Niubo (DRH Affinity) respecto al Employer Branding, con el paralelismo entre la Marca comercial (clientes) y de Talento, con el objetivo de atraer y fidelizar el mismo, a través de vías como el benchmarking (como Top Employers o EFQM, por ejemplo), los targets, el DAFO, el posicionamiento, la personalidad de Marca y la PVE; el engagement; el “content plan” y la medición y mejora. Gracias, Teresa, por tus valiosas aportaciones.
Creo fervientemente que no hay una gran Marca que no haya definido bien lo que es el Talento para ella, y que la Gestión del Talento está viviendo una auténtica revolución, desde la atracción a la desvinculación, a lo largo de todo el ciclo. O las empresas se dan cuenta de ello o desparecen a ritmo creciente.
Jaume Gurt, en el mencionado ‘Diseña tu futuro’, nos habla de siete fuerzas en el mundo laboral: cuatro generaciones bajo el mismo techo, que deben equilibrarse, internet como la gran conexión, el conocimiento como algo no diferencial, un mundo transparente, la disrupción de la tecnología y el liderazgo digital. Gran conocedor del Eneagrama (ha trabajado con Claudio Naranjo) y maestro de la serenidad (anualmente viaja en verano a estudiar con el Dalai Lama), entiende la empresa como una experiencia de amor y de felicidad, en la que cada persona “tiene la llave” desde el auto-descubrimiento, el despertar de la consciencia, la paz interior y la coherencia entre lo que te gusta y lo que haces. Una apuesta, en definitiva, por lo que Jaume denomina “el Liderazgo humano”.     
Hablando de Liderazgo, ya está en las librerías ‘Liderazgo Innovador para dummies’, que he tenido el privilegio de escribir con la Dra. Ana Castillo. Espero que te guste, porque es compendio práctico para liderar mejor en estos tiempos de Liderazgo tan escaso. Mi gratitud a Sira, a Gema, a Alexia, a Belén, a Gala por el interés que se están tomando en divulgarlo.
Música para las Marcas que diseñan su futuro: ‘Sueños’ de Diego Torres www.youtube.com/watch?v=upMU-iVbJ3Y   “Hay algo en mi alma que vuelve a brillar”.

lunes, 24 de octubre de 2016

Ultracon(s)ciencia: El Top 10 de los pensamientos negativos


Lunes en Madrid. Almuerzo con Mirna, mi amiga venezolana, que tiene un hijo en Suecia y otro en Argentina. Lo hemos pasado de maravilla en El Gordo (c/Velázquez esquina a Ortega y Gasset), compartiendo alcachofas, tallarines tailandeses, canelones, panchineta… Me encantan los dichos de Venezuela, como “cuando las cosas cambian, o brincas o te encaramas”. Muchas gracias, Mirna, por tu alegría y tu infinita bondad. Como sueles decir, y he aprendido de ti, “el tiempo de Dios es perfecto”. Ojalá las cosas se arreglen en nuestra querida Venezuela muy pronto.
Además, reunión de dos horas con una entidad cliente, que es 500+ del modelo EFQM y aspira muy seriamente a convertirse en Top Employer. Espero que lo consiga, porque sus esfuerzos son sinceros y honestos. Mi agradecimiento a José Miguel, Juan, Manu, Araceli, Rafa y Jaime por la reunión de esta tarde.
He estado leyendo ‘Ultraconciencia. La última frontera del éxito personal’, de Jesús Alcoba, con prólogo de Pilar Jericó. El Dr. Alcoba dirige la Escuela de Negocios de La Salle en Madrid y ha publicado ‘La brújula de Shackelton’ (2014).
El autor divide el texto en tres apartados:
I. Conciencia. “Vivimos en nuestra mente”, no en el mundo que está ahí fuera. “Para el ser humano es más importante lo que habita su conciencia que lo que lo rodea”. Por cierto, con el mayor respeto a Jesús Alcoba, que ha escrito un libro magnífico, un servidor prefiere llamar “consciencia” a la creación del sentido para la supervivencia, y dejar “conciencia” para la resolución de los dilemas éticos. “Somos el recuerdo de nuestra existencia”. “Vivimos en nuestro propio mundo, que es una creación subjetiva elaborada con el fin de que todo lo que habita nuestra mente tenga sentido, para así predecir el futuro y poder sobrevivir”. La consciencia es “la experiencia subjetiva de lo que nos ocurre, es la coloración particular que damos a lo que nos pasa”. Las emociones son la base de la subjetividad, “que es la dimensión esencial y distintiva” de la consciencia. No podemos apagar la consciencia: mientras estamos despiertos, generamos unos 4.000 pensamientos diarios (Klinger, 1999). El autor cita el experimento del “gorila invisible” (Simons y Chabris, 1999) para diferenciar lo consciente (prestamos atención) de lo no-consciente. “El control de la consciencia determina la calidad de vida” (Csikzentmihalyi, padre del ‘Flow’ o Fluidez). “Si somos capaces de controlar nuestra consciencia seremos dueños de la realidad en la que vivimos”. Todos tenemos unas 150 actividades a diario (Baumeister y Tierney, 2012): preocupaciones cotidianas… “Efecto Zeigarnik”: tendemos a recordar mejor las tareas no completadas. “Mente errante”: el 50% del tiempo despiert@s nuestra mente viaja sin aparente control (Schooler, 2014). El 60-80% de la energía cerebral se emplea en tareas internas (Raichle, 2010). El momento Eureka distingue esas tareas de las conscientes. “Desfase caliente-frío”: erramos en nuestra conducta en distintos estados emocionales (por eso no nos quedamos con los amigos de vacaciones); lo han estudiado Ariely y Loewenstein. “Quien nombra la luz vive en la luz y quien nombra la oscuridad vive en la oscuridad” (pensamos en imágenes, en sensaciones y mayoritariamente con base verbal). Fuerza de voluntad: quienes tienen menos fuerza de voluntad buscan gratificaciones más inmediatas. Las palabras alteran nuestros pensamientos y nuestros comportamientos.   
II. Ultraconsciencia. Es “ser conscientes del mundo en el que vivimos interiormente y modelarlo a nuestra voluntad”; el control voluntario de la consciencia. Contiene tres habilidades: familiarizarnos con la no-consciencia, evitar pensamientos destructivos y bloqueantes, mantenernos centrados en lo que realmente importa. “Efecto anclaje” (el entorno nos afecta sin darnos cuenta). “Efecto cóctel” (Colin, 1953): captamos de forma no consciente (y nos influye). “Tenemos una asombrosa capacidad de hacer valoraciones con muy poca información”. “Controla tu mente o ella lo hará por ti” (recibimos 10.000 impactos informativos diarios y 35.000 marcas; Robert, 2005). Elegir pensar no es nada sencillo. “Be mindful, my friend”: la atención plena “es darnos cuenta, regresar”. Las personas ultraconscientes dedican más espacio en su mente a los pensamientos que les aportan valor. Se trata de “agilidad emocional” (David y Congleton, 2013). El 97% de lo que tememos nunca llega a ocurrir.
III. Felicidad. Ocurre cuando tienes más emociones positivas que negativas. Un 40% (Lyubomirsky) de la Felicidad es voluntaria. Por el “treadmill effect” o “efecto cinta de correr”: los eventos tienen un efecto transitorio (Brickman, Coates y Janoff-Bulman, 1978). Para ser felices, evocar los recuerdos positivos y apreciar la vida (Sheldon y Lyubomirsky, 2012).  
Me han gustado especialmente la diversidad de investigaciones que Jesús Alcoba cita. Y su Top 10 de los pensamientos negativos:
10. Seguro que no les caigo bien.
9. Nadie me tiene en cuenta.
8. No soporto que me hables así.
7. Soy tonta por echarle de menos.
6. No merezco tu ayuda.
5. Necesito que estés a mi lado.
4. Esto es lo peor que podía haberme pasado.
3. Todo está perdido.
2. No puedo vivir sin ella.
1. Tú nunca me has querido.
Como dice Jesús, “pensar bien es sentirse mejor”. Gracias, Dr. Alcoba, por un libro estupendo de enorme contenido.
La canción de hoy, de celebración de la vida: ‘Tonight I celebrate my love’ de Peabo Bryson y Roberta Flack: www.youtube.com/watch?v=2GOLnWz_Osc “It seems the natural thing to do”.

domingo, 23 de octubre de 2016

Para que España se aleje del pesimismo y del desencanto


Fin de semana especialmente lluvioso en Madrid. Esta mañana, mientras preparaba temas de la próxima semana, he estado viendo en la tele el concierto ‘Por ellas. Cadena 100’ del Palacio de los deportes: Jesse y Joy, Rosana, Ruth Lorenzo, Coti, Manuel Carrasco, Sergio Dalma. Una iniciativa solidaria muy importante. Me gusta ‘Uno x Uno’: www.youtube.com/watch?v=Vj1190w58UM de Manu Carrasco. Y ayer el primer episodio de la serie sobre la antigua Roma de la historiadora de Cambridge Mary Beard, galardonada con el premio Princesa de Asturias.
Precisamente el viernes SS MM los Reyes de España entregaron en Oviedo los galardones de este año. No pude verlo en directo; sin embargo, lo he seguido después en la prensa y en los vídeos de la red.
Nuestro Monarca citó a D. Miguel de Unamuno para reivindicar una España “de brazos abiertos”, solidaria y animada, “alejada del pesimismo, del desencanto o el desaliento”. Una nación que se valore a sí misma, “orgullosa de lo que somos y que aprecie sus logros colectivos”. Porque “lo que juntos hemos conseguido ha sido mucho y admirable”. Un país culto, porque “un pueblo que quiera, respete y ampare su cultura nunca temerá a su a futuro”. Como sabes, el pesimismo, como el optimismo, es un “estilo explicativo de la realidad” (Martin Seligman). Como comunidad humana, hemos de aprender a ser optimistas (en la explicación de los logros y errores del pasado y del presente, en la esperanza hacia el futuro, en nuestra propia autoestima) y re-encantarnos, re-ilusionarnos, con nuevas metas. Eso es precisamente el Liderazgo: marcar la pauta, hacer equipo e infundir energía. Necesitamos más Liderazgo Innovador. Si no en la clase política, que salvo excepciones no parece a la altura de las circunstancias, en el ámbito social.
“No hay ninguna obra científica, política, social o artística que no haya surgido de unos ideales firmes y sólidos”, proclamó Felipe VI. Y añadió: “Somos más conscientes de que el progreso es siempre fruto de muchos esfuerzos compartidos entre personas de orígenes diversos, entre culturas y creencias distintas, entre naciones diferentes”.
El periodista Richard Ford, premio Princesa de Asturias de Letras, se considera “un novelista político”: “Si pudiera, rescataría lo que entendemos por política y restauraría el valor de esa palabra; me cercioraría de que evocara la necesidad de una respuesta imaginativa para recuperar la capacidad de vivir juntos y de que la política no significara, como en EE. UU., sinónimo de egoísmo, cinismo, engaño y despropósito. Sinónimos de infortunio”.
La actriz y directora Núria Espert, premio PdA de las Artes, contó que “el teatro es dueño absoluto de mi vida, mis deseos, mis sueños”. Tal es la vocación (en su caso, desde los 13 años) para el Talento.
La historiadora Mary Beard recibió el galardón “en nombre de todos los profesores, académicos y escritores que trabajan duro para que nuestra conversación con el mundo antiguo sea tan viva y cautivadora”. Y también les dedicó el premio a los romanos, su pasión. “La historia no es un tema reservado a unos pocos profesores solitarios en sus bibliotecas; es una actividad ciudadana, compartida, y no ser capaz de pensar de forma histórica hace que seamos todos ciudadanos empobrecidos”. Citó a John Donne: “Ningún hombre es una isla/ algo completo en sí mismo./ Cada hombre es un fragmento del continente”.
Patricia Espinosa Caballero, Secretaria Ejecutiva de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, recogió el premio PdA de Cooperación Internacional: “Tenemos las herramientas para crear un presente sostenible”. Además fueron galardonados Aldeas Infantiles (Concordia), Javier Gómez Noya (Deportes), el reportero de guerra James Nachtwey (Comunicación e Humanidades) y el pionero en prótesis inteligentes Hugh Herr (Investigación Científica y Técnica).
“Al parecer, la alegría mengua velozmente en el mundo, por lo que supongo que se hacen aún más necesarios los actos de la imaginación encaminados a inventarla”. Estoy plenamente de acuerdo con Richard Ford. Se trata, como hizo Cervantes, “de imaginar más”.
Del fin de semana quiero además destacar la tribuna ‘Fobia o esperanza ante el fin del trabajo’, de Juan González Pascual (director de Transformación del Grupo Prisa): http://elpais.com/elpais/2016/10/19/opinion/1476893369_502648.html, el artículo de Patricia Gosálvez sobre las crisis de reputación de Smasung, Renfe o Volkswagen: ‘¿Su empresa ha metido la pata? Señor presidente, empatice y mire a la cámara?’ http://economia.elpais.com/economia/2016/10/19/actualidad/1476889488_707933.html
Hoy, en El Mundo, la entrevista de Esther Panigua a Kekuni Minton, psicólogo y filósofo, pionero de la psicoterapia sensomotriz: ‘Mirar al cuerpo para curar la mente’. Pone el foco en el cuerpo, en conjunción con las emociones y los pensamientos. Fascinante.
Nuestro querido José Antonio Marina, en ‘Ideas’, se refiere a Gilles Lipovetsky y su último libro, ‘La ligereza’: “La ética tiene un contenido que puede describirse con la objetividad de una ciencia social”.  “Es sintomático que se hable tanto de la viralidad de los mensajes. Todos podemos enfermar”. Y concluye citando a Machado: “¡Qué difícil es no caer cuando todo cae!”.
En PAPEL, Ismael Marinero entrevista a la mencionada Mary Beard: “Los romanos vencieron porque abrieron sus fronteras”. Juan Sardá escribe sobre Clint Eastwood, que nos trae nueva cinta (“Mientras hayas buenas historias, las seguiré contando”). Y Pablo Scarpellini, sobre JK Simmons, “el secundario más humilde”, que también regresa a la gran pantalla.
En El País (Negocios), Ramón Oliver escribe sobre ‘Empleados de ida y vuelta’, profesionales repescados, con ejemplos de Mahou San Miguel, Apple (Steve Jobs), la SER (Carles Francino) o el Atlético de Madrid (Fernando Torres). Y en Ideas, ‘Volver a los clásicos’ (Homero, Virgilio, Platón), con artículos de Carlos García Gual, Maurizio Bettini y Paul Veyne: “Los clásicos nos enseñan a hacernos preguntas”. Efectivamente, nos entrenan para el pensamiento y la vida.
Interesante, respecto a la política, ‘Por qué existe la disciplina de voto’ (http://economia.elpais.com/economia/2016/10/19/actualidad/1476889488_707933.html) y ‘La desconfianza lastra la relación de PP y Ciudadanos’ (http://politica.elpais.com/politica/2016/10/22/actualidad/1477151965_047953.html).
En ABC Empresa (Gestión y Talento), entrevista de Unai Mezcua a Martin Lindstrom: “Las marcas usarán a tus amigos para lograr que las compres”. Y J. Pagola: “Los jefes, los profesionales menos digitales pese a tener que liderar la transformación”.
También esta mañana, como Zoe no ha podido ir al entrenamiento en la Academia AR10, hemos ido al cine: ‘La chica del tren’. Un thriller psicológico interesante. Me he comprado la novela, que no había leído. Mi amigo Miguel Ángel ha visto, en Santander, ‘El contable’ y me la recomienda encarecidamente. Como diría Martin Lindstrom, es el mejor comercial posible. Mi gratitud por ello.           

sábado, 22 de octubre de 2016

Vive 50, por Neus Arqués


Hoy tocaba libro importante. Me “encontró” ayer en la librería de El Corte Inglés de Alicante, cuando paseaba con una amiga, si bien me había hablado de él una persona a la que quiero especialmente. Se trata de ‘Vive 50’ de Neus Arqués, a quien conocí en los premios Princesa de Girona del año pasado. Había leído de ti, Neus, ‘Tu plan de visibilidad 40+’ y ‘Y tú, ¿qué marca eres?’ Como novelista, Neus Arqués ha pubicado ‘Un hombre de pago’, ‘Una mujer como tú’ y ‘Todo tiene un precio’ (premio Alares).
 Como anoche me acosté a una hora prudencial, he leído ‘Vive 50’ esta mañana desde las 6,15 horas. Con música de Rosana (‘Si tú no estás aquí’, ‘A fuego lento’, ‘Llegaremos a tiempo’ y otras perlas de su repertorio). Gracias, Rosana, por tu alegría y profundidad. Tenemos pendiente una comida con Belinda Washington, nuestra amiga común.
Neus nos regala, para empezar, una cita de Mary Oliver: “Instrucciones para vivir una vida: Presta atención. Sorpréndente. Cuéntalo”.
“Los cincuenta son los nuevos dieciocho. A los dieciocho te conviertes en mayor de edad; a los cincuenta, en mayor. Y como ya eres mayor, puedes hacer lo que quieras”. Neus cumplió 50 y en lugar de una fiesta, tuvo una crisis (como ella misma manifiesta). “Durante este año de tu vida no existe el off-limits”. El 23 de junio cumplió 50 años, tenía prevista una cela de gala para ser “princesa por un día” pero por la crisis no pudo ser (“no pude sacarlo adelante”). Y decidió vivir (y recopilar, para regalárnoslas a los lectores) 50 experiencias desde ese solsticio de verano.
En el primer mes, siete experiencias: asistir a otros cumples, merendar con ella misma, cenar con los vecinos en la calle, ser retratada (inmortalizarse), recorrer el verano de su infancia y duelo de la reina Juana la Loca, que se llama como su hija (Joana); ha aparecido por sorpresa una astróloga (la autora es Cáncer y en su signo entró Júpiter) y ha servido copas como reto.
Después, la Ile de Ré (“estamos justo donde tenemos que estar”), un supuesto amante (“En retrospectiva, el proceso resulta agridulce. Resulta halagador sentir el deseo ajeno, pero es tóxico vincular la propia autoestima a la mirada escrutadora de un hombre”. “Nuestro intercambia sella instantáneamente un mundo silencioso de deseos que no serán. Las sonrisas furtivas indican un reconocimiento tácito. Me alegran por dentro porque me devuelven por un instinto a la mujer que fui.”), una paella, las fiestas de Gràcia (“Your life is now”), un curso de cocina (“Beso mejor que guiso, pero esto va a cambiar”), un nuevo look, el “viaje del héroe” (Joseph Campbell) a Madrid, donde había vivido (“¿Está tu vida escrita o tienes todavía margen para escribirla?”, A los 50, ¿sigues o te paras?). “La esperanza es la hermana pequeña del dolor” (Jean d´Ormesson). La esperanza, de la mano del dolor, evita el extravío.
Viaja a Oslo (72 horas), sufre una cierta tristeza, se empeña en ser escritora (“Confío en que el tiempo nuevo me traerá claridad, que sabré qué camino seguir y que tendré energía para emprenderlo”), disfruta de la amistad (“Cuantas más mayores nos hacemos, más mágicas nos volvemos”), va a un desfile de Isabel Toledo (creadora del vestido lemongrass de Michelle Obama en la primera investidura de su marido), se hace “librera por un día”, se hace un arreglillo estético (“me siento bien porque me veo mejor”), forma parte de un jurado literario, celebra el 80º cumpleaños de su padre, “mata al dragón” (23 de abril, Sant Jordi), conecta con una astronauta rusa y con un travesti, le echan las cartas del tarot en su afán de ser escritora, se trabaja el suelo pélvico (“En la menopausia todo se estropea”), visita la Sagrada Familia (un proyecto de 12 años más), le regalan una orquídea, se reencuentra con sus compañer@s de la Universidad, lee (“si no lo leo, no lo creo”, “Me reconocí y me sentí menos sola en el mundo porque otra persona fue capaz de describir la sensación que experimento. Por eso leo y por eso escribo”), la mirada de un niño le inspira (esto no acaba hasta que acaba) y le pasa el testigo de los 50 a una amiga. “Mujer de 50 años busca mito”,  con valiosas lecciones aprendidas que nos vienen muy bien a tod@s. “Tú decides qué áreas quieres cerrar y/o abrir. Es tu vida”.
A lo largo de este año, de las 50 experiencias vitales, Neus destaca dos canciones: ‘Eternal flame’ de Bangles (www.youtube.com/watch?v=PSoOFn3wQV4, e ‘It’s a wonderful life’ de Black (www.youtube.com/watch?v=uMXz3TQOS_c). Una preciosa banda sonora.      
Un libro muy especial, altamente recomendable. “Confía y Disfruta” es el lema. Te felicito, Neus, por tu coraje, tu valentía en esta “start-up vital” de los 50; y a tu pareja, Steve (“Una de las cualidades que más agradezco a mi marido es su respeto por mis proyectos”). Y a la persona que me lo recomendó, que es puro amor.