Páginas vistas en total

sábado, 5 de agosto de 2017

Disciplina en el relax. 20 consejos para aprovechar mejor las vacaciones


Ya de vacaciones. Días de descanso en la costa mediterránea, tras la espléndida barbacoa de anoche en Arganda del Rey (gracias, Diana, Pablo, Paula: espléndidos anfitriones) y la divertidísima actuación de los geniales Faemino y Cansado en la sala Galileo Galilei antes de anoche.

Como sabes, la palabra “vacaciones” proviene del latín “vacans” (participio del verbo “vacare”, estar desocupado, vacante, de “vacuus”, vacío). “Vacui dies” eran los días de descanso de las actividades normales; la “vacatio”, la dispensa, la exención. En inglés “holiday” deriva de “halig daeg”, día sagrado, el festival religioso en el siglo XIV.  Hasta principios del siglo XX era frecuente que el médico particular “recetara” las vacaciones de sus pacientes igual que hacía con los medicamentos. L@s coaches estratégicos solemos comentar con nuestr@s pupil@s la necesidad de “disciplinarse en el relax”, como lo hacen laboralmente en el diseño estratégico y la ejecución, para afrontar la siguiente temporada con garantías.
¿Desde cuándo existen las vacaciones pagadas? Desde el 7 de junio de 1936. En Francia, el gobierno del Front Populaire de León Blum aprobó esta conquista social.
En España, las vacaciones por ley son de 30 días naturales, similares a Alemania, Australia, Panamá o Perú, menores que las de Francia (5 semanas) o Austria (6 semanas), mayores que en Hong Kong, Taiwan o Singapur (7 días), Arabia Saudi (15 días), Canadá (2 semanas), Bélgica (20 días) y Holanda (24 días). En Estados Unidos no es obligatorio, si bien lo habitual son 10 días.

¿Es la naturaleza de las vacaciones en el Capitalismo (1517-2012) distinta que en el Talentismo? Creo fervientemente que sí. En la era anterior, dominada por el capital, las vacaciones eran un lujo de la clase media y alta, de desconexión. En la nueva era en la que el talento es más valioso que el capital, las vacaciones deben ser una “plataforma”, un trampolín para nuestro talento, para aprender y ser más empleables, además de descansar.

Tratando de compendiar lo que he leído al respecto, te propongo 20 consejos para aprovechar mejor tus vacaciones:

Gestión del tiempo
1. Despiértate de forma natural. Abandona el despertador. Tal vez te levantes a una hora similar, pero ¿y la sensación de que no es la máquina la que te domina, que estás libre de obligaciones? ¿Y lo bien que sienta estar un poquito más en la cama?
2. Distribuye tu tiempo: Dedica una pequeña parte al correo electrónico o las llamadas… y olvídate durante el resto del día, para disfrutar de la familia y los amigos.
3. Ajusta el reloj corporal. Nos cuesta algo los primeros días, pero merece la alegría.
4. Haz saber a quienes traten de contactar contigo que no estás en la oficina, tanto por email como en el buzón de voz. Reafírmate en tus vacaciones, que son “sagradas”.
5. Prepara “momentos de la verdad” a lo largo de la semana. Las siestas, la playita, el aperitivo, la cenita… Hay que disfrutarlos en el previo (con ilusión), mientras suceden y, por supuesto, recordándolos después (como diría el neurocientífico Fabricio Ballarini, la memoria la compartimos con otras personas).
Gestión económica
6. Permítete algunos extras. Si has podido ahorrar durante el resto del año, puedes darte algunos caprichos gastronómicos o de compras.
7. Explora, estés donde estés. Empápate de vivencias, aunque tus vacaciones sean en un sitio muy conocido para ti. Trata de verlo con nuevos ojos.
8. Alójate de forma diferente. Aunque sea en tu propia casa, transfórmala para vivirla de forma distinta (y si puedes generar cierto orden y hacer limpieza de objetos que realmente no necesitas, mejor que mejor).
Gestión de las relaciones interpersonales
9. Fomenta la amistad. Much@s de nosotr@s no hemos tenido tiempo durante el resto del año de hablar lo suficiente con nuestr@s amig@s. Es el momento de reconducir la situación, porque la amistad es una de las principales fuentes de felicidad.   
10. Sé más asertiv@ y flexible. Trata de equilibrar durante las vacaciones tu asertividad: si eres demasiado empátic@, refuerza tu autoconfianza (elige más y no te dejes llevar); si eres demasiado dominante, eleva tu comprensión ajena (que decidan las personas de tu entorno). Desde la consciencia, promueve el cambio.
11. Haz equipo. Con tu familia y amigos, logra sinergias (un resultado mayor que el que obtendría cada un@ por separado). Déjate sorprender y sal de la zona de comodidad.
12. En compañía, combina las comilonas con el ejercicio físico. No te dejes llevar por la pura actividad deportiva ni por el hedonismo desenfrenado. Trata de equilibrar ambos platillos de la balanza.   
Gestión de la tecnología
13. Aprovecha para familiarizarte con aplicaciones útiles. Pregunta, déjate aconsejar y practica.
14. Dedica tiempo a ver las pelis que te apetezcan. En el cine, en casa, en tu tableta o móvil, estos relatos son “el método del caso del siglo XXI”
15. Hazte algún MOOC. Prográmate algún curso gratituito de los disponibles en la red.
Gestión de tu talento: learnability
16. Combina el placer con el “sentido”. Ya sabes que la Felicidad, siguiendo a Aristóteles (mi coach favorito) es la “experiencia global de placer y significado”. Las vacaciones, este paréntesis estival, ha de ser lúdico, por supuesto, pero también reflexivo. Destina 30’ al día para ti y tus pensamientos, de la reflexión y el descubrimiento a la acción y la generación de nuevos hábitos.
17. Haz que la creatividad fluya. Mueve tu cuerpo (en privado o en público, según los gustos), plantéate preguntas profundas, extrae el ingenio que está dentro de ti.
18. Sé un/a detective. Investiga, toma fotos, provócate a ti mism@ con tesis que has de comprobar. 
19. Alimenta tu curiosidad, con los cinco sentidos. Nuevos platos, nuevos olores, nuevas texturas, nuevas músicas, nuevas visiones. Al menos algo nuevo cada día que puedas percibir.
20. Integra la lectura en tus hábitos vacacionales. Libros, artículos, blogs… leer (de forma sosegada) es imprescindible para tu “aprendibilidad”. Siento que la lectura separa a las personas empleables de quienes se están alejando del mercado laboral.

Mi gratitud a Lea Elaine Green, N. Jamiyla Chisholm, Kaitlyn Pirie, Rachel Selasky y Lisa Young y otr@s expert@s que nos han aportado sugerencias para optimizar nuestras vacaciones.
La canción de hoy, de Maddona: Holiday (1983) www.youtube.com/watch?v=3SIeLnc0ZuQ “Let’s celebrate”.    

No hay comentarios: