Páginas vistas en total

domingo, 12 de febrero de 2017

Utilizar la dieta de colores para la salud y la forma física


Anoche fuimos a ver la obra de teatro ‘El secuestro’, en el Pequeño Gran Vía. Una comedia divertida, con buenos actores y trasfondo social del autor de ‘Burundanga’. 90 minutos de entretenimiento en vivo. Puedes ver el tráiler en www.youtube.com/watch?v=oPEUc-CnpMI
Domingo frío, ventoso, lluvioso, desapacible. Ideal para el descanso, la lectura (prensa, libros), ver series (Einstein) y pelis, además de comer en familia.

He estado leyendo ‘La dieta de los colores’, de Montse Folch. La Dr. Folch es licenciada en medicina y cirugía y máster en nutrición; forma parte del centro médico Teknon (Grupo Quirónsalud) desde hace más de 20 años. Ha publicado el superventas ‘El método de la Dra. Folch’.
Montse Folch nos propone, para la salud y estar en forma, disfrutar de la comida a través de un menú de colores. Rojo para las proteínas (vegetales y animales); verde para los vegetales; amarillo para el azúcar y los carbohidratos; marrón para las grasas. La clave es 3+3+3 (tres alimentos de cada grupo, más consumo libre de vegetales) para las mujeres y 4+4+4 para los hombres.
Necesitamos un “menú verde”, porque la fibra es imprescindible. Fibra soluble en la avena, cebada, semillas y en la pulpa de frutas y vegetales. Fibra insoluble en el salvado de trigo, los frutos secos, legumbres, la piel de la fruta y las semillas de lino, sésamo y girasol. Como sabes, el 70% de la fibra fermenta en el intestino grueso y una parte se elimina a través de la deposición y la orina.
Las siete trampas habituales de cualquier dieta son el chocolate, el helado de yogur y otros postres aparentemente saludables, el “finger food” (una croqueta, canapé o buñuelo), una copa de más, un café de más, las ensaladas condimentadas y las mantequillas/margarinas/embutidos light. Mejor cinco comidas que tres. La Dra. Folch nos anima a comer con música clásica (relajante) y aumentar la actividad física.
Perdemos unos 2’5 litros al día; por tanto, debemos beber 1’5 litros de agua (el resto procede de las frutas y verduras y de los distintos procesos metabólicos del organismo). Las cinco situaciones de riesgo de obesidad son pubertad, embarazo, lactancia, menopausia y edad (el metabolismo se va ralentizando). Montse Folch nos habla de cuatro tipos de cuerpo (Body Types): para (predominan las glándulas paratiroidales o tiroidales), estro (predominan las gónadas), supra (glándulas suprarrenales) y neuro (predomina la hipófisis). La distinta proporción de hormona genera características físicas y de la personalidad.
Los aliados de la belleza y de la juventud son los alimentos ricos en antioxidantes, sean del grupo rojo (yogur, pescado azul, ostras y legumbres), verde (col, coliflor, brécol, coles de Bruselas, ajo, cebolla), amarillo (zanahoria, cítricos, cereales integrales, germen de trigo) o marrón (aceite de oliva virgen, aguacates, nueces). “La juventud está en el interior”.
Diez consejos básicos para cuidar del aparato digestivo a cualquier edad:
1. Comer sólo cuando realmente tengamos apetito.
2. Dejar de comer antes de llegar a tener la sensación de encontrarnos “llenos”.
3. Disfrutar comiendo. Valorar el olor, el color y el sabor de cada alimento.
4. Masticar bien los alimentos (pero bien de verdad).
5. Construir combinaciones alimentarias que nos ayuden a digerir bien (poco calóricos con más energéticos: proteínas, cereales).
6. Consumir sopas y caldos en primavera y otoño, gazpachos y ajoblanco en verano (caldos de verduras todo el año).
7. Compota de manzana (con un poco de limón).
8. Infusiones (orégano, tomillo, poleo, hierbaluisa, manzanilla).
9. Pan y arroz integrales (vitamina B y fibra).
10. Probióticos (yogur, kéfir, chucrut).
Según la autora, si existiera un “elixir de la eterna juventud”, estaría hecho de la enzima protasa, responsable de que la piel sea elástica, radiante, joven. La protasa se encuentra de forma natural en los cereales integrales, la piña y la papaya. Debemos ingerir calcio (lácteos, pescado, legumbres, yema de huevo, frutos secos) y, en la lucha contra los radicales libres, la Coenzima Q10 (pescado azul, casquería, cereales integrales, aceites vegetales), ácido hialurónico (alimentos ricos en almidón como la patata y en carbohidratos y gelatina como la papaya, el mango y el aguacate), colágeno (pescado), aceite de onagra (girasol, uva, lácteos, grasas animales, semillas y frutos secos), Omega-3 (pescado azul, nueces, soja y germen de trigo), Aloe vera, Vitamina C (limón, naranja, kiwi), Vitamina E (germen de trigo, frutos secos), betacaroteno (zanahoria, calabaza), zinc y selenio. La Dra. Folch recomienda encarecidamente el yogur porque aumenta las defensas inmunitarias.
Una guía muy completa y práctica para sentirnos mejor con nuestro cuerpo, rejuvenecidos y más ágiles. Puedes ver cómo Montse Folch habla de la nutrición como ciencia en este vídeo de 4 minutos: www.youtube.com/watch?v=m4VPdub7PiM “Somos lo que comemos”. “Es importante que tengamos energía y buen humor, que sepamos que nos estamos cuidando”. Una buena alimentación se advierte en la piel, en el brillo de los ojos, en la energía del cuerpo.

A modo de “chimenea”, la propuesta musical de hoy,  es de nuevo de mi admirada Rosana, ‘Nadie te ama más que yo’: www.youtube.com/watch?v=8OgEsB46vM8

En el mar más profundo me guardo el sentimiento 

Y si el amor nos ata, lo esparciré en silencio. 

Haré que la ternura te llegue entre las olas 

Y que el rocío del alba jamás te encuentre a solas, 

Que la espuma te arrulle dormido entre mis brazos 

Y ser como la espuma besándote los labios y 


Océanos en calma se harán en noches largas 

Mar cálido, mar bravo, mar nuestro, mar salado 

Mareas en movimiento que en el peor momento 

Nos funda en un abrazo y sea el final del cuento 

Que no hay amor perfecto sin ti, y que así 


No habrá nadie que te quiera más que yo, 

Dentro y fuera de esta tierra, como yo. 

Puede ser que no lo veas, o tal vez que no lo creas.
Bien lo sabe Dios, que en el mundo del amor 

No habrá nadie que te quiera más que yo… 

En el mar más profundo inventaré mil sueños 

Que caigan lentamente, como del mismo cielo, 

En tus ojos cariño cerrados o despiertos. 

Y en medio de los años haré que sean eternos 

Haré de mi un refugio cuando el dolor te duela 

Porque en lo más hermoso también se tienen penas y
Océanos en calma se harán en noches largas... 


No habrá nadie que te quiera más que yo...

No hay comentarios: