Páginas vistas en total

lunes, 4 de diciembre de 2017

Humanismo de Tercera Generación


Fría jornada en Madrid, en esta semana de la Constitución y la Concepción.
De la prensa de ayer comienzo, como en tantas ocasiones, con José Antonio Marina y sus ‘Ideas’: Humanismo de Tercera Generación. El maestro Marina participó la semana pasada en dos debates sobre el FoW (el Futuro del Empleo) y en ambos se repitió la importancia de las Humanidades. Es más:
- Universidades como el MIT y UNC (University of North Carolina) están combinando las humanidades y con los estudios de Ciencias.
- Fundaciones como 4Humanities fomentan las mismas.
- Un estudio con realizado por el equipo de Vivek Wadha en Harvard y Duke con una muestra de 652 CEOs y directores de producto de más de 500 empresas tecnológicas, según el cual el 60% tenía grados en Humanidades (www.washingtonpost.com/national/on-innovations/why-you-should-quit-your-tech-job-and-study-the-humanities/2012/05/16/gIQAvibbUU_story.html?utm_term=.4ef6bd148965).
José Antonio Marina nos recuerda que en el Renacimiento las “letras humanas” se separaron de las “letras divinas” (teología) y que necesitamos un “humanismo de tercera generación”, que estudie la inteligencia humana (es más, el talento como buen uso de la inteligencia) en todas sus manifestaciones, técnicas o artísticas. JAM nos propone su curso de Economía Abierta, que pienso realizar sin duda.
Para uno de los “Domingos Cervantinos” de Cristina y Tania (26 de octubre de 2014), un servidor  escribió sobre el término “Humanismo”. Cité la definición de  la RAE: “1. m. Cultivo o conocimiento de las letras humanas. 2. m. Movimiento renacentista que propugna el retorno a la cultura grecolatina como medio de restaurar los valores humanos. 3. m. Doctrina o actitud vital basada en una concepción integradora de los valores humanos.” Y añadía: “Me gustan las palabras con madre o padre conocidos, que crearon el término con la necesidad de designar algo que les interesaba. Humanismo es una de ellas.
El Humanismo, como sabes, es un movimiento intelectual, filosófico y cultural que surgió en ciertas ciudades italianas en el Quattrocento, el siglo XIV. “Humanitas” significaba filantropía, amor a nuestr@s semejantes, y se simbolizó en un tipo de letra que sustituyó a la gótica. El pensador toscano Coluccio Salutatti (1331-1406) llamó en 1369 “studia humanitatis” a un tipo de estudios más práctico, distinto de los “studia divinitatis” de los escolásticos. Entre los grandes humanistas, Erasmo de Rotterdam, Tomás Moro, Juan Luis Vives y por supuesto Miguel de Cervantes (creo que ‘El Quijote’ es la cima del Humanismo). Es una lástima que el Humanismo fuera arrollado por el Capitalismo, en su versión más salvaje y descarnada. Sin embargo, está siendo superado por el Talentismo, una nueva era en la que el Talento, merced a la tecnología, es más escaso –y valioso- que el Capital, una nueva época en la que triunfan las empresas “Human Age”, las organizaciones humanistas.
Conviene diferenciar el Humanismo, lo Humano, de la Persona y del Talento. Humano proviene de “Humus” en latín, la tierra fértil, que se cultiva, y éste de “Humo”. Ser humano es ser maravillosamente vulnerable (“Polvo eres y en polvo te convertirás”, Génesis 3:19). “Persona” proviene de “máscara” en griego, y por tanto significa nuestro rol social, el papel que jugamos en comunidad. Y “Talento” es “el buen uso de la inteligencia”, la inteligencia triunfante (José Antonio Marina). No son realmente sinónimos, y sin embargo tienden a converger en la mejor versión de nosotr@s mism@s. Las personas (unidades en el colectivo) somos más humanas cuando nos emocionamos, se entregamos y nos implicamos, y por tanto empleamos más y mejor nuestros talentos.
En 2014, la Escuela de Negocios Aliter me ha hecho entrega del premio ‘Líder Humanista’ laureado por el maestro Marina, galardón que en años anteriores han recibido, con mucho más mérito que un servidor, Antonio Garrigues, Laura González-Molero y Carlos Espinosa de los Monteros. Sentirse humanista “marca”, en los hábitos cotidianos. Porque, como decía el filósofo romano, “nada humano me es ajeno”.
Creo en el Humanismo de tercera generación (en el Talentismo, tras el Renacimiento y la Ilustración), en la Economía como Ciencia Social y en que, más alla del Big Data, la Inteligencia Artificial y el IoT (Internet de las Cosas), l@s humanistas son capaces de dotar de significado a los procesos vitales y extraer la síntesis de la abundancia de información. “Una empresa es un mosaico de equilibrios que se mueve entre los derechos y las obligaciones. El respeto a las personas y a su dignidad es la base y esa base tiene que estar en equilibrio con otra realidad: el compromiso de los profesionales competentes”, José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, en diálogo con el filósofo Javier Gomá, Deusto Business School Y añadió: “«Creo que para conseguir ese equilibrio entre el respeto a la dignidad y la profesionalidad, las organizaciones tienen que ser radicalmente meritocráticas. En una sociedad en permanente cambio como la nuestra, eres mucho más dependiente de tus colaboradores. Por eso tenemos que valorar mucho su opinión y generar un ambiente en el cual aflore la crítica. Hay que hacer a las personas corresponsables de los proyectos porque si no esos proyectos se deslizan por la mediocridad. Y la mediocridad es ese tobogán que te lleva al fracaso”. Frente a la “chapuza creadora” (Javier Gomá), el poder de la educación.
Precisamente Helena Herrero, presidenta de HP y de la Fundación I+E Innovación escribía sobre ‘La educación que se necesita en España’. Al STEM (en inglés, Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), Helena añadía las Artes: STEAM. Casi las mitad de nuestros estudiantes cursarán carreras de ciencias sociales y jurídicas; un 17%, ingeniería o arquitectura. La mejora de la calidad de la enseñanza en ciencias y matemáticas es un aspecto crítico (estudio IESE I+D Innovación). “Un pacto educativo centrado en cuestiones ideológicas no nos ayudará a prosperar ni como personas ni como país”.
El suplemento Mercados se refería al papel de la mujer: ‘Economía es un sustantivo femenino’. Las compañías con liderazgo femenino ganan más en bolsa, un sistema paritario elevaría el PIB global un 265… y sin embargo la igualdad de genero ha retrocedido este año a niveles de 2008. 92 consejeras en el IBEX 35 (una más que en 2016). María Dolores Dancausa (Bankinter), Ana María Llopis (DIA) y Ana Patricia Botín (Santander) son las tres “reinas magas” del IBEX.
Entrevista a Marta Ríos, nueva DG de Adidas Iberia: “hay una labor pendiente de educación en la sociedad, que dé a las mujeres la confianza necesaria para apostar por su vida profesional, además de la personal”. Noelia Marín escribía sobre ‘Las Marie Curie de la Economía’: Rosa Luxemburgo, Elinor Ostrom, Janet Yelsen o Christine Lagarde. ‘La mujer, motor de desarrollo económico’ (Ana Belén Ramos): 54% de mujeres emprendedoras en el ámbito rural, un 60% más de valor en la empresas cuando uno de los fundadores es una mujer. ‘La maldición del empleo femenino’ (Isabel Munera): las mujeres ganan un 14’9% menos que los varones. Entrevista a Raúl Grijalba, Regional Managing Director de la Región Meditarránea de ManpowerGroup: “La Dirección debe liderar el cambio”. “La flexibilidad debe ir de la mano de la seguridad”.  ‘El feminismo militante no hace marca’ (Raquel Villaécija). Dior es de las pocas enseñas que ha hecho campaña de este movimiento.
En El País, Ramón Oliver trataba ‘Los peligros de encasillarse en el trabajo’ con opiniones de Fernando Botella (“Las personas nos aburrimos si hacemos siempre lo mismo durante mucho tiempo. Sentimos la necesidad de ampliar el espectro de actuación, de salirnos del territorio”), Carlos Recarte (“los perfiles tienden más hacia la especialización y la cualificación”), Andrés Pérez Ortega (“A medida que alcanzas cierto prestigio puedes tocar otros campos porque ya has generado suficiente confianza y crédito profesional para poder permitírtelo”) y Susana Roselló, de Montaner & Asociados (mostrar habilidades ocultas).
Frente a encasillar(se), enriquecer(se), el empleo y la persona. A través de líderes-coaches y de conversaciones de carrera. Las personas que se encasillan deprecian su talento, a marchas aceleradas.
Finalmente, Moisé Naím reflexionaba sobre las diásporas (“dispersión”, en griego) tóxicas y salvadoras. Las de Sri Lanka (1983-2009) entre los Tigres de la Liberación de la Tierra Tamil y el gobierno; las de los Balcanes, Irlanda del Norte, el cuerno de África. “La posibilidad de hacer política a distancia y sin ensuciarse las manos hace que las diásporas se puedan permitir lujos que no tienen quienes se enfrentan a un gobierno autocrático en el terreno”. En EE UU hay exiliados cubanos y lobby pro Israel. Más de 250 M de personas viven en otro país que no es el de su origen, y envían 440.000 M $ anuales, tres veces más que lo que destinan los países ricos a los en vías de desarrollo. En 25 países las remesas representan más del 10% de su economía, y para millones de personas (de India a Colombia, de China a México) su única fuente de sustento.
Humano de Tercera Generación en un mundo híperVUCA. La canción de hoy, de Michael Jackson, ‘Another part of me’ www.youtube.com/watch?v=8vwHQNQ88cM “Can’t you see? You’re just another part of me”.      

No hay comentarios: