Páginas vistas en total

sábado, 19 de agosto de 2017

Educación positiva, Dunkerque y Abracadabra


He estado leyendo la “novela-juego” de Elisa Macías Rivero ‘Educación Positiva. La asignatura pendiente que cambiará el mundo’. Es la historia de Sara, profesora de expresión oral de un instituto, que utiliza el modelo SER-HACER-TENER (la ley del Orden). En sus clases utiliza conceptos como la Imaginación, el Silencio y el Miedo, y emplea el poder de la risoterapia (“la risa nos ayuda a aprender y a desaprender”), técnicas para hablar en público y la fantasía de libros mágicos.
La gaditana Elisa Macías, motivadora de talentos, dedica esta obra a las personas valientes, y en especial a su madre. “¿Qué es real o imaginario? ¿Qué nos impide cumplir nuestros sueños? Cuando en la vida estamos desde nuestros talentos y desde lo que nos apasiona, el miedo se asusta. Se evapora. Momentos para que fluyan los milagros cotidianos.” En un universo abundante, para conseguir nuestros sueños, la cooperación es más fuerte que la competencia: sembrar  y regar para aceptar y recibir (¡¡gracias!!). La autora nos habla del poder de la palabra positiva (acoge su energía para investigar sobre tu Tikún, tu Talento), de las palabras MADRE (Abundancia, Amistad, Amor; Fuerza, Atrevimiento, Apoyo, Libertad, Esperanza, Belleza, Horizonte, Diligencia, Autenticidad, Serenidad, Ilusión, Creatividad, Humanidad, Meta”. Al cuidar nuestro lenguaje, nos cuidamos a nosotr@s mism@s y a quienes queremos. El libro incluye una serie de dinámicas de juego (la última de ellas, ¡Somos TRIUNFADORES!) y un (mini)diccionario de palabras divertidas. Gracias, Elisa, por tu relato y tu espíritu.
Días de cine. Antes de ayer fuimos a ver ‘Dunkerque’, escrita y dirigida por Christopher Nolan, aclamada por la crítica (94/100 en Metascore) y con un 8’4/10 en la base de datos IMDB. Es la historia de la evacuación de las fuerzas británicas y aliadas en la batalla de Francia del 26 de mayo al 4 de junio de 1940. Winston Churchill había asumido el cargo de primer ministro el 10 de mayo. A pesar de que les prometió a los franceses que los británicos les cubrirían, fue al revés. 338.226 soldados escaparon (entre ellos, casi 200.000 ingleses). Unos 40.000 franceses tuvieron que rendirse ante los alemanes. Los nazis entraron en París el 14 de junio. El deán de la Catedral de San Pablo llamó “milagro de Dunkerque” a lo sucedido (2 de junio) y la propaganda británica hizo el resto. Se llama “espíritu de Dunkerque” a la solidaridad del pueblo (las “pequeñas embarcaciones”, barcos de recreo) en tiempos de adversidad.
La verdad es que me ha pasado como a nuestra amiga Esther: no sé si recomendar la película. Técnicamente irreprochable, no es larga (107’), buenos actores (Kenneth Branagh, Mark Rylance, Cillian Murphy, Tom Hardy), música de Hans Zimmer… pero no me parece épica. En general, me ha pasado con todas las cintas de Dolan: la trilogía de ‘El caballero oscuro’, Origen, Interstellar, El truco final…
Ayer fuimos a ver ‘Abracadabra’, de Pablo Berger (Blancanieves), con Maribel Verdú, Antonio de la Torre, José Mota, José María Pou y Quim Gutiérrez. Es la historia de Carmen y Carlos, una pareja del extrarradio de Madrid. Ella es ama de casa; él trabaja en la construcción y es futbolero. En la boda de su sobrino, Pepe, primo de Carmen e hipnotista aficionado, hace una demostración y Carlos se presta como voluntario. A la mañana siguiente, Carlos se convierte en un esposo ejemplar y Carmen y Pepe inician una investigación para saber quién le ha “poseído”. Carmen se siente atraída por su “nuevo” marido.
Para Berger, esta peli está en las antípodas de la anterior. ‘Blancanieves’ era en blanco y negro; ‘Abracadabra’ es en colores chillones. La anterior era muda, la actual es ruidosa. Aquélla era un melodrama gótico; ésta es una comedia hipnótica. Con el mismo equipo técnico y artístico y la misma protagonista, han vuelto para hacer el reverso y, como dicen ellos, “para jugar”. Ésta sí la recomiendo (a mayores sin reparos) como un ejercicio de entretenimiento y de reflexión sobre el machismo y las diferencias socio-culturales.
La banda sonora incluye música de Mike Oldfield (Tubular bells), Camilo Sesto (Algo de mí), el ‘Abracadabra’ de la Steve Miller Band y ‘I’m not in love’ de 10cc: www.youtube.com/watch?v=M1o6f6sqU34

Esta mañana he disfrutado, en Netflix, con la película ‘El guardián invisible’ (2017). Basada en la espléndida novela de Dolores Redondo (la primera de la trilogía del Baztán), es un ejercicio interpretativo de Marta Etura, como la comisaria Amaia Salazar, de Elvira Mínguez (su hermana Flora) y con actores y actrices de reparto de alto nivel: Francesc Orella, Itziar Aizpuru, Pedro Casablanc, Paco Tous, Ramón Barea, Manolo Solo, Colin MacFarlane. Casting de Eva Leyra y Yolanda Serrano, música de Fernando Velázquez. Un relato de la Navarra rural, con su mezcla de mitología vasca, fundamentalismo religioso e intrigas familiares. Costó 5 M € y recaudó el 25% en su primer fin de semana. El thriller de Fernando González Molina (‘Palmeras en la nieve’) es muy recomendable, aunque sea para verlo ahora en plataforma digital.                   

viernes, 18 de agosto de 2017

Talento: la Marca de Paula Echevarría


He seguido durante la mañana el tratamiento informativo sobre los atentados de Barcelona y Cambrils de Susanna Griso y su equipo de Espejo Público. Mi enhorabuena por el rigor y la humanidad del mismo. Susanna ha estado entrevistando al VP de la Generalitat Oriol Junqueras, a la alcaldesa Ada Colau, a testigos, etc. Periodismo muy profesional.
En la revista Tiempo de este mes de agosto, ‘Paula Sociedad Anónima’. La publicación que dirige Jesús Rivasés incluye un artículo de Celia Lorente sobre la actriz, modelo e influencer Paula Echevarría. Un “caso de éxito” que puede enseñarnos mucho.
Según Santiago Molinero, DG de Personality Media, “vemos que Paula ha aguantado mejor el choque en esta separación que David Bustamante, quizás por una mejor presencia en medios, tanto en eventos donde ha dado su opinión como en campañas publicitarias con imagen que se mantienen y ayudan a impactar más positivamente en el consumidor, en lugar de esconderse o enfrentarse a la prensa en sus escasas apariciones, como ha hecho Bustamante”.
¿Resultados? Conocimiento del 85% por parte del público, naturalidad: 5’9, modelo a seguir: 6’0 (apenas ha bajado un 0’1 en el último semestre), llamar la atención: 6’2, elegancia: 7’5, atractivo: 7’9 (la misma valoración que antes de la crisis matrimonial). La variable que más se altera es “confianza” (-0’3, desde 6’6 a 6’3); si bien es su nivel más bajo desde 2005, ha descendido la tercera parte que en su exmarido (que tiene un 97% de conocimiento del público) y está en 5’8.
A las 48 horas de la separación, Paula Echevarría presentó un perfume y captó a medio centenar de periodistas. Se embolsó 40.000 € por asistir a ese evento, el doble que en sus dos perfumes anteriores. Su caché está a la altura de Sara Carbonero.
Gran parte de su éxito se lo debe a su representante, Ana Tenorio, que gestiona su carrera. Con firmas como Tous, Pantene, Samsung, Hawkers o Calzedonia, Paula tiene sendos contratos de seis cifras. Ana forma de su grupo de amigas, Las Pencas, con las que pasa “vacaciones de soltera”; también en esa cuadrilla está Alicia Hernández (de Dolores Promesas, que la suele “vestir”, como en la comunión de su hija), Elena Hernández (ejecutiva de una agencia de comunicación) e Isabel Navarro (esposa del coreógrafo Poty). Paula no gasta en vestuario, porque “la publicación de una sola foto suya con una prenda determinada genera tal demanda en las tiendas que ha obligado a reestructurar la estrategia comercial de algunas marcas”. Tampoco gasta en tratamientos de belleza ni en hoteles de cinco estrellas. Este verano ha estado en el Marbella Club Hotel, en el Meliá Cala Galdana (Menorca) y en el Sancti Petri… promocionando estos establecimientos.
Redes sociales: Paula poseía en abril, cuando su separación, 1’5 M de seguidores en Instagram; en cuatro meses, ha aumentado en 300.000 fans. Un post en su blog o un “consejo de belleza” le reportan unos 10.000-15.000 €. Como protagonista de la serie Velvet, 20.000 € por capítulo (la temporada suelen ser 13). En los 12 años que ha convivido con Bustamante, esta modelo de 1’68 m de altura se ha convertido en una estrella.
Paula Echevarría, que cumplió 40 años el pasado 7 de agosto, tiene 44.000 seguidores en Twitter. Comenzó con series (7 vidas, Compañeros, Al salir de clase), se estrenó en el cine con Garci en ‘Luz de domingo’ (2007) y ‘Sangre de mayo’ (2008), hizo las series ‘El Comisario’ y ‘Gran Reserva’ (2010-2013) y desde hace cuatro años la mencionada ‘Velvet’ (55 episodios).

En la misma revista Tiempo, Álvaro Nieto se pregunta ‘¿Qué es eso de la marca España?’ y cita al diplomático Jorge Dezcallar en su libro de memorias (2015): “la imagen de Francia está asociada a la sofisticación, la de Alemania a la calidad y la de Italia al diseño, nosotros no acabamos de encontrar nuestra idea fuerza”. El periodista reconoce que los atributos que más se asocian a nuestro país son creatividad, innovación y solidaridad. “No está mal, pero en este campo se puede afinar más”. Álvaro sugiere que contemos con Lluis Bassat, autor en la sombra de los Juegos del 92, que ofreció su experiencia a Madrid y fue declinada (así nos fue, en tres ocasiones).
Ya sabes que el Talento es “poner en valor lo que una persona (en este caso Paula Echevarría) sabe, quiere y puede hacer”. Y que la Marca (su marca) es una promesa de valor. Celia Lorente la considera una “versión femenina” del Rey Midas en la España actual. Razón no le falta. Ana Tenorio (www.anatenorio.com) lleva a otr@s 4 actrices y actores (María José del Valle, Sergio Otegui, Rebeca Cobos y Fernando Huesca) con distinta fortuna.

La canción que “pega” hoy es la clásica Fame: www.youtube.com/watch?v=2COKt6DqSaQ “Remember my name”   

jueves, 17 de agosto de 2017

Sócrates, Platón y Aristóteles, nuestro "centro del campo"


Me siento consternado por el salvaje atentado terrorista hoy en Barcelona, en pleno centro de la ciudad condal. No hay palabras para condenar esta masacre cobarde a pacíficos ciudadanos, hombres, mujeres y niños, que estaban paseando en una agradable jornada de verano por las Ramblas y la Plaza de Catalunya. Los asesinos no conseguirán su propósito. Nuestra solidaridad con las familias de las víctimas y con Barcelona en su conjunto.

Hoy he estado ultimando el prólogo a la “ópera prima” de una buena amiga, que presiento que será uno de los mejores libros de la temporada. Mi profundo agradecimiento a la autora por contar conmigo. Y por la tarde a ver ‘Dunkerque’ de Christopher Nolan, entre amigos. Ya te contaré.
Ayer estuve viendo en Movistar+ (no había tenido ocasión de verla en los cines) ‘Passengers’ (2016) con Chris Pratt y Jennifer Lawrence. Una cinta de ciencia ficción impecable, con buenos actores y un guión que anima a reflexionar (somos “pasajeros” en manos del destino). Una historia romántica a lo Adán y Eva bien resuelta. Costó 110 M $ y en EE UU salió “lo comido por lo servido”.

La sorpresa audiovisual de estas vacaciones estivales han sido los documentales ‘Genios del mundo moderno’, 2016 (sobre Marx, Nietzsche y Freud, ya comentado en este blog) y ‘Genios del mundo antiguo’, 2015 (sobre Buda, Sócrates y Confucio), ambos de la historiadora Bettany Hughes con la Open University, en Netflix. Muy brillantes. Resulta fascinante que hace 2.500 años, pensadores en lugares tan lejanos uno de otro como Grecia, China y la India revolucionaran el pensamiento. La Dra. Hughes se pregunta por la relevancia de sus ideas hoy. “Aunque estas ideas se desarrollaran hace 25 siglos, tienen incluso más relevancia ahora. Ellos se enfrentaban a un mundo que se desintgraba, que tenía poca racionalidad y compasión. En nuestro mundo es mucho más grave, porque no sólo tiene problemas el ser humano, los tiene el planeta entero. Está en nuestra mano poder destruir todas las civilizaciones, incluso el mismo planeta. Por eso debe haber un cambio, no sólo un cambio en el sistema político o en el económico, los cuales son muy necesarios, sino un cambio de mentalidad. Recuperar la sabiduría de Sócrates, de Buda y de Confucio no es una cuestión de relevancia, es una cuestión de supervivencia del ser humano”. Los pioneros de la consciencia son más necesarios que nunca, en los inicios del Talentismo, para una vida con significado.    

Se ha comentado mucho en la SuperCopa de España el valor del centro del campo del Real Madrid (Kroos, Modric, Kovacic, Casimiro) y lo que fue el centro del campo del FC Barcelona en su día (Xavi, Iniesta, Busquests), que comentamos la Dra. Leonor Gallardo y un servidor en ‘Los Mosqueteros de Guardiola’. El “centro del campo” de nuestro pensamiento occidental está formado por la tríada Sócrates-Platón-Aristóteles. Tras la muerte del primero, Platón abandonó con disgusto su carrera política y fundó la Academia, a la que asistió Aristóteles durante 20 años. La academia platónica duró 1.000 años y en la actualidad, no lejos de la original, está una conectada con la red mundial de academias. Bettany Hughes nos enseña: “Puede que Sócrates fuera exasperante, pero su tenaz cuestionamiento de que lo significa ser humano todavía guarda eco. Al afirmar que no hay mayor mal que la ignorancia, y que la buena vida está a nuestro alcance, nos desafía a todos a no dejar nunca de reflexionar”. La frase favorita de Sócrates es: “Una vida sin examen no merece ser vivida”. A eso me apunto.

Gracias, Bettany, por una forma de enseñarnos historia y filosofía muy inspiradora. Seguiré tus trabajos. 

miércoles, 16 de agosto de 2017

La Reputación del CEO y su impacto en los resultados de la empresa


He estado leyendo la tesis doctoral de Sandra Sotillo, ‘La gestión profesional de la reputación del CEO como elemento generador de valor para las organizaciones’. La Dra. Sotillo ha sido la DG de la consultora Villafañe & Asociados (que elabora el Merco, de Reputación Corporativa) y la considero la mayor experta de habla hispana en la Reputación del CEO. Por tanto, ha sido un placer en su día dialogar sobre el tema de la tesis (desde mi humilde experiencia de los últimos 30 años, y como CEO de Right Management, la consultora líder mundial en Liderazgo, y Head of Talent de ManpowerGroup) y disfrutar con la lectura de esta tesis, tan profunda (única en su género) como amena.
Los objetivos de su investigación fueron diez:
1. Establecer una definición del concepto “Reputación del CEO”. Después de analizar toda la bibliografía (que era inexistente hace 15 años, y ahora ha crecido considerablemente), Sandra Sotillo la define como “el reconocimiento que los stakeholders hacen de su capacidad para generar valor de manera consistente a lo largo del tiempo en la compañía de la que está al frente, en función de su histórico de comportamiento como persona, profesional y comportamiento corporativo. Al reducir la incertidumbre sobre el comportamiento futuro del ejecutivo, y por ende de la organización que lidera, tiene la capacidad de generar confianza e impactar positivamente en el rendimiento de la organización. Por ello, el CEO tiene la responsabilidad de generar reputación positiva hacia su compañía, actuando y comunicando d emanera alineada con los intereses de ésta”. Me ha gustado especialmente la relación entre la Reputación del CEO y su marca, y con el “CEO Celebrity”, con sus pros y contras.
2. Recoger los estudios e investigaciones sobre el impacto de la Reputación del CEO en los resultados empresariales. Según Weber Shandwick (2015), impacta un 87% en la atracción de inversores, un 83% en la atracción positiva de los medios, un 83% en gestión de las crisis, un 77% en la atracción de talento y un 70% en la fidelización del talento. La reputación del CEO influye en los aspectos financieros y de negocio, en los stakeholders y su toma de decisiones, en la generación de confianza, en el propio CEO… y la influencia negativa de una mala reputación (acabamos de verlo en el caso de Uber con su CEO, Travis Kalanick). El CEO personifica a la compañía, ejemplifica sus valores y permite predecir el comportamiento futuro de la misma. Tener un reconocido Liderazgo puede ser el 40% de la confianza en la empresa (Edelman, 2012-2016). En términos de impacto sobre el propio CEO, su reputación influye en su salario, en su empleabilidad, en su proyección y en su futuro.
3. Identificar los modelos de gestión y evaluación en la literatura empresarial sobre Reputación del CEO. Analizando los distintos modelos, la Dra. Sotillo nos aclara que “la reputación no es sólo cuestión de comunicación”. Es diferente el fundador del CEO contratado, la start-up de la empresa consolidada, la cotizada de la que no cotiza en bolsa, el CEO estable o en sucesión, el tiempo de permanencia, el CEO masculino o femenino. Los modelos, desde la marca del CEO (Persona-Personalidad-Prestigio-Performance, de Festcherin 2015), la comunicación (Nessmann: briefing, análisis, estrategia, táctica, implantación), la Reputación (CEO Capital, de Gainer-Ross), los atributos de Liderazgo (desde Hill & Knowlton a Villafañe) o la cultura corporativa (Ulrich & Smallwood, 2007).
4. Conocer de manera directa la importancia que los propios líderes conceden a su reputación. Sandra ha tratado con 16 CEOs y 17 DirComs de las principales empresas españolas (Garrigues, Mapfre, Repsol, Bankia, Siemens, Vodafone, Novartis, ING, CaixaBank, IKEA, PwC, Barrabés, Google, Privalia, LinkedIn)  
5. Analizar el papel del DirCom (Director de Comunicación) ejerce en la gestión de la Reputación del CEO. Herramientas de posicionamiento, discurso (mensaje), comportamiento y estrategia de reputación. Personalmente, me parece que el mejor “business case” es el de Steve Jobs.
6. Conocer el estado de la gestión profesional de la reputación de los CEOs. De momento, pocas referencias y escasa profesionalización.  
7. Analizar la presencia de los CEOs en el entorno digital. De los CEOs del IBEX, sólo 10 de los 35 tienen cuenta en Twitter y la mitad de ellos (14% del total) ha publicado algún tuit. 8 de los CEOs del IBEX tienen perfil en LinkedIn (2016) y de ellos 2 con más de 500 contactos.
8. Identificar las tendencias y retos de futuro sobre la Reputación de los CEOs. Hay que combinar la humildad/autenticidad con la visibilidad (diálogo con los stakeholders). Para un futuro cercano, evaluación de la Reputación del CEO, indicadores, profesionalización e institucionalización.
9. Identificar las claves reputacionales para los líderes. Además, ha entrevistado a 15 expertos de Liderazgo y Coaching.
10. Definir un modelo de gestión para optimizar la Reputación del CEO en términos de creación de valor para su empresa. Es el CEO-Value que ha creado la Dra. Sotillo.

Una tesis soberbia. Enhorabuena, Sandra, por un análisis enciclopédico y unas conclusiones valiosísimas, y muchas gracias por citarme en los agradecimientos. Estoy seguro que de esta tesis doctoral saldrá un libro que será un éxito en todos los sentidos.

La canción que me ha inspirado esta tesis es ‘Follow the leader’: www.youtube.com/watch?v=Lw8sIuKMcJw